Cosas de la magia (Cuento)

Wallpaper Magic 187 (44)

Cosas de la magia
Por: Darío Valle Risoto

__ ¡Anselmo, Anselmoooo!
Sacudió la modorra mañanera, más bien podría ser media tarde o cualquier distrito de la noche, se rascó la oreja derecha y estiró una pata, la jaula olía mal, su jefe no la había limpiado.
__ ¡Estas para la joda conejo de mierda! __Otra vez Filipo con cara de pocos amigos que lo saca de la jaula y por las orejas lo pone a la altura de sus ojos y de su entrecejo fruncido como el culo de una liebre.

A Anselmo no le gusta que lo tomen por las orejas como si fueran las manijas de una bolsa.
__ ¿Qué te dije de no tomar antes del espectáculo?, ¡Anoche estabas re mamado cuando te saqué de la galera y casi me echas a perder el cumpleaños de los Aristicoechea!
__ Si no me bajas inmediatamente me voy a cagar encima y no te vas a quitar el olor ni aunque te bañes en hipoclorito.
Filipo lo bajó sobre el escritorio, estaban en el camerino del teatro.
__ ¡Me quieren fundir, vos y esas dos palomas de mierda!
Anselmo se lamió la oreja izquierda, pateó dos veces y luego estiró su cuello: Tortola y Frigia dormían en su jaula.
__ ¿Qué te hicieron esas dos emplumadas?
__ ¡Estaban duras, cuando las saqué de la manga estaban duras, como muertas, los chiquilines pensaron que eran de juguete!… ¿Vos lo podes creer?

El conejo soltó una tremenda carcajada que Filipo no pude evitar y este se dejó tirar abatido sobre la silla que aún tenía su capa de mago sobre el espaldar. No tuvo más remedio que servirse un trago y otro para su conejo que con una pata le arrimó un vaso.
__ Ahora tampoco se mueven. __Dijo el conejo achicando sus ojitos rojos para verlas mejor, estaban a dos metros colgando con su jaula dorada de donde se suelen poner los sobreros.
__ Cocaína.
__ ¿Qué?
__ Alguien les vendió cocaína… ¡Carajo!, ¡Si lo agarro lo mato!

El conejo metió las orejas para atrás y agachó la cabeza, intentó sonreír debajo de sus bigotes y con una pata trazó círculos sobre la mesa.
Filipo se volvió a poner de pie y levantando su barita mágica lo señaló con inusitada furia.
__ ¡Vos les vendiste coca a esas dos inútiles!
__ Pero les hice prometerme que iban a jalar después del acto, nunca me hacen caso, mirá se están despertando, parecen estar mejor.
__ No me cambies el tema, casi me arruinan el espectáculo, decí que el acto de la desaparición de la suegra del dueño de casa funcionó.
__ Pero vos me decís que yo estaba muy mamado pero igual cuando salí de la galera luego del acto de desaparición me di cuenta de que la vieja no apareció jamás.
Filipo volvió a servir dos grapas más.
__ Por eso te digo que el dueño de casa quedó muy conforme aunque no su mujer pero eso es otro tema, me pagaron bien y no hicieron preguntas. __Dijo sacándose un resto de lechuga con la barita mágica de entre sus dientes.
__ ¡Menos mal!, te prometo que no volveré a tomar más antes del espectáculo ni a venderles blanca a esas traicioneras y mentirosas.
__ A propósito… ¿Te quedó algo de polvo de ángel?

FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s