Cuentos de Robots I Parte 14

Cuentos de Robots
Parte 14: Cuando los inconscientes sueñan
Por: Darío Valle Risoto

__ ¿Y ahora se supone que seré un superhombre o algo así? __Le dije bastante contrariado, pero ella estaba llorando contra todo pronóstico, estaba llorando.
__ ¡Apágame! __Me gritó mostrándome su nuca cincelada en perfecto marfil.
Me senté sobre el sofá, más bien me dejé caer sobre él, ella permanecía parada y mirándome con esos hermosos ojos rasgados pero nunca más que mi alma, un vacío crecía en mi estómago y la sola conjetura de perderla me provocaba enormes ganas de desmayarme pero no podía ser tan maricón.
Entonces me desmayé cayéndome sobre la alfombra y rozando con mi cabeza la mesa de cristal.

Una nebulosa devoró mi visión de ella, pero siguió su imagen semitransparente, eran escenas de cuando se desnudó frente a mí en aquella primera ocasión, el amor, el sexo, sus orgasmos.
Un robot, casi una tostadora o prima de un microondas, tal vez casi mejor que una computadora, un cerebro positrónico ensamblado dentro de una hermosa cobertura de plástico y látex sintético. Buena voz sintetizada de quién sabe que actriz o locutora japonesa, movimientos felinos y hasta una gran mano para la cocina… como una buena robot, ¿la de los supersónicos como se llamaba?
__ ¡Daniel!, ¡Daniel!, Es la policía. __Escuché cuando soñaba que yo era de metal y ella humana y nos casaba un abrelatas con ojos al son de la música de Beethoven pero electrónica.
Y allí estaba del otro lado de la puerta. Enormes y con cara de soretes, tres milicos acompañados por un leguleyo del gobierno inspeccionando la existencia de bioandroides ilegales casa por casa.
__ ¿Nombre?
__ Daniel Marcelo Mendizábal
__ ¿Trabaja en una empresa de turismo?
__Sí… claro.
__ ¿Y ella? __El tipo flaco y un poco más bajo que los policías miró por sobre mi hombro, ella estaba parada unos pasos junto a la mesa de cristal intentando parecer tranquila, bueno, creo que realmente lo estaba.
__Mi compañera, se llama Tomiko Harakiyama.
__Ajá __Pronunció mirando una pequeña pantalla electrónica donde seguramente tenía datos de inteligencia o del gobierno sobre mi vida y tal vez la de mi compañera.
__Gracias. __Dijo, me dio la mano y los cuatro se fueron, me quedé realmente sorprendido por lo rápido de la visita, era como parte del sueño que había tenido al desmayarme como un pelotudo tras la ola de terror que me invadía de solo creer que me la podrían quitar.
Miré al corredor y había otro grupo del lado del frente preguntándole lo mismo a mi vecino el pelado que tiene un cultivo hidropónico en la azotea, más allá un robot se encargaba de limpiar los pisos que daban a una de las escaleras.
Así continuaron apartamento por apartamento, corrí a la terraza, Adolfo se me tiró encima.
__ ¡Perro loco!, ¡Sal de encima carajo!
Las camionetas negras del gobierno y decenas de milicos militarizados, parecía que había habido un golpe de estado, de todas maneras nuestra democracia era una absoluta payasada.
Tomiko cerca de la puerta dio vuelta la cabeza y me miró con un dejo de preocupación.
__Me escaneó, el funcionario me escaneó, le pude cambiar los datos pero pronto se darán cuenta que no encajan con el perfil humano, al menos exactamente.
__ ¿Puedes hacer eso? __Le pregunté volviendo a ella, luego de cerrar la vidriera con cierta dificultad porque Adolfo se quería meter.
Tomiko me miró con sus ojos rasgados, enigmáticos, perfectos en su profundidad de mares ocultos.
__Es cuestión de tiempo para que me vengan a desensamblar.
__ ¡Nunca! __Dije, furioso y corrí a buscar mi arma, tenía que hacer algo definitivo o me volvería loco.

Continuará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s