Yuriko Yamaguchi

Yuriko Yamaguchi
Por: Wikipedia

Yamaguchi Yuriko, nacida el 21 de noviembre de 1965) es una Seiyū japonesa nacida en Osaka. Anteriormente un miembro de Vi-Vo, Yuriko está actualmente libre. 
Ella es muy conocida por los roles de Nico Robin (One Piece) y la segunda voz de Enfermera Joy (Pokémon). 
Su pasatiempo es el canto difónico. Su apodo es “Yuruko”. Yuko Kobayashi interpretó la voz de Nico Robin y Kikuko Inoue interpretó la voz de la Enfermera Joy cuando Yamaguchi estaba en licencia por maternidad.
 

Chocolat Ikeda 2

Nuevamente
Por: Darío Valle Risoto

Joven, bella y oriental, tres condiciones fundamentales para pertenecer a estos post sobre la cultura oriental en todo su esplendor, acaso admirar estas formidables  fotografías de chicas japonesas, chinas, coreanas, etc es la mejor demostración de que la naturaleza puede producir arte y los maquilladores, también ayudan, claro.
 
 
 
 
 
 

Traducción de japonés: Me siento halagada por estar en las paginas de Los Muertevideanos, un beso a todos.

Los jóvenes y la democracia

Los jóvenes y la democracia
Pablo Romero

Estimados, el miércoles de la semana que viene estaré participando como exponente en actividad vinculada al “Día Internacional de la Democracia”, cuyo tema este año será “Hacer participar a los jóvenes en la democracia”. El evento se realizará en el parlamento nacional, en la Biblioteca del Poder Legislativo, a partir de las 18 horas. Los espero!
Esta es la Info oficial de la actividad (y este el link de la Info en Facebook: https://www.facebook.com/events/1522044831347247
En virtud de celebrarse el Día Internacional de la Democracia, la Biblioteca del Poder Legislativo tiene el honor de invitarlos a la Quinta Jornada del Ciclo de Eventos Académicos “Biblioteca Abierta”:
“Hacer participar a los jóvenes en la democracia”.
La Unión Interparlamentaria propone para el año 2014
“Hacer participar a los jóvenes en la democracia”.
En el marco de un evento conmemorativo, centrado en la participación de los jóvenes en la vida democrática, se convoca a todos los partidos políticos con representación parlamentaria, a expresar sus propuestas para lograr que la juventud se incorpore al debate sobre los asuntos públicos.
Dentro de un tema tan escurridizo y polémico, le hemos propuesto a los partidos políticos centrar sus exposiciones en algunas preguntas:
• ¿Cómo se diferencia la participación política de la juventud de la participación política en general?
• ¿Por qué es importante fomentar la participación política de la juventud?
• ¿Qué caracteriza una efectiva y significativa participación política de la juventud?
• ¿Qué impide la significativa y efectiva participación política de la juventud?
Saludo Inicial
Dip. Ivonne Passada (Vicepresidenta de la Unión Interparlamentaria)
Panelistas
Dip. Prof. José Carlos Mahía (Frente Amplio)
Sr. Andrés Capetti Casal (Partido Nacional)
Dr. Felipe Schipani (Partido Colorado)
Prof. Pablo Romero García (Partido Independiente)
Dr. Daniel Chasquetti
Este evento se realizará el día miércoles 10 de setiembre a las 18:00 horas en el Salón Central de la Biblioteca. (Palacio Legislativo: Avda. de las Leyes s/n; entrada por puerta de Gral. Flores).
BIBLIOTECA DEL PODER LEGISLATIVO – MONTEVIDEO URUGUAY
COMISION ADMINISTRATIVA DEL PODER LEGISLATIVO
Abrazos,

Gatos en primer plano

Gatos en primer plano
Por: Darío Valle Risoto

Coleccionar fotografías digitales es gratis e invalorable el placer de ver estas obras de arte capturando para la eternidad a los animales más bellos que la naturaleza nos ha dado, gatos en primer plano en este caso comparto con ustedes mientras me pregunto mi gata Wendy donde se ha metido porque hace rato que estoy frente al ordenador y suele molestarse bastante si paso mucho tiempo en esta silla y sin prestarle atención.
 
 
 
 
 

Cuentos de Robots I Parte: 8

Cuentos de Robots
Parte 8: Frankenstein
Por: Darío Valle Risoto

    Nunca hubiera esperado una llamada suya y con la excusa de que debía ir a visitar a un proveedor hotelero me fui de las oficinas de Turismo donde trabajo.
    Encontré a Tomiko sentada en uno de los tantos sillones públicos junto a la avenida Rialto, la