Las Tortugas Ninja 2

ninja_turtles_fuera_de_las_sombras-1Las Tortugas Ninja 2
Fuera de las sombras
Por: Darío Valle Risoto

Segunda aparición moderna de este famoso cuarteto de personajes alocados y con un gran sentido del humor que desde los cómics, los dibujos animados y luego una ya un poco vieja trilogía de películas han sabido entretenernos.

En este caso creo que la película supera a su predecesora sobretodo por la incorporación de nuevos personajes y con una dinámica y acción avasalladoras como ya nos tenían acostumbrados, la parte de los efectos especiales es realmente fabulosa, el guión es lo más que podemos esperarnos de este tipo de películas que pretenden ser solo y solamente entretenimiento, sobran los comentarios sesudos sobre cosas como el arte por el lado del cine de autor porque esto es otra cosa señores.

Que Megan Fox está más fuerte que nunca es poco y está por demás decir que el papel de Abril le cae de medida, lamentablemente me hubiera gustado que ella haya recibido el papel de Wonder Woman pero no pudo ser, que le vamos a hacer.

La historia es simple porque acá importa lo visual, de todas maneras el guion está por encima de la anterior aparición de las tortugas y entre metamorfosis y otras porquerías va para el lado de la incorporación de estos ignotos héroes neoyorquinos a la vida pública y su relación con la policía mientras que se está por acabar el mundo en una onda muy de ataque tipo The Avengers. Así que Leonardo, Donatello, Miguel Ángel y Rafael están de nuevo amigos…ya me dieron ganas de comer una pizza con muzarella y aceitunas.

ninja_turtles_fuera_de_las_sombras-2ninja_turtles_fuera_de_las_sombras-3ninja_turtles_fuera_de_las_sombras-4

¿Donde están los libros?

lorca-x-rinaldo-hopf“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionera en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.”

(Alocución de Federico García Lorca al inaugurar la Biblioteca de su pueblo, Fuente Vaqueros (Granada) en septiembre de 1931.)

Perdiendo un amigo

escif-streets-6

Perdiendo un amigo
Por: Darío Valle Risoto

__ Me gusta cocinarte. __Le dijo, mientras hacía un par de huevos revueltos y era algo extraño, como salido de una película sueca verla desnuda con solo un delantal puesto dando movimientos circulares con la espátula sobre el sartén.
__ No les pongas pimienta que todavía ando mal del estómago. __Le dijo él, mientras la observaba sentado en el piso sobre las sábanas revueltas, aún había olor a sexo en el lugar.
Valeria le propuso comer algo más sano pero no era para tanto, la noche anterior en el cumpleaños de Maribel había tomado alguna que otra copa de vino demás y ahora pagaba las consecuencias, aún así no era para desperdiciar la “alta cocina” de su compañera.
__ No me gusta como su marido habla de Maribel.
__ ¿A que te referís? __ Ella puso los huevos revueltos sobre un plato de plástico y se sentó en el piso a su lado no sin antes traer también un trozo de pan y un vaso con agua mineral.
__ ¿No hay cerveza?
__ ¿No estás mal del estómago?
__ ¿Qué dijo Eduardo?, ¿Algo de su compañera?
Valeria antes de sentarse luego de alcanzarle la comida se quitó el delantal y se puso una camisa de Daniel, sobretodo a la mañana le gustaba vestirse con algo suyo porque le encantaba su aroma.

Era una mañana algo nublada pero un débil sol entraba a través de las ventanas que daban al jardín, el apartamento era pequeño, de planta baja pero suficiente para los dos. El gato de los vecinos pasó caminando sobre el pretil que separaba los fondos.
__ No me gusta como habla de ella, aún en su presencia: que mi mujer esto, que mi mujer lo otro, mi mujer, mi mujer.
__ Bueno, muchos hablan así de sus compañeras, cuestión de costumbre, no es para tanto.
__ ¿Y cuando contó que a ella le sale todo mal?
__ Era un chiste Vale, hasta Maribel se rió y le dijo gordo de mierda, todos nos reímos.
__ Es un sorete machista, eso es lo que es…cuando, bueno, mejor ni hablar. ¿Están buenos los huevos?
__ ¿Ni hablar que?
__ Nada, ¿Te hago más?, te los devoraste.
Daniel tomó un largo trago de agua mineral y dejando el plato sobre la mesa que apenas alcanzaba desde el piso la miró a los ojos, la pelirroja desvió la mirada.
__ ¿Pasó algo que deba saber?
__ No tiene importancia, vos sabes que Eduardo toma demasiado, déjalo así.

