Ask me anything: Para reflexionar

Ask me anything
Por: Darío Valle Risoto

Probablemente cuando accedan a esta película lo hagan sabiendo de que se trata de la recreación de una historia real pero yo no lo sabía y lo primero que me llegó a aburrir endemoniadamente de la historia, fue el ver a esta adolescente narrar su vida cotidiana, sus amores y desamores de forma por demás ordinaria que de alguna o de todas maneras ejemplifica lo que millones de adolescentes del primer mundo viven dentro de la clase media.
 
Voy a tratar de ser claro para no correr el error de parecer por demás ajeno a los sentimientos más nobles, pero la historia se torna particular solamente por la decisión final de la chica o porque algo cambió para que ella “desapareciera” pero será mejor que vean la película y saquen sus propias conclusiones.
 
Un buen elenco personificando a seres reales que luego veremos tal cual son hacia el final, nos dejan con algunos momentos interesantes como la lista de diez verdades sobre la vida que le da uno de los patrones a la chica o la conversación con el hombre mayor en la librería. Interesantes más no particularmente novedosos como todo en esta historia bien filmada, musicalizada y con quizás un exceso de producción que le hace más mal que bien. Solo es mi opinión.
 
A fin de cuentas esta adolescente es una adicta a si misma intentando atrapar la felicidad a través de la satisfacción sexual sea como sea y perdiéndose en una botella de alcohol cada vez que le es posible. ¿No les resulta familiar? El veterano en determinado momento al salir de la librería le dice que ahora todos son adictos a la notoriedad o algo parecido, en referencia a esta compulsión de hacer nuestras vidas absolutamente públicas.
Pero en esta época moderna de adicciones cada vez más terminales el efecto de hacer publicas nuestras vivencias más personales suele ser una especie de boomerang que vuelve contra su amo y lo destruye. La falsedad de los amigos virtuales es evidente y no constituyen una terapia por más que lo parezcan ni tampoco sirven los terapeutas de carne y hueso cuando no se tiene absolutamente ningún amigo por la vida. La despersonalización de la sociedad usamericana nos constituye también a nosotros si caemos en la vorágine de le estético y perdemos la esencia de la vida que humildemente creo está en los amigos y los pequeños pero invalorables buenos momentos. Lamentablemente la protagonista solo los busca a través del sexo y allí quizás esta su peor error.
 
Si, la chica tiene un blog pero no como este, su blog solamente trata de su vida personal que aunque cambie lugares y nombres implica el riesgo de la despersonalización, de transformarse en un producto más en Internet y el peor riesgo es que pienso que esta muchacha terminó creyendo en sus propias mentiras. Así es la vida de hoy mis amigos cuando todos quieren (o queremos) ser personas públicas y sin embargo acaso conocemos nada de nosotros mismos.
  
El sexo es bueno pero no es todo en la vida ni lo más importante…
Anuncios

4 thoughts on “Ask me anything: Para reflexionar

  1. Pésimo, apenas leí un poco de lo que escribes, pasas a juzgar a una chica que tiene problemas porque sufrió abuso sexual en su niñez, en este caso la promiscuidad de la chica era una manera de desahogar el trauma o la frustración que sentía. Ella no escogió la vida que llevaba

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s