El patio de Morel

puerta

El patio de Morel
Por: Darío Valle Risoto

Se alargaban las sombras sobre el patio
Como gigantes perezosos que el sol
Obligaba sobre el empedrado a recorrer
Su camino de regreso a la noche cansada.

Encontré aquel pedazo de vidrio
Y jugué a mirar a su travez el mundo
Mientras los caracoles hacían su trabajo
Y tampoco pude olvidar el sendero
Que recorrían las nerviosas hormigas
Llevándole hojas y palitos a su reina.

Quise ser niño para siempre pero no pude
Una enorme angustia me embargó y sentía
En que pronto me quedaría sin padres
Ni primos, ni novias ni amigos
Y caminaría solo por un mundo extraño
Como esos insectos que veía con mi vidrio.

Sollocé por la escuela que jamás pisaría
Por las aulas vacías sin mí ni los demás
Por el barrio que habrá de desaparecer
Inundado de sombras pero no de gigantes
Sino de seres pequeños en su grandeza
Y viles en su afán de conquistar la tarde.

Quise permanecer en el patio eternamente
Detener el tiempo, parar el mundo
Y como en la invención de Morel
Poder reclamar para siempre aquel instante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s