El transporte colectivo de Montevideo

15873451_1265128023555196_8529208790086408930_n

El Transporte colectivo en Montevideo
Por: Darío Valle Risoto

Más de veinte años de intendencia de un mismo partido (O coalición) no han podido solucionar definitivamente el tema del transporte Montevideano más bien es cierto que algunas cosas han mejorado sustancialmente como la puntualidad y la limpieza en muchos casos.

Aquellos que viajamos a diario y en las horas de mayor público somos testigos de la desazón que produce pagar un transporte caro y viajar: “Cómo ganado”, palabras que más se escuchan, cuando vamos apretados y generalmente escuchando la patética avidez de disc. Jockey del suburbio de los chóferes de turno que nos atosigan con cumbias, pachangas o programas de radio donde generalmente hay un locutor afectado de idiotez.

Montevideo es una ciudad chica pero mal diagramada, lo que produce casos de difícil circulación, avenidas demasiado angostas, etc. y para colmo la clásica “plasta” tanto de conductores de vehículos como de transeúntes que conservan esa cosa de pueblito chico de cruzar por cualquier lado y en cualquier sentido malogra cualquier mejora. No debe ser fácil tratar de que el sentido común se manifieste cuando precisamente se carece de capacidad para fiscalizar los problemas del tránsito y cuando esto se hace es solo con afán recaudatorio y lejos se está de orientarse a la educación de conductores y peatones.

Viajar en el ómnibus es complicado, se nota que algunas cosas mejoran pero lentamente como pasa todo en el Uruguay, al punto de que se dice por ahí que cuando se termine la vida en la tierra en este país tendremos como cuarenta años más de existencia por aquello de que todo nos pasa tarde. ¿Es tan difícil aprender de otras realidades más avanzadas?

Una última perla: Compraron colectivos Chinos con asientos chiquitos y hay algunos modelos en que el corredor hacia el fondo se va angostando hasta quedar de unos cincuenta centímetros.

298700_2070206474613_1228388704_31847251_656423471_ncoetc-069-viejo-dfb_img_1483026337386fb_img_1483026453415fb_img_1483026502217troley

Las fotos del 2016

fotos-2016-5

Alrededor de 200 inmigrantes se dirigieron hacia un pueblo griego cerca de la frontera con Macedonia, algunos planeados para cruzar, pero los voluntarios intentaron detenerlos mientras tres sirios se habían ahogado en el río esa mañana. La policía antidisturbios griega intentó detener a los migrantes en el camino. Pero era casi imposible que la policía los retuviera. Después de un par de kilómetros, el grupo había crecido a por lo menos 2.000 personas. Llegamos al río Suha Reka. Los inmigrantes formaban una cadena humana y al menos cien llegaban al otro lado. Un kilómetro más tarde alcanzaron una cerca de alambre construida por los macedonios en la frontera. El grupo caminó a lo largo de la valla, que pronto terminó, y siguió un camino forestal. Pronto me di cuenta de que probablemente ya estábamos en Macedonia y decidí no ir más lejos. Los soldados macedonios llegaron y rodearon a los migrantes que estaba siguiendo. Fui más lejos en el camino, donde el ejército y la policía ya habían detenido a los primeros migrantes. Un oficial de policía dijo a otros miembros de los medios ya mí que habíamos cruzado ilegalmente y que seríamos detenidos. Sentado en una comisaría de policía, tuve tiempo de pensar. Padres que llevan a sus hijos, ancianos y mujeres ayudados por migrantes y voluntarios. Nunca me olvidaré de esa imagen “. © Stoyan Nenov / REUTERSfotos-2016-11

El presidente Barack Obama baila el tango durante una cena estatal ofrecida por el presidente argentino, Mauricio Macri, en el Centro Cultural Kirchner, en Buenos Aires © Carlos Barria / REUTERSfotos-2016-19

Una mujer se sienta con su hijo después de que migrantes y refugiados intentaron abrir la valla fronteriza en un campamento improvisado en la frontera griego-macedonia cerca de la aldea de Idomeni © Marko Djurica / REUTERSfotos-2016-23

