Después del Rave (Cuento)

323 (1)

Después del Rave
Por: Darío Valle Risoto

Un montón de pibas se arremolinaron alrededor del tipo no bien bajó de su pedestal, allí casi en el medio de la pista de baile donde supuestamente desplegaba toda su sapiencia en eso de ser “D-Jay”. Cuando se acerco y lo vio más detenidamente se convenció de que realmente el tal “Corb X” era otro imbécil.

Cristina llegó con dos destornilladores, arrimó uno de los vasos largos a su cara y le preguntó si le eran tan interesantes ese tipo de eventos, le volvió a decir por milésima vez que lo habían contratado para sacar las fotos por lo que su opinión era un todo innecesario.
__ Tú cara de asco al mirar al tipo es elocuente.
__MI estómago siempre se adelanta a mi educación, lo lamento, ese tipo de… personas me producen cólicos.

El tipo era un negro alto de Nueva York, o al menos eso creía la gente, tenía enormes y frondosos dread locks, lentes de colores y la barba teñida de violeta. De la ropa mejor ni hablar.
__ ¿Sacaste buenas tomas?
__ Si como dos mil fotos, mañana voy a tener un día muy complicado eligiendo las mejores porque el lunes de mañana quieren treinta fotos para recordar este evento de mierda.
__ ¿No te gusta la música electrónica?
__ Me gusta, de verdad que si, no te rías querida, es que prefiero escucharla tirado en el sofá con mis auriculares y no evitando pisar a gente caída por exceso de drogas en un galpón infame iluminado como si fuera una película de Batman de los sesenta.

Una muchacha sacó un pecho fuera de su remera para que el tipo se lo firme, seguro que iba a tener que elegir con cuales y cuantas se iba a la cama, los chicos también estaba seguro, muchos de ellos querían dormir con esa especie de mandril electrónico.
Horacio llegó con su impecable traje negro y con malas noticias.
__ Quiere conocerte Daniel, le dijimos que Daniel Korn estaba sacando las fotos del evento y dice que te admira.
__ Estoy cansado.
__ ¡No me hagas esto!, Nos costó 14 mil dólares traernos a esta estrella y no podemos dejarlo así nomás con uno de tus desaires.
__ De “mis” desaires, explícate por favor.
El rostro afeminado de Horacio cambió de pálido a verde pero bien pudo ser la luz ambiente que aunque el evento había terminado hacía de las suyas.

Daniel era un convencido de que siempre juzgaba mal a la gente y por lo tanto no iba a ser la primera vez en que al conocer a alguna persona cambiara su imagen de esta para algo mejor, desafortunadamente el tal DJ Corb era un verdadero imbecil.
__ ¡Tus fotos son alucinantes men! ¿Cómo le haces?
__ Miro por el objetivo y apreto el botoncito, lo demás es suerte.
__ ¿Quieres que te firme una fotografía?, quedan algunas en mi limo.
__ No te preocupes, creo que esas chicas están a punto de volver a gritarte para llamar tu atención, ve con ellas antes que las recojan sus padres.

Media hora después su bolso de fotografía descansaba a su costado en un bar de la calle dieciocho de julio, Cristina se tomaba la cabeza con ambas manos.
__ Las azules no estaban mal hasta que tomé de las Pinuts, esas me derribaron el cerebro.
__ Suponiendo que aún lo tengas.
__ No te hagas el vivo.
__ El éxtasis es una mierda, deberías escuchar a tu pastor.
__ Ahora me vas a aconsejar que no me drogue…ya no te aguanto.
__ Por mi haz lo que quieras, sos una mujer grande, adulta, casi vieja, así que estás en pleno derecho de destruirte como te plazca, solamente me jode cuando venís de bajón y lloras y me volves a decir lo que siempre me decís.

El mozo trajo dos cocacolas heladas, un limón y hielo, era elocuente que esta pareja había pasado una noche pesada.
__ ¿Queres que vaya a tu casa?
__ Tengo que seleccionar las fotos, si me dejas trabajar vení, si te vas a poner cachonda mejor yo paso de noche a eso de las nueve.
Cristina sacó un espejito de su cartera y comenzó a inspeccionar sus arrugas en torno a sus ojos azules.
Guardó el espejo, puso la cabeza entre sus brazos sobre la mesa y comenzó a llorar. Daniel le acarició el cabello corto y negro, tenía una mancha violeta de tinta en el cuello, seguro de algún roce durante la noche.
__ ¿Y ahora?
__ Tengo treinta y cuatro años, treinta y cuatro. ¿Te imaginas?
__ Puedo imaginármelo, ¿A dónde vamos con esto?

Ella comenzó a hablar desde el refugio de su cabeza entre los brazos, le dijo que lo quería y otras cosas, algunos en el bar comenzaron a mirar a la pareja, Daniel exprimió limón en la coca de la chica y con el dedo índice hizo que levantara la cara para beber, el maquillaje se le había corrido.
__ Ya se de sobra que me querés y hasta podría asegurar que es amor lo que sentís por mi, pero eso no resuelve nada.
__ Claro que te amo pelotudo.
__ Y yo te quiero mucho también, aunque eso de te amo me suena medio marica, pero si te hace sentir mejor yo te amo, aunque ambos sabemos que los dos somos gente que mejor dejarla sola o al menos no acompañada mucho tiempo.
__ Pero si nos conocemos hace como diez años.
__ Salimos, nos acostamos, somos de buena química, pero vuelvo a decirte lo mismo de siempre Cristina, yo no te convengo al menos no por mucho tiempo.
__ Y pensar que DJ Corb me invitó a su hotel esta noche.
__ ¿Ese negro ridículo?
__ ¿Ahora sos racista?
__ Solamente en lo estético y quizás también con cierto toque surrealista, creo que el racismo es necesario al menos para no soportar estos avivados que se nutren del pensamiento tolerante para ganar fama.
__ ¿Te parece?
__ Es un idiota, pasó dos horas pinchando mierdas, haciendo ruidos raros con ese vinilo de porquería y todos lo llaman “genio”.
__ Y cobró catorce mil dólares.
__ No me sorprende nada, si yo por las fotos cobrara poco no me contrataban tampoco, todo esto que nos rodea es una sarta de artificios, pura basura. ¿Sabes que me gusta de vos Cristina?, Por sobre todas las cosas.
__ Soy toda oídos.
___Que sos una mina del Cerro, puro barrio y te importa un carajo que se note.

En ese momento Cristina pensó en que era lo más lindo que Daniel le había dicho nunca.

FIN

Anuncios

2 thoughts on “Después del Rave (Cuento)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s