Daniel se puso de pie, encontró sus calzoncillos y se los puso, luego el pantalón, la remera negra y se arregló el pelo, fue hasta la cocina a lavar el plato y el vaso, ella se quedó sobre el colchón en el piso mirándolo como si fuera una niña desvalida.
__ Ya te enojaste.
__ Más vale que me digas eso que ahora te querés guardar, porque sino ya me estarás arruinando el fin de semana.
__ Que me tocó el culo.
__ ¿Qué? __ Los ojos de Daniel parecían saltarse del rostro cuando la corta frase le llegó con la voz cristalina de su compañera aún a varios metros cuando se prestaba a lavar los trastos en el lavabo de la cocina.
__ Vos sabes que tienen una cocina pequeña, cuando yo estaba haciendo la ensalada para el asado pasó por atrás mío y me tocó el culo.
__ Habrá sido sin querer __Le dijo más para tranquilizarse a si mismo que por otra cosa.
__ Dos veces.
__ ¿Qué?, ¿Cuando fue la segunda?
__ Ustedes jugaban al truco y yo de nuevo en la cocina y pasó y me metió una mano en la nalga, lo mandé a la puta que lo parió por eso y se volvió a la mesa de juego, es un gordo mamón, eso es lo que es, no te preocupes.
__ ¿Qué no me preocupe?, Claro, está todo bien, no pasa nada, un tipo que yo creía que era mi amigo le toca el culo a mi compañera y no pasa nada, si somos todos re liberales. Después de todo solo es un culo.
__ Daniel, me estás preocupando, no debía decirte nada de eso, no tiene tanta importancia, el gordo es un imbécil, ya lo sabemos desde siempre aunque sea tu mejor amigo.

Daniel sacó una botella chica de cerveza de la heladera pero en vez de tomarla se la pasó por la frente, de pronto sentía que la temperatura le subía a grados incendiarios.
__ Ya mismo voy a la casa y le rompo la boca, gordo hijo de puta que no respeta un carajo a nadie.
__ Ya te dije que no es para tanto, con no ir más a esos asados alcanza, vos hace lo que quieras pero yo no voy más y listo.
Daniel volvió junto a ella y la ayudó a levantar el colchón, las sábanas y la almohada para llevarlos al cuarto. Cuando hacía calor tenían la costumbre de dormir en el living comedor porque corría mejor el aire fresco de la noche.

Valeria le habló de tres o cuatro cosas que el ni escuchó solamente pensando en que ese que hace unos minutos era su viejo amigo desde el liceo en el noventa y cuatro ahora era un reverendo hijo de la chingada.
__ ¿Así que el lunes cuando vuelva a la imprenta debo hacer como si no hubiera pasado nada?
__ Trabajan juntos, además es tu supervisor, no te compliques la vida por una pavada.
__ Primero me contas que habla mal de su compañera y le dice: “Mi mujer” como si fuera su mascota, luego que te tocó el culo y que lo deje así. ¿Explícate por favor?
__ Mira yo la aprecio mucho a Maribel, si el idiota de su marido no sirve para nada lo siento, además nunca fue tan buen amigo tuyo como vos crees, perdóname pero te lo tengo que decir.
__ ¿Y ahora…?
__ ¿Y los mil dólares que te pidió aquella vez y nunca te devolvió?
__ Bueno, hace mucho tiempo… hijo de puta, el lunes le voy a romper la boca.
Valeria sonrió, Daniel era un tipo demasiado tierno como para hablar así además Eduardo era del doble de su tamaño, de igual manera sabía que el flaco no era tan delicado cuando se enojaba de verdad.

Lo tomó de un brazo y lo hizo sentarse a la mesa en el comedor, todavía quedaban sobre ella un par de tazas donde habían tomado un café al llegar de madrugada. Daniel amagó a llevarlas a la cocina pero ella lo convenció de quedarse a su lado.
__ Eduardo es un tipo muy frustrado, un pobre hombre que se cree que ser hombre es tocar culos, tener “mujer” y hablar de futbol el doscientos por cientos de las veces, vos sos un hombre con cabeza, si vas y le plantas cara no solo te vas a quedar sin un amigo que en realidad nunca tuviste sino que probablemente te quedes sin trabajo. Yo me quedaría callada.
__ ¿Y si hubiera sido Maribel que me tocaba el culo a mi?
__ Ja ja ja.
__ Vos también sos una machista, acéptalo. __Le dijo sonriendo, no pudo hacer otra cosa que reírse de la risa de ella.

El resto del fin de semana no hablaron más del tema, pero ella sabía ciertamente que su querido compañero no lo había olvidado.

El lunes Daniel fue de los primeros en llegar a la imprenta, saludó al sereno y entró a su lugar de trabajo, encendió la guillotina y arrimó una pila de papel para cortar de acuerdo a las medidas que tenía anotadas en la pantalla electrónica de la Polar.
Los muchachos entraron como siempre a los gritos y más atrás Eduardo que prendió algunas luces del fondo y se acercó sonriente a su amigo.
__ ¿Estuvo bueno el asadito? ¿Eh?
__ Muy bueno, de verdad, para ser el último estuvo de verdad grandioso.
__ ¿El último? ¿Qué querés decir?
__ Que si me junto contigo de nuevo y le volvés a tocar el culo a mi compañera va ser un poco complicado. ¿No te parece?
__ Pero… pero.
__ Mejor de ahora en adelante hablemos solamente de trabajo, ¿No te parece hijo de una gran puta?