Barrier cinta está atado alrededor de 15 meses de edad, el tobillo de Shivani para evitar que se escape, mientras que su madre Sarta Kalara trabaja en Kalara dice que no tiene otra opción que atar a su hija Shivani a una piedra a pesar de su llanto, mientras que ella y su marido trabajan por 250 rupias ($ 3.8) por cada una excavación de turno Agujeros para cables de electricidad en la ciudad de Ahmedabad. Hay alrededor de 40 millones de trabajadores de la construcción en la India, al menos uno de cada cinco mujeres, y la mayoría de los migrantes pobres que se desplazan de sitio en sitio, la construcción de infraestructura para las ciudades en auge de la India. En todo el país no es raro ver a los niños pequeños rodando en la arena y el barro como sus padres llevan ladrillos o cavar para nuevos caminos o casas de lujo. © Amit Dave / REUTERS

fotos-2016-28

Los soldados israelíes de la brigada de búsqueda y salvamento participan en una sesión de entrenamiento En el bosque de Ben Shemen, cerca de la ciudad de Modi’in © Amir Cohen / REUTERS

fotos-2016-41

Una mujer se sienta en las ruinas después del tifón Nepartak barrió a través del condado de Minqing © China Stringer Red / REUTERSfotos-2016-45

Un cuerpo se ve en el suelo después de que al menos 30 personas murieron en la ciudad francesa de Nice cuando un camión se encontró con una multitud celebrando el Día Nacional de la Bastilla © Eric Gaillard / REUTERSfotos-2016-66

Los niños asisten a una sesión de entrenamiento de natación en Hangzhou Chen Jinglun Natatorium, donde el nadador olímpico chino Sun Yang y Fu Yuanhui También entrenados, en Hangzhou © Aly Song / REUTERS

fotos-2016-68

Niña mira a un policía antidisturbio durante una protesta que recuerda el golpe militar del país en 1973 en Santiago de Chile © Stringer / REUTERS

fotos-2016-93

Los soldados cubanos descansan después de participar en la celebración del 60 aniversario del yate Granma en Playa Las Coloradas © Ivan Alvarado / REUTERS

fotos-2016-106

El presidente Barack Obama pone el brazo alrededor del PM japonés Abe después de que pusieron guirnaldas delante del cenotafio mientras que la cúpula de la bomba atómica es fondo en el parque conmemorativo de la paz de Hiroshima en Hiroshima, Japón © POOL New / REUTERSfotos-2016-111

Guardia se desmaya en Horseguards Parade para la ceremonia anual Trooping the Color en el centro de Londres © Dylan Martinez / REUTERS

La intemperie

pigeons_by_alinasoloviova

La intemperie
Por: Darío Valle Risoto

Había un relato gris
Una mueca suspendida
En una parte del tiempo
Perdí la aurora
Me arropé en el silencio
Y en tu boca el agua
Me salvó del tormento.

Toque tus manos ansioso
Arreglé tu cabello con miedo
Porque no todo me sale bien
Y siempre gano perdiendo.

Te vi juntar tus cosas
Y se acercaba diciembre
Había una niebla en el cuarto
Que me impedía detenerte
Y supe que nunca gano
Que me odia la suerte
Que siempre se van en silencio
Las musas que presagian
Mi pronta muerte.

No te llegaron las cartas
Que escribía llorando
Y destruía borracho
Empinando el codo
Para no bajar la frente.

Supe entonces que es mujer
La soledad
Y que es mujer
La intemperie
Que hombre es el olvido
Y que todo es cuestión…

de
suerte.

Anna Konno: Vuelve nuestra estrella

01-anna_konno_010117_004

Hacía mucho tiempo que no volvíamos a colgar a esta fabulosa idol japonesa quizás de las que más me gustan de tantas pero sería difícil elegir entre las inigualables bellezas orientales tanto de la patria del sol naciente como de China, Corea, etc. Lo que es innegable es que es muy atractiva y fotografía muy adecuadamente para nuestros gustos Muertevideanos.

