Batman: Extrañas visiones

batman 60 color

Batman: dos visiones

Por: Darío Valle Risoto

Aún no puedo explicarme como fue realmente que se gestó la descabellada idea de la serie Batman de los años sesenta y mucho menos me puedo explicar su enorme éxito, éxito que me embriagó con muy pocos años de vida frente a la televisión y también fui preso de la batimanía con: figuritas, muñecos, disfraces, etc. Eran fines de los años sesenta y tuvieron que pasar más de veinte años para que el genio de Tim Burton me llevara aquella noche de 1989 a hacer una larga cola en el cine Trocadero para ver su Batman, luego vino una secuela y un largo camino que incluso con la “Batman y Robin” de Schumaker llegó a soslayar aquella serie donde todo era bizarro, pop y absolutamente entretenido. Más nuevas visiones para mi controvertidas le siguen dando vida al millonario demente que sale de noche a cazar a otros desquiciados por las azoteas de ciudad Gótica.
batman 60 suben batman burtons batman repelente tiburones batman y burton catwoman burton joker batman burton

2 respuestas a “Batman: Extrañas visiones

  1. Me gusto mucho la valoración de zizek del batman de nolan , sobre la lucha de clases en ciudad gótica ,al principio del film, Selina susurra a Wayne mientras están bailando en una exclusiva gala de la clase alta: “Se aproxima una tormenta, Sr. Wayne. Y es mejor que usted y sus amigos ( los ricos ) cierren las escotillas. Porque cuando llegue, ustedes van a preguntarse cómo es que pensaron que podían vivir tan a la grande, y dejar tan poco para el resto de nosotros”.

    Aunque los espectadores saben que Wayne es mega-rico, tienden a olvidar que su riqueza proviene de la fabricación de armas y la especulación en el mercado de valores, que es la razón por la que los juegos bursátiles de Bane pueden destruir su imperio –traficante de armas y especulador, ese es el verdadero secreto bajo la máscara de Batman. ¿Cómo se ocupa la película de ello? Resucita el tema arquetípico de Dickens de un buen capitalista que se dedica a la financiación de orfanatos (Wayne) versus un mal capitalista codicioso (Stryver, como en Dickens).

    Tom Charity estaba en lo correcto al señalar la “defensa de la película del stablishment bajo la forma de multimillonarios filantropos y una policía incorruptible”[vii] – en su desconfianza de la gente tomando cosas entre sus propias manos, la película «demuestra, al mismo tiempo, un deseo de justicia social como un temor de que eso pueda realmente verse en las manos de una turba

    Me gusta

    • Si pero en realidad Nolan muestra un Batman que poco o nada tiene que ver con el comic, para empezar la fortuna de los Wayne viene del dinero hecho por el padre como prestigioso médico y no en fabricar armas como Tony Stark (Iron Man), Nolan retuerce todo al punto de que esos Batman no son el Batman clásico sino un engendro entre James Bond y Chritian Bale (American Psicho) pero no el Batman, tampoco respeta a los villanos y trata al menos par mi infructuosamente tratar de ahcerlos más reales, ese Bane no es el Bane del cómic sino un muy poco creíble terrorista, el úncio al que mostró más o menos como el original fue a Two Faces.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s