FIN.

No creo, no apuesto

landscapes-5-40

No creo, no apuesto
Por: Darío Valle Risoto

No creo en los espejismos
Ni en los paraísos desiertos
De amores artificiales
Que me van robando tiempo.

No apuesto a los santos
Seres que no tienen cuerpo
Ni a la suma de ignorancias
Que de rodillas voy viendo.

No creo en viejos libros
Ni en los libros modernos
Cuando tonterías tratan
Como si todo fuera cierto.

No me llamen a la fe
Con sus malditos cuentos
No me hagan creer absurdos
Que la gente va repitiendo.

No me hagan respetar
Lo que no puedo aceptar
Por tener sentido común
Por poder ver y pensar
No me halen del cuello
Para que siga durmiendo
Yo tengo una mente
Y también tengo un cuerpo
Se que soy un animal
Pero jamás seré un insecto.

Sigan pensando falsías
Sigan rezando al silencio
Sigan soñando con dioses
Sigan perdiendo el tiempo
Pero no me vengan con Biblias
Ni con mesías perversos.

Michiyo Yasuda: Gracias por la magia

ghibli-colours-muertevideanos

Murió Michiyo Yasuda, la mejor colorista de Studio Ghibli

Un miembro importante de Studio Ghibli falleció hace unos días. La colorista y animadora Michiyo Yasuda murió el cinco de octubre a la edad de 77 años.

Michiyo empezó su carrera en los años 50, mucho antes que las mujeres obtuvieran puestos creativos en la industria.

michiyo-yasudaRecibió educación artística en la escuela y en su hogar. No tuvo lo oportunidad de estudiar una carrera por problemas económicos, así que en 1958, al graduarse de la preparatoria, Michiyo entró a trabajar a Toei, un estudio japonés de animación.

En Toei conoció a un par de genios que se llaman Isao Takahata y Hayao Miyazaki, quienes fundarían Studio Ghibli en 1985.

Una pequeña muestra de su extraordinario trabajo del color. El increíble castillo vagabundo, 2004.
“Cada color tiene un significado”. El increíble castillo vagabundo, 2004.
En una entrevista para LA Times, Michiyo describió cómo el color es una herramienta importante en la narrativa de una historia, casi tan poderoso como las palabras:

“Lo que más me gusta es cuando imagino los colores en mi cabeza, tratando de encontrar el tono perfecto. Cada color tiene un significado y ayuda a que la película se entienda mejor. Los colores siempre mejoran cualquier situación que vemos en la pantalla.”

Además de trabajar para comerciales y programas de televisión animados, los colores de Michiyo siempre serán recordados por películas entrañables como Mi vecino Tótoro, El increíble castillo vagabundo, Kiki: Entregas a domicilio, entre otras (sería más fácil nombrar las películas de Ghibli en las que no colaboró…).

Se retiró brevemente después del estreno de Ponyo sólo para no aguantarse las ganas y volver en 2013 a colorear el mundo de El viento se levanta, la última y multipremiada película de Studio Ghibli dirigida por Hayao Miyazaki.

Con info de Daily Dot.

gif ghibli.gif

Belle: Una historia real

belle-film-1

Belle
Por:  Darío Valle Risoto

Esta película del 2013 narra la historia real de una mulata hija de un capitán inglés y de una nativa negra en pleno siglo XVIII y que tras quedar huérfana queda a cargo de la familia del primero para formar así parte de la aristocracia inglesa en una época signada por la trata de esclavos.

Por lo tanto esta joven debe asumir su diferencia la que se ahonda a medida que crece y debe convivir en una sociedad donde persisten signos del racismo no solo contra los negros sino que también hay una notoria diferencia entre los hombres y las mujeres lo que significa obviamente otra injusticia. De esta manera en medio de la controversia generada por el asesinato en un buque de todo un embarque de esclavos para cobrar el seguro que es llevada a juicio ante su propio tío como juez de la corte real, la joven se verá inmersa en una lucha que solamente encuentra eco en un apuesto estudiante de derecho muy contestatario para la época.

Hasta aquí más o menos de que va la historia pero lo más importante estará en los interesantísimos diálogos que involucran principios fundamentales sobre el ser humano para una época de cambios sustanciales en una Inglaterra que se resiste a pasar de las viejas usanzas que imponían escalafones sociales férreos e inquebrantables. Ser mujer y además mulata será la doble lucha que la joven llevará a cabo para permanecer en la historia de un país que hoy conserva aquella pintura con tan diferentes damas retratadas como ella y su prima pero que también ejemplifica que la mujer era una moneda de cambio si de permanecer en la cúspide del sistema social se trataba.

Buena puesta de época, vestuarios y un actriz realmente atractiva que no recuerdo haber visto antes pero habrá que seguirle los pasos.

belle-film-2belle-film-3