Dawn of the Planet of the Apes: Fabulosa

Dawn of the planet of the apes
Por: Darío Valle Risoto

Segunda parte del fabuloso reboot del Planeta de los Simios que encara la vida de César y sus congéneres diez años después de haber logrado su libertad y cuando la vida humana está seriamente diezmada del planeta tras la devastadora gripe de los monos que acaba con el 95% de los hombres.

Debemos reconocer que esta visión es realmente buena y tan grande como la clásica saga del Planeta de los Simios de los años 60-70 aunque adolece de aquella magia del viaje en el tiempo y de los cosmonautas que se ven presa de este cambio sustancial en la vida de la raza dominante del planeta, aún así en encare por el lado de un mundo post apocalíptico diezmado donde los monos comienzan a regir sobre los hombres es muy interesante igual.

El tema del liderazgo de César se pone contínuamente en juego por parte de Koba, otro mono que tiene un odio muy razonable hacia los hombres y que lidera una especie de revuelta que terminará por enfrentar a estos contra los humanos en batallas realmente épicas que avizoran una guerra futura a por la supremacía en el mundo.

La generación de imágenes por captura de movimientos es sublime y vemos realmente a simios chimpancés, orangutanes y gorilas luchar desenfrenadamente bajo el fuego y las bombas, pero también la carga dramática que supone un humano pacífico y honesto amigado con el líder de los monos y ambos como protagonistas de una historia muy bien narrada donde se exponen a la superficie sentimientos como el odio, la venganza y la traición tan conocidas por el hombre y que los monos también experimentan, en definitiva la saga como lo fue en el caso original tiene el enorme valor de exponer a los hombres frente al espejo de sus propias miserias.

Mi niñez estuvo signada por muchas fantasías pero El Planeta de los Simios original como otras cosas fue fruto de que me transformara en un amante de la ciencia ficción y la fantasía por el resto de mi vida, si pueden los invito a ver la vieja saga que no tiene desperdició, fueron cinco películas, quizás la última sea la peor pero todas valen la pena realmente.

PD: Será inevitable al ver Dawnn… que la asociemos con Soy leyenda o con The Walking Dead por razones bastantes obvias.