No puedo vivir sin ti

no_puedo_vivir_sin_ti_0

No puedo vivir sin ti
Por: Darío Valle Risoto

Sigo en este nuevo hobby de recapturar aquellas películas que tengo casi perdidas de la memoria porque vi hace como dos vidas y sin embargo al volver a verlas con estos ojos un poco diferentes de alguna manera siento la dulce nostalgia de un cine que ya murió pero que indefectiblemente puede ser rescatado en obras maestras como la que ahora nos convoca.

Película de 1941 que ya es mucho con ese año porque era la plena segunda guerra y se me ocurre que con todo el optimismo usamerica aún temía que las hordas fascistas se apoderen de la tierra y por lo tanto era necesario un cine de salvación, un cine con historias simples y sin embargo alentadoras como: “No puedo vivir sin ti”.

Un casi vagabundo se cruza con una bellísima chica en medio de una lluvia intensa en la ciudad de Nueva York y ella le propone el trato de casarse para obtener sus papeles porque es Austríaca y está a punto de ser deportada, el hombre es un escritor casi acabado que acepta pero con ciertas condiciones que le hacen a aquellos valores de los caballeros del siglo XX.

Tenemos también a su amante, de la chica, claro, un acaudalado editor que tiene un matrimonio muy liberal para esa época con una mujer intensamente inteligente y perspicaz, luego está la abuela no de ellos, de los otros, pero casi al final. No se trata de contarles la historia sino de motivarlos para gozar de principio a fin de esta comedia con James Stewart con ese aspecto de alto, tonto y bueno y la hermosísima y cautivante: Hedy Lamarr, una mujer que… uf.

no_puedo_vivir_sin_ti_1no_puedo_vivir_sin_ti_205-no-puedo-vivir-sin-ti_ampliacionhedy-lamarr-y-james-stewart

Cantinflas: La película

cantinflas-la-pelicula

Cantinflas: la película
Por: Darío Valle Risoto

Si indiscutiblemente Charly Chaplin es el cómico mundial número uno, pegadito tenemos nada más ni nada menos que a Mario Moreno Cantinflas, luego hay una larga lista tanto de excelentes actores anglosajones como latinos pero estos dos están fuera de concurso cuando pensamos en estrellas absolutas del cine en este género tan difícil como es el humor.

El centro de esta película es la producción de Mike Todd de “La vuelta al mundo en ochenta días” sobre la novela homónima de Julio Verne y su interés en contratar a Mario Moreno entre otras estrellas de todo el mundo. Una vista retrospectiva nos pone en el origen del personaje cómico mexicano por antonomasia, aquel que en si mismo encarnó a todo un pueblo desde las raíces más humildes hasta las encumbradas glorias de un sindicato de actores que supo liderar en contra de la corrupción.

No todo fue fácil para Mario y está afortunadamente impecablemente encarnado por un actor que en principio por no ser mexicano tuvo detractores pero solo hay que ver la película para darnos cuenta que le hizo justo honor a un tan caro personaje. La historia por lo tanto narrada aquí podrá tener algunos ribetes para la pantalla pero es cierta y real como la vida misma, aquella que durante innumerables películas el gran Mario Moreno nos hizo más llevable con ese humor enrevesado pero siempre inteligente y en perpetua lucha contra el poder establecido. Que no es poco, carajo.

cena-de-cantinflas-a-magia-da-comedia-2cena-de-cantinflas-a-magia-da-comedia-3cena-de-cantinflas-a-magia-da-comedia

¿Murió Fidel?

che-guevara-y-fidel

La noticia anda dando vueltas y por su edad avanzada es de esperarse que sea cierta, más se me ocurre que Fidel Castro fue uno de los personajes significativos del siglo XX que dejó junto a Ernesto Guevara una llaga incurable en el corazón del capitalismo imperialista de todo el mundo. Podremos discrepar con el comunismo pero nadie puede negar que este grupo de Cubanos que desembarcó y derribó una dictadura por siempre apoyada por los Estados Unidos fue el ejemplo de que aún desde la inferioridad numérica y bélica el germen de la revolución puede voltear imperios.

Que en guerra descanses Fidel.

fidel1525611_371659706250508_718680276_ncamilio-cienfuegos

Orquesta Sinfónica del Sodre, noche de Beethoven

sinfonica-26-noviembre-002

Anoche tuve el placer de disfrutar de dos obras máximas de Beethoven, primero el concierto para piano con nada menos que el eximio Vladimir Feitsman al piano y luego la sinfonía Heroica, ambas muestras artísticas dirigidas por un excelente director como lo es Martín García. Músicos notables todos los de esta orquesta que es un orgullo para la República sin nombre.

Darío Valle Risoto

Técnico en Comunicación Social

sinfonica-26-noviembre-001sinfonica-26-noviembre-003