Matar a un Ruiseñor

matar_a_un_ruisenor_12450

Matar a un Ruiseñor
Por: Darío Valle Risoto

Esta película es de esas que dignifican y por mucho el cine de Hollywood contra aquello de que es un cine de cadena de producción pensado solamente para venderse masivamente y por sobre todas las cosas difundir el concepto cultural de la american way of life. De esto último por cierto que si lo tiene pero expresado de forma por demás soberbia y cuidadosa además de absolutamente realista.

Inspirada en una novela de Harper Lee a solo un año después de su edición, la historia se centra en Aticus un abogado penalista padre viudo de dos hijos: una niña de seis quién será nuestra narradora y su hermano de diez años, todo sucede en un pequeño pueblo usamericano durante la época de la depresión y con una mentalidad de aquellas que lamentablemente aún persisten en tanto los habitantes del lugar de raza negra son considerados seres de segunda clase o menos aún.

Aquí me tengo que detener especialmente en los niños que ofician como ojos y oídos del espectador pero limpios de prejuicios y ávidos de conocimientos, frente a una historia que se desglosa a partir de la acusación de ataque y violación de una joven campesina a manos de un hombre de raza negra. Y si bien el juicio es parte central de la historia iremos viendo que Aticus su padre y defensor será por cierto una especie de guía moral e incólume de aquello que hace a los hombres de bien y que en estos tiempos nos resulta escasa y lamentablemente inverosímil.

Mientras Aticus crece como ser humano la película se va oscureciendo y solamente la aparición de un personaje final hasta los últimos momentos en las sombras nos ofrece una suerte de esperanza porque aún en el pantano más terrible crece una flor de loto o tal vez se escuche cantar a un ruiseñor.

Las actuaciones de los niños no tiene casi parangón en el cine, de verdad que están a las grandes alturas de un Gregory Peck que aquí demostró una vez más que actor que era y lo siguió siendo, pero creo que “Matar a un Ruiseñor” bien puede ser considerada su película estrella por aquello de que leyó el guión y aceptó el rol cuando otros actores de la valía de un James Stewart no quisieron arriesgarse con un personaje tan: “liberal” para aquellos tiempos y me lamento que para estos parece que también.

No pueden perderse esta joya absoluta del cine que desde luego recomiendo absolutamente y les obligo a verla, me lo van a agradecer.

matar-un-ruisenor-to-kill-mockingbirdmatar_a_un_ruisenor-1matar_a_un_ruisenor-2matar_a_un_ruisenor-3matar_a_un_ruisenor-5matar_a_un_ruisenor-6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s