Cuentos de Robots 2. Cap: 15: Sexo limpio

manga robots (19)

Cuentos de Robots 2
Sexo limpio Cap: 15
Por: Darío Valle Risoto

Kimi le sonrió cuando él penetró a la bañera desnudo, o él creyó adivinar cierto gesto de satisfacción en la joven que lo enjabonó todo su cuerpo hasta la cabeza con absoluta ternura, le ardieron los ojos y ella lo enjuagó con la esponja, ambos rieron a carcajadas como dos niños que juegan en un patio de maravillosos sueños.

Supo Nick que el mundo había dado un salto hacia una adelanto que superaría toda la imaginación posible, el hombre había inventado a dios que creaba hombres pero el hombre si era de verdad ahora un creador, un artífice de algo que era indiscutiblemente mejor que el ser humano. Incapaces de enfermarse, de odiar o de destruir los bioandroides eran la perfección inventada por la más imperfecta de las criaturas.

¿Kimi era japonesa?
¿Kimi era una máquina?
¿Podría golpearla hasta partirle la cabeza y decir que se había caído?
¿Sería un asesinato?
__ En que piensas, preguntó ella mientras se secaba los pechos de aureolas oscuras y pezones erectos.
__ Perdóname, estoy cansado, no, no es por bañarme contigo, estoy cansado de sentir confusiones en torno a esto de ser un ser vivo de carne y hueso que ahora hizo el amor con una…
__ ¿Máquina?, Se que nos llaman así, pero no lo somos. __ Dijo bajando la cabeza con tristeza.

Le alcanzó ropa seca, ella comenzó a vestirse, era diminuta pero de formas perfectas, aún tenía el pelo húmedo y perfumado.
__ No sos una máquina: una máquina es un automóvil, una máquina es la procesadora de alimentos, una máquina es ese político que vive de la ignorancia de todos nosotros, una máquina es este mundo que sigue fabricando odio mientras millones mueren de hambre.
__ ¿Hambre? ¿Por qué el hambre si ahora hay mucho menos población para consumir alimentos, ha decrecido la natalidad? ¿Porque el hambre?
__ No soy un experto en geo política mi querida Kimi, pero creo que así se dominan mejor los países productores de alimento.
Kimi permaneció silenciosa…pensando. Se quedó limpiando el baño, Nick fue a la sala y encendió la vieja televisión, daban un concierto patético de un Argentino sobrevalorado por sus inmundas rimas sobre drogas y conservas de tomate.

Un débil zumbido provino desde el baño que se fue apaciguando y Nick de un salto fue a ver que pasaba. Encontró a Kimi en posición totalmente petrificada con las manos al costado y la mirada perdida en la lejanía como si estuviera ciega.
__ ¿Te pasa algo?

No contestaba como si acabara de sufrir un infarto. Pensó en llamar a la compañía pero una fuerte intuición le instaba a esperar. El zumbido provenía de su cuerpo y cuando trató de tocarla notó una leve carga eléctrica que la recorría.
Pensó en que ese podría ser el desperfecto que debía notificar y por lo tanto para eso estaba a prueba de su evaluación pero le resultaba por demás extraño, también le pareció suficientemente descabellada la idea de que por hacerle el amor bajo el agua la haya descompuesto, todo era un derroche de su imaginación.

La tomó en brazos, no pesaba demasiado aunque un poco más de lo que una chica de su aspecto y tamaño pesaría, la llevó al living, su cuerpo estaba aún bastante tieso cuando el zumbido comenzó a aumentar un poco y se apagó rápidamente.

Cuando abrió sus ojos Nick sintió que el alma le volvía al cuerpo.
__ ¡Donde estoy? __Preguntó mirando a su alrededor y al joven como si lo viera por primera vez.

Continuará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s