Enredados en las redes sociales

Wallpaper Magic 129Enredados en las redes sociales
Rezando a los celulares
Por: Darío Valle Risoto

Indudablemente el paisaje urbano ha cambiado bastante si tomamos en cuenta que ahora podemos ver a muchísimas personas caminando por la calle, paradas o viajando con los ojos enfocados en sus dispositivos celulares y esto invariablemente tanto si van por la vida solos como acompañados.

Como nativo veterano para estas lides no suelo hacer esto y solamente saco el celular de mi bolsillo para temas muy puntuales como poner un disco para escuchar con mis auriculares o ver de quien es el mensaje que recibí, raras veces contesto si voy por la calle a menos que sea de urgencia cosa que casi nunca lo es. Por otro lado carezco de conexión sin límites a Internet por lo que paso de plataformas de comunicación como Whassapp y el Twitter no me ha servido de nada en el pasado y tampoco ahora por lo que suelo seguir con los viejos y queridos mensajes de texto y cuando me conecto me fijo en los correos, Faceboock y alguna cosa más pero generalmente lo hago en casa o en la pausa del trabajo pero no por la calle.

Confieso que soy una rara ave que no tiene muchos contactos y que generalmente suelo borrar aquellos que con el tiempo he dejado de ver o tomar en cuenta y soy extremadamente cauteloso con los mensajes que escribo tratando siempre de que aquello que consideró importante de verdad se diga cara a cara porque no confío en las plataformas siempre abiertas a curiosos o mal intencionados.

A todo esto debo aclarar que no tengo nada en contra de los dispositivos mal llamados celulares porque en realidad son ordenadores que sirven además de los servicios habituales de hablar por teléfono para un millón de actividades que van de lo lúdico al enriquecimiento intelectual con su vastedad de datos al servicio de los usuarios.
Esta interminable avalancha de datos trae consigo la paradoja de que nosotros seremos los únicos responsables de para que los usamos, en que momento y con que propósitos. Desde luego que solamente entretenerse es válido como así también aprender y/o utilizar los múltiples servicios puestos a nuestra disposición y que nos hacen más confortable la vida.

Paradoja esta que nos pone frente a una gran cantidad de datos y por ende conocimientos pero nos deja con la sensación de desnudes frente a un mar inconmensurable de estímulos que no siempre son funcionales o necesarios para nuestros requerimientos individuales.

Decodificar y por sobre todas las cosas discriminar esta avalancha de información es menester necesario y vital para que no transformemos nuestras vidas en meros dispositivos de carne y hueso conectados a todo tipos de aparatos que solo fomentan otra vez paradójicamente nuestra soledad frente al mundo y sus circunstancia.

Perdemos importantes horas de nuestra vida buceando por bucear mientras el aire y el entorno se nos vuelven ajenos y absurdos cuando una pantalla nos lo da todo pero nos quita lo importante siempre y cuando aún tengamos una pizca de interés por la gente, el sol, la vida real.

Nada debe ser prohibido sino solamente usado con suficiente sentido común, hemos llegado a una importante encrucijada tecnológica donde de nosotros es el poder de usar todo lo que nos ofrece el mundo informático con el suficiente acto de madurez como para saber “cuando y cuanto” desconectarnos de tantos dispositivo y pensar en que somos gente orgánica que podrá evolucionar en mejores personas o en cosas ínter conectadas a una soledad virtual.

Anuncios

2 thoughts on “Enredados en las redes sociales

  1. A propósito de esta página, creo que está época de las comunicaciones , en paradoja es la de la incomunicación. Porque hay demasiada virtualidad y la gente por lo menos aca en Uruguay está mas distante que nunca, a veces pienso en cómo se relacionaban aquellos del 900, en el boliche, el burdel, el bailongo, por la calle, no sé, creo que algún día retomaremos todo aquello. El contacto cuerpo a cuerpo y sin necesidad de estar conectado, además , qué conexión es esa , que a su vez sustituye al encuentro cara a cara. Además antes la gente no se sentía tan sola como ahora, entonces de qúe era de las comunicaciones me hablan.

    Le gusta a 1 persona

    • El tema de la soledad de los seres humanos es tan viejo como el mundo mismo y creo que nada sustituye a la sensación de tener a alguien frente a frente por más que más pronto que tarde podamos abrazar un holograma, cuestión de para que utilizamos el confort y si realmente colmará nuestras reales necesidades. Gracias por estar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s