Entes Indiferentes.

amor-y-celulares

Entes indiferentes
Por Darío valle Risoto

Escapamos de una rutina ansiosa
Aburridos de un fantasma cotidiano
Que acecha entre la bruma acuosa
De nuestro temores ciudadanos.

Navegamos por el mar del odio
Entre tantos hombres dolientes
Y sembrando semillas anónimas
Nos volvemos entes indiferentes.

Endurecidos entre abandonados
Los sin tierra, los sin hogar
Estamos por suerte diferenciados
Por una cama caliente
Por algo que no va a perdurar.

Y copiamos frente a la pantalla
El disfrute plastificado
Fabricando una vida falsa
De dolores desencontrados.

Pobre humor de los mal nacidos
Pobre consigna de los superados
Un diploma en la pared
Se destruye entre las manos.

Un whisky con hielo, una mujer
Una oficina, una secretaria
Una reunión de mercadotecnia
Y un desolado regreso a casa.

En un Auto caro entre las calles
Sorteando basura y vagabundos
Escuchando a todo volumen
Música ridícula y absurda.

Entes indiferentes tecnificados
Ojos de pantallas biselados
Ídolos de aplicaciones solitarias
Contraseñas para acceder…
Al campo santo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s