02-anna_konno_010117_00606-anna_konno_010117_01904-anna_konno_010117_03205-anna_konno_010117_02008anna_konno_010117_00507anna_konno_010117_007

Neo Vampiros 67: fear of the Dark

036_silent

Neo Vampiros 67
Fear of the Dark
Por: Darío Valle Risoto

Las luces difusas de los automóviles eran aún más fantasmales bajo el rol de una niebla densa, azulada y fría. Dos semanas con lluvias intermitentes y temperaturas por debajo del cero grado, hacían de Montevideo una ciudad casi desierta.

Paula tomaba un capuchino caliente apoyada sobre la mesada en la cocina impecable de su casa y pensaba en Lorena y su casi desaparición luego del suceso del chico asesinado, quería sentir algo más de bronca pero con el paso del tiempo hasta había comenzado a justificar el hambre asesina de su única amiga. La noche anterior Ignacio había vuelto tras su viaje a San Pablo, Paula prácticamente le había arrancado la ropa luego de que el muchacho entró en el cuarto porque ya no soportaba el período sin sexo. El chico sorprendido por su hambre de contacto, penetración y lascivia casi no pudo creerlo. A la mañana lo sacó a empujones de la casa, sus empleadas asistieron sorprendidas al hecho.

Ignacio era otro con el que contaba para sacarse “las ganas”, aún así se negaba a tener una relación formal, sus padres habían llamado de Europa y siempre le preguntaban lo mismo: ¿Cuándo piensas casarte Paula?

A ello no les interesaba que se case por amor, ni siquiera con quién, siempre y cuando se tratara de un buen apellido, por lo menos con contactos políticos. Paula revolvió el largo vaso con el espeso y aromático café con leche y miró al jardín donde los vidrios totalmente empañados apenas mostraban rastros de las plantas y flores rodeadas de piedras lajas coloridas.

¿Pobre Lorena?, Siempre sentía esa mezcla de lástima y consideración por la situación de su amiga. Los padres violentamente arrancados de su vida, atrapados por su solidaridad, por sus sueños revolucionarios, precisamente desaparecidos por eso.

__Los milicos nunca sueñan, solo actúan. __Le dijo una vez y como en tantas otras ocasiones llegaba con la boca manchada de sangre tras acabar con la vida de uno de esos lacayos de la reciente dictadura Uruguaya.

La larga cuchara baila un ballet en el círculo perfecto del vaso y Paula estudiaba su reflejo en los azulejos impecables detrás de la mesa pulida de finas maderas. Rubia, algo pecosa, un rostro perfecto pero con los ojos tristes. Veinticuatro años y nada alrededor, solo muertes, muchas muertes que se precipitan como las fichas de un dominó.
Aquel secuestro y la terrible lucha de dos mujeres transformadas fantásticamente en lobos la habían aterrado, cuando era chica le temía a la oscuridad, veía colmillos blancos y lustrosos dentro del ropero y se aferraba a….

Hubiera querido recordar unos padres amorosos, pero se crió con empleadas contratadas para que ellos sigan amasando dinero, viajando, abriendo y fundiendo bancos con la complicidad de la clase dirigente uruguaya.

__Algo habrán hecho. __Le dijo su padre cierta vez que en medio de la dictadura le preguntó por qué llevaban presos a los estudiantes en una revuelta estudiantil.
Miedo a la oscuridad le tenía miedo a esa oscuridad que parte de las bocas que suelen escupir insensatez, que proclaman que algunos no tienen derecho a vivir por ser zurdos, putos o simplemente soñadores.

__Los milicos nunca sueñan, solo torturan. __Creyó escucharle decir a Lorena mientras mostraba sus perfectos colmillos desmesuradamente grandes goteando sangre junto al blanco de un ex militar golpista.

En un lugar como cualquiera, en un sitio sórdido tenía como inquilinos a los padres de Lorena y pronto llegaban con “La Máquina”: Caballete, picana, capucha, submarino seco, plantón, violación, mutilación y muerte.

__Hicimos lo que hicimos para defender las instituciones. __Dijo el ex dictador.
Miedo a la oscuridad y sobretodo el miedo de Paula, el terror más grande es a la luz de haberse enterado de toda la verdad, una verdad que encerró a su existencia en un círculo de sangre y muerte.

__ ¿Dónde estará Lorena?

Juicio y Castigo.