Cuentos de Robots 2: Corazones de lithio cap: 12

15

Cuentos de Robots 2
Corazones de Lithio cap: 12
Por: Darío Valle Risoto

Abrió la puerta y estaba allí parada, de pequeña estatura y cabello negro como la noche más oscura. Noche sin estrellas sobre un rostro asiático y con el clásico atuendo de las estudiantes japonesas de secundaria.
__ ¿Nick?
__ Puedes entrar…
__ Kimi, mi último nombre fue Kimiko. __Dijo y dio tres pasos exactos con sus zapatos relucientes y sus medias blancas. Nick cerró la puerta y trató de evitar el temblequeo en la voz.
Ella estudió la vivienda, escaneaba cada detalle mientras él la observaba intentando no parecer interesado, comprobó que ya era hora de sentarse en el sofá, después de todo era un ser perfectamente artificial creado por Matsushita Electronic del Japón.
__ Puedes sentarte o cambiarte si quieres, llevas más ropa en ese bolso supongo.
Ella agachó la cabeza asintiendo y miró hacia el corredor donde al final estaba el baño, comprobó que su nuevo amo estaba transpirando cuando preguntó donde estaba su cuarto.
__ Antes que tu hubo otro…, el cuarto de la izquierda será el tuyo, se me olvidó preguntar que tipo de modelo eres, disculpa la indiscreción.
__ Modelo 3.2, de última generación completamente sexuada y con un cerebro positrónico 359-B
__ Gra…gracias.

Desapareció con rumbo a la habitación y él casi saltó para llamar a Jim, estaba tan nervioso como aquella vez en que hizo el amor con Tiara, su primera bioandroide.
__ ¿Escolar?, ¿Japonesa?, Viejo, sin duda tu suerte está cambiando. ¿Ya la viste desnuda?
__ No seas estúpido, es como una persona, tiene cierta diferencia con Fito, es decir que…
__Bueno, ahora tendrás el tremendo trabajo de evaluarla por varios días, no creo que se preocupen si se echan algunos polvos.
Cortó la llamada porque las palabras de Jim no iban a ninguna parte buena, sobretodo porque Kimi volvió vistiendo un short de Jean y una camiseta blanca. Estaba descalza.
__ ¿Por qué la ropa de escolar?, Perdona mi indiscreción.
__ La secretaria de la compañía me pidió que venga vestida de esa forma, yo tampoco lo sé.
__ ¿Berta?
__ Exacto. __ Se encogió de hombros.
__ ¡Hija de puta!
__ ¿Qué?
__ No, no es por ti, creo que fue una broma de mal gusto de la empleada, resulta que es prima de mi mejor amigo, el que me aconsejó dedicarme a esto. Evaluar bioandroides para Matsushita.
__ ¿Evaluarnos?
__ Si, puedes sentarte, no te puedo ver allí parada, me pones nervioso.
__ Lo siento.
Nick se acarició la cabeza y sonrió, se levantó hasta la cocina y trajo whisky y dos vasos, de pronto recordó que los robots, es decir, los bioandroides no…
__ Puedo tomar alcohol como cualquier ser humano pero no me hace mucho bien si es posible preferiría un refresco. __Dijo ella.
Nick había olvidado que era la quintaesencia de los seres automáticos, se preguntó porque la trajeron a Latinoamérica para recertificar, era raro, inmediatamente recordó lo que le había contado Fito sobre sus antiguos amos.
__ ¿Tuviste otros amos? ¿En Europa o Asia?
__ Esa información no la tengo, la deben haber borrado cuando viajé a este país.

Tenía una piel hermosa pero algunas pecas mostraban alguna imperfección que la hacía más natural, sus ojos almendrados eran tan negros como su pelo, sus labios ligeramente carnosos.

Nick se puso de pie ella prefirió traerse el refresco ella misma por lo que volvió a su lugar, la miró caminar con cierta gracia hacia la heladera y volver con una Pepsi en lata, la abrió y sonrió cuando tragó la bebida fría. Era un ser casi vivo realmente.

Fito, el anterior, inquilino, digamos, era un gran tipo, nos hicimos amigos, ahora no se donde se lo llevaron y me temo que lo extraño un poco Kimi.
Ella dejó el refresco sobre uno de los posavasos y lo miró con un gesto de extrañeza.
__ ¿Amistad?
__ Cuando dos personas se tienen afecto sin llegar a ser amor o supongo que también es alguna forma de amor pero…
__ Comprendo, usted debe ser un buen amo por lo que veo.
__ Dime Nick, no me trates de usted porque me puede doler la cabeza y lo de amo me la puede sacar del lugar definitivamente.
__ ¿Le alcanzo un calmante?

Nick lanzó una carcajada y ella entrecerró los ojos, luego sonrió mostrándose aún más atractiva. Nick pensó en algún científico japonés gozando al crear esos perfectos modelos femeninos para torturar a occidente.

Pasaron eternos segundos mientras Nick terminaba su vaso de whisky, no le gustaba mucho pero tenía esa botella que había traído Jim desde hacía días. ¿Quién otro iba a ser?
En ese momento su mejor amigo se presentó por el intercomunicador de planta baja, había salido seguramente para allí no bien habían hablado por teléfono.
Nick movió la cabeza preocupado.
__ Va venir mi mejor amigo Jim, por favor no tomes muy en serio sus comentarios Kimi.
Continuará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s