Recorriendo la Feria de Tristán Narvaja

20170430_104834

Feria de Tristán Narvaja
Por: Darío Valle Risoto
Domingo 30 abril 2017

Nunca olvidaré que una de las cosas más lindas que me sucedía en mi infancia era ir con mis padres a recorrer esta feria dominical que desde nuestra principal avenida 18 de Julio recorre toda la calle Tristán Narvaja y a su vez se ramifica en puestos hacia las calles que la cortan en varios tramos.

Desde las plantas, perritos y artículos de acuario que venden en su inicio hasta su final donde encontramos grandes puestos de ventas de discos compactos podemos prácticamente hallar desde locales de antigüedades hasta de todo un poco como viejas revistas, enciclopedias, publicaciones y por sobre todo mucha oferta de libros. Indudablemente esto será aromatizado por los puestos de chorizos, tortas fritas y últimamente vemos hasta brochetas asadas y comida oriental, cosa que antes no existía porque la feria ha ido evolucionando a través de los años sin perder ese aire tradicional Montevideano con los tambores, el sonido de los tangos de alguna vieja fonola o algunos guitarristas que piden propina.

Los puestos de “fumetas” con artículos para consumidores de la planta loca (Mariguana) se han multiplicado quizás por la reciente ley que aporta aún más libertad para aquellos que disfrutan del “Humito”, hay de todo, no pueden faltar tampoco los eternos sermones de un evangélico a la altura de la calle Uruguay que sigue intentando traer a los fieles hacia la cosa cristiana pero con muy poca suerte porque debe ser el puesto menos tomado en cuenta por la gente… ni dios lo ayuda. Argentinos, Brasileños, yanquis y alemanes se pueden descubrir caminando junto al nutrido público, alguno también pasa comentando en francés, los turistas encuentran en la variopinta oferta artículos para sus recuerdos y quizás hasta aquellos discos de vinilo de sus propios artistas y que vinieron a parar a estas latitudes.

Este domingo la recorrí solo como desde hace mucho tiempo, encuentro siempre a Andrés vendiendo sus libros en su esquina y a algún conocido de esos de los que uno no sabe el nombre pero saluda, también compré algunas series en dvd, películas originales a muy bajo precio, dos libritos de cuentos japoneses a solo veinte pesos cada uno y desde luego que me comí un fabuloso chorizan con lechuga, tomate y morrones.

La feria sigue allí y es una visita obligada para aquellos que vienen por primera vez a la ciudad de Montevideo, por suerte conserva esa especie de magia donde se conjuga lo ciudadano con la mejor cultura de la tierra: la literatura, la música y el cine se dan cita en la feria Tristán Narvaja.

20170430_10470020170430_10502620170430_10502020170430_10521520170430_10581520170430_11023820170430_10495420170430_10591820170430_10481020170430_10573020170430_105442

Anuncios

2 thoughts on “Recorriendo la Feria de Tristán Narvaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s