Misión Imposible: La serie

mission-impossible-cast

Misión Imposible
Por: Wikipedia

Misión: Imposible (Mission: Impossible, en inglés) fue una serie de televisión estadounidense, emitida por la cadena CBS entre los años 1966 y 1973.

En plena Guerra Fría surgieron infinidad de películas y seriales de espionaje, en parte inspirados por el fenómeno fílmico James Bond, agente 007, y por otro lado, como una expresión social frente a la amenaza atómica de las dos superpotencias (Estados Unidos y la URSS) en constante carrera armamentista.

Innovaciones
Los grandes méritos de la serie fueron varios:
1 – Rotación de los actores.
2 – Comienzo y fin de la historia en cada capítulo o a lo sumo 2 capítulos, manteniendo un hilo común.
3 – El uso de tecnología, así como máscaras y otros elementos que hacían atractiva la serie.
4 – La música de Lalo Schifrin, la cual es usada en distintos tonos a lo largo de cada capítulo y dependiendo de la situación.missionimpossible-tvshow-1

Visión general de la serie
La serie en sí fue desarrollada en plena guerra fría. En dichos años eran muy comunes las películas y seriales de agentes secretos.

Contexto general de las misiones
La serie comienza con el Sr. Briggs (Steven Hill temporada 1) y Jim Phelps (Peter Graves temporada 2 en adelante), dirigiéndose a un lugar donde escucha una cinta, o disco, y ve fotos de la misión a realizar. Luego de escuchada la cinta o disco, en la cual el gobierno se desentiende de la misión encomendada, la misma se autodestruye. Luego en una habitación toma una carpeta negra identificada como IMF (Impossible Mission Force) y selecciona a las personas con las cuales realizará la misión. En general la mayoría de las veces y habiendo visto la misma, uno ya identifica a quiénes va a seleccionar. A partir de allí se realiza una reunión de coordinación para la misión. Cada personaje ocupa un puesto determinado : en este caso por ejemplo, en la segunda temporada Peter Graves (el jefe), Greg Morris (el técnico), Martín Landau (el actor), junto a Barbara Bain (la mujer), Peter Lupus (trabajos que involucren fuerza). Dicho formato de presentación con el tiempo se cambia a una introducción del capítulo, y a continuación la recepción de la cinta, en la que se le indica al Sr. Phelps la tarea a realizar. En algún caso excepcional Jim Phelps o alguno de sus colaboradores es capturado por un grupo radical y no se cumple la secuencia de escucha de grabación, selección, etc. A lo largo de los años la cinta fue cambiando por distintos objetos, también se usaron discos en la segunda temporada por ejemplo. También los actores y medios tecnológicos fueron variando; así el lugar de Martin Landau lo ocupó Leonard Nimoy.missionimpossible-tvshow-2

Atractivos
Como otras de las importantes obras occidentales realizadas en la Guerra Fría (el ya citado James Bond, las series británicas Los Vengadores, El prisionero, Cita con la muerte etc.) un aspecto destacadísimo y muy atractivo era el del know how o conocimiento y tecnología de punta, a esto se sumaba cierto glamour (la belleza de Barbara Bain por ejemplo), un glamour femenino que dejaba de ser pasivo y llegaba hasta a ser agresivo; así como el uso de una estética (en vestidos, decorados, muebles, automóviles) sesentistas que resultaban futuristas para su época. Completaban todo este atractivo dos ingredientes: un introito vertiginoso y tenso con la música de Lalo Schifrin (acompañada visualmente por el dibujo animado de una mecha que se iba consumiendo sobreimpresa a los títulos), la casi ritual aparición del jefe (Mr. Briggs) del grupo cuando iba a recibir – en un lugar casi siempre al aire libre y a plena luz del día, pero alejado del resto de la gente – las instrucciones en un minigrabador que se “autodestruía” a los pocos segundos de dar las órdenes, y – como el título de la serie lo señala – la tensión del trabajo al parecer imposible de realizar (que siempre concluía exitosamente).missionimpossible-tvshow

Personajes, actores e invitados
Tema musical
Música por Lalo Schifrin

Elenco estable en orden alfabético :
Barbara Anderson como Mimi Davis (temporada 7)
Barbara Bain como Cinnamon Carter (temporadas 1 – 3)
Sam Elliott como Dr. Doug Robert a.k.a. Lang (temporada 5 y un episodio de temporada 6)
Lynda Day George como Lisa Casey (temporada 6 – 7)
Peter Graves como Jefe de Equipo, Jim Phelps (temporadas 2 – 7)
Steven Hill como Jefe de Equipo, Dan Briggs (temporada 1)
Bob Johnson como la voz de los mensajes de la secretaria (voz solamente, no aparecía en los créditos)
Martin Landau como Rollin Hand (temporadas 1 – 3 ; Landau fue considerado como estrella invitada durante la primera temporada)
Peter Lupus como Willy Armitage (temporada 1 – 7)
Greg Morris como Barney Collier (temporada 1 – 7)
Leonard Nimoy como El Gran Paris (temporadas 4 – 5)
Lesley Ann Warren como Dana Lambert (temporada 5)

Nota: El elenco cambió considerablemente durante la programación de las siete temporadas. Los personajes listados no aparecían necesariamente al mismo tiempo y en todos los episodios, esto dependía en ciertas oportunidades del contenido de la misión. En la temporada 4 los personajes femeninos fueron representados por diferentes actrices. Lee Meriwether fue una de las actrices notables, quien participó en seis episodios. El personaje de Lisa Casey no ostentaba su primer nombre en pantalla, hasta que fue utilizado en un episodio de la segunda época de la serie en 1980.

jane-mision_imposible_serietvMisíon imposible: 20 años después

Las memorias del gato tuerto (Fragmento)

fb_img_1484686125971

Las memorias del Gato Tuerto

Por: Darío Valle Risoto

Comparto con ustedes una pequeña parte, apenas un vistazo de la novela que ya hace un tiempo estoy escribiendo, la del título  y que me tiene bastante frustrado porque no encuentro casi tiempo para concluirla aunque en mi mente haya adelantado bastante, espero que les guste aunque los otros protagonistas no estén presentes en esta parte.

(…) Una gota esquiva, casi escondida y tal vez rescatada de un pasado fortuito recorrió toda la nervadura de la hoja y calló sobre el caracol que estremeció sus cuernos y continuó reptando sobre la agrietada baldosa mientras era observado por un enorme ojo amarillo.

Había olor a lluvia en la atmósfera, la humedad lo cubría todo como un manto de fríos recuerdos en un mundo demasiado ajeno para los habitantes del jardín. Sin embargo el gato tuerto había irrumpido pertinazmente buscando solazarse con una caza afortunada o probablemente impelido por la tradicional curiosidad felina. Un gorrión picoteaba piedrecillas bajo la lupa insidiosa de ese único ojo vivo, del otro lado el hueco oscuro y vacío de la cuenca no podía mirarlo pero parecía atento en su negrura profunda y muerta.

La casa no era muy grande pero tenía a su alrededor amplios jardines habitados por gran variedad de arbustos sabiamente dispuestos dentro de sectores rodeados de pequeños muros de piedras blancas, las baldosas del patio eran azules grisáceas traídas especialmente desde Italia por sus dueños la familia Hayazawi. La casa tenía ventanas blancas con postigos que dado el calor reinante luego del aguacero aparecían abiertas, una anciana enjuta y encorvada salió soportando gran parte de su liviano peso sobre un bastón torneado.

Había olor a vida en el aire, un colibrí libaba el néctar de las flores junto a la pared enorme que separaba la finca de la de la familia Nogales. Los Hayazawi eran una familia llegada desde Okinawa después de la gran guerra, la anciana era hermosamente arrugada y pequeña como un viejo papiro que proviene de las lejanas bóvedas de antiguas pirámides.

El gato la observó caminando lentamente por el camino central y se acercó con la tradicional renuencia de los felinos a los que es casi imposible tomar desprevenidos. Su ronroneo pudo ser ensordecedor cuando la vieja mujer se agachó a acariciarlo.

__ Hola Kokoro. ¿Cómo has estado?
El gato tuerto golpeo amigablemente la cabeza contra la pierna derecha de la mujer que buscó unas galletitas en el bolsillo de su blusa y se las alcanzó. Los gorriones se subieron al bebedero un poco más tranquilos porque el felino ya no los tenía en la mira y el colibrí se hundió entre las sombras verdes y negras del frondoso árbol de paraíso.
La mujer les agradeció a sus ancestros la sublime posibilidad de continuar viviendo con ochenta y nueve años solo para estar rodeada de esos jardines casi irreales que a pesar de la humedad que comenzaba a sentir en sus huesos eran como el refugio de un mundo absolutamente diverso pero no exento de tristezas.

__ Hacía tiempo que no venías por casa Kokoro, ¿Encontraste nuevos amigos?
El ojo amarillo y único del gato se detuvo en la anciana y por un preciso instante ella creyó notar la imagen de un breve cuento sobre una muchacha de cabellos rubios tan sola como todos los que en esta tierra suelen quedarse apartados de la marea avasallante de las muchedumbres.

La anciana se sentó en una de las reposeras que estaba seca y lanzó un suspiro de satisfacción, el gato inmediatamente trepó a su regazo, pequeño regazo cansado de una mujer que bien podría escribir una larga novela donde habría desde una bomba atómica a un breve romance con un teniente norteamericano, luego el viaje a América y el destino incierto de ser inmigrantes lejos de casa.

Había algo mágico en Kokoro, ese nombre era el que la anciana le había dado pero bien que para otros podría llamarse solamente “El gato tuerto” o Tomás o quizás hasta nombres un poco más rebuscados como Aristóteles, ¿quién lo podría saber?

La mañana en el jardín fue transcurriendo más lenta que en el resto del mundo porque el tiempo suele también tomarse descansos en lugares donde hay tiempo para permanecer en silencio disfrutando de la vida. La anciana entrecerró sus ojos pequeños y el gato ya se había dormido en su falda.(…)

El Contador

contador-1

El Contador
Por: Darío Valle Risoto

Si pusiéramos en una licuadora las películas: Batman, Rain man y alguna de la saga de Bourne tendríamos: El contador. Una película absolutamente inverosímil lo que no es bueno ni malo para el cine si esto esta bien narrado por mas que en algunos momentos resulte difícil tragarse que un niño autista termine siendo cuando adulto una especie de super heroe pero igualmente cumple.

No pude desprenderme de la idea de que estaba viendo una aventura de Bruce Wayne, sobretodo porque hay muchísimas similitudes con Batman y además de Ben Affleck como protagonista absoluto tenemos al gran actor que interpretara al inspector Gordon: JK Simons como un agente del gobierno, nada menos.

De todas formas y a todo esto es una buena historia inverosímil pero buena, hay algunas cosas ya previstas de antemano sobre todo de quién se tratará el otro asesino que pretende atrapar al contador en cuestión y otras previsiones más, aún con esto esta bien narrada y por sobre todas las cosas mantiene un buen ritmo de acción y drama durante toda la historia.

Recomendable para una tarde de sábado de esas en que no sabemos que ver para pasar el tiempo.

contador-2contador-3contador-4

La Patrulla Perdida

the_lost_patrol-636264814-large

La patrulla perdida
Por: Darío Valle Risoto

Esta película bélica del año 1934 dirigida nada menos que por John Ford es una perfecta muestra de que aún con bajos recursos se puede hacer buen cine de entretenimiento y aún más: con escenas que nos dejarán pensando.

Con el protagonismo de Victor McLaglen y con Boris Karloff haciendo un papel un tanto diferente a los que acostumbraba, la historia trata de una patrulla de once hombres que cruzando el desierto africano pierden a su oficial que era el único que conocía el destino de su misión y por lo tanto se encuentran perdidos y casi sin agua hasta que encuentran un oasis abandonado.

Aquí la película se torna intensa debido a que deben tratar de sobrevivir asediados por unos árabes que solamente se llegarán a ver hacia el final, diversas situaciones los ponen al borde y hay diálogos imperdibles como aquel del personaje de Karloff un fanático cristiano que pretendiendo “salvar” a uno de los soldados discuten sobre lo que es para este la salvación dándose algo sin desperdicio.

Recordemos el año en que fue hecha la película en tiempos donde había otros valores e incluso se da cierto diálogo en donde se habla del color de algunas nativas que se van “haciendo blancas” a medida que pasa el tiempo para los ojos de estos conquistadores ingleses.

Una buena película que realmente hace dudar de si el cine de hoy podrá al meno acercarse a trabajos de este estilo, probablemente jamás se vuelvan a repetir aquellas condiciones, para bien y para mal.

patrulla-perdidapattuglia_sperduta_victor_mclaglen_john_ford_004_jpg_kemppatrulla_perdida01