Cuentos de Robots 2: Chicas como las reales cap 7

Cuentos de Robots 2
Chicas como las reales cap: 7
Por: Darío Valle Risoto

__ ¿Sabes Fito?, Creo que te envidio.
__ ¿No le comprendo?

Fito, el perfecto bioandroide que Nick probaba desde hacía unos diez días reparaba la televisión bastante vieja de su amo temporal mientras este trataba de coserle un botón a su saco más querido; es decir: Su único saco.
__ Debe ser interesante no tener eso que los humanos llamamos alma, no andarse preocupando por cosas como el sexo, la bolsa de valores, la existencia de dios y todas esas macanas.
__ Nosotros pensamos también pero hay teóricos que sostienen que a nuestra manera…
__ ¿Por ejemplo?
__ Bueno, algunos sostienen que tenemos un pensamiento más lineal mientras que los seres humanos llevan como una telaraña de ideas en su cabeza, donde a menudo es difícil mantener un solo tema sin evadirse.
__ ¡Me dejas helado!
__ La existencia de dios es un buen ejemplo.
__ Te escucho.
__ Realmente es una invención humana muy funcional para explicar lo que fuera del aspecto científico es imposible o aquello a lo que la misma ciencia todavía no ha llegado a resolver.

Nick observó como Fito encendió la vieja televisión y esta mostró a una bella periodista entrevistando a la vedette Lily Salomón.
__ Jim me dijo que es una de ustedes, ¡Qué buena que está!
__ Es atractiva aunque lejos de algunos cánones de belleza actuales, por ejemplo sus glándulas mamarias son algo exageradas para su estatura.
Nick sonrió y evitó explicarle al androide como eso mismo era parte de su atractivo y personalidad, se preguntó porqué una mujer artificial continuaba ganando millones en el show bisness cuando aún había mucha gente desempleada por el mundo.

__ ¿Señor? 
__ ¿Dime?
__ El próximo lunes termina nuestra evaluación. ¿Piensa devolverme?

__ Bueno mi trabajo consiste en probar que funciones bien y creo que sos perfecto para lo que quiera que estés construido, es más, creo que te voy a extrañar porque has sido muy buena compañía y hasta me prestaste dinero cuando estaba ahogado.

Nick creyó leer una leve sonrisa en el androide que le sacó la aguja y el hilo de las manos y continuó cosiendo el botón de su saco preferido. Su único saco.
Nick había llenado la noche anterior el formulario evaluatorio, había cobrado ya algún dinero y le había pagado su deuda a Fito pero se preguntaba si ese nuevo empleo de probar androides recertificados no era demasiado complicado a la hora de retornarlos porque no había evitado sentir afecto por ese muchacho.

Nick se sentó en el sofá y apoyó la cabeza sobre sus brazos cruzados por detrás mirando el techo, tenía unos deseos tremendos de tener sexo, hacía meses que había roto con su antigua pareja.
__ ¿Conoces algún lugar donde haya chicas para coger?
__ ¿Un prostíbulo?
__ Bueno, se que no son legales en la ciudad pero a doscientos kilómetros de aquí me dijo Jim que hay algunos.
__ Hay cuatro registrados, uno de ellos es el “Nex” donde solo tienen bioandroides de la empresa Matsushita.
__ Y vos estas programado para auspiciar a la compañía.
__ No es eso, es que conozco a una chica que pertenece a modelos de clase tres que estuvo conmigo en Europa y trabaja allí.
__ ¿Y?
__ No comprendo.
__ Será mejor llamar a Jim y salir de juerga, será como una despedida para ti aunque no estés programado para el sexo, al menos nos esperarás en el Bar y podrás saludar a tu amiga.
Fito entrecerró los ojos, pensativo evaluaba algo en su maravilloso cerebro positrónico que era imposible de adivinar. Y Nick volvía a encontrar una posible sonrisa dibujada en su rostro lampiño.

Esa misma noche iban sentados en el tren rumbo a la zona roja fuera de la city, Jim tuvo pocos problemas para mentirle a Rhonda porque ella había viajado a ciudad Este para trabajar en un juicio.
__ ¿Así que Fito te pasó el dato?
__ Mas o menos, este Lunes debo devolverlo y es como una despedida.

Jim adivinó cierta tristeza en Nick y evito hacerle algún chiste sobre que la parejita homosexual se iba a separar o algo así. En esos cortos días sabía que su amigo había dejado su pozo depresivo en gran parte gracias a probar el funcionamiento del muchacho artificial.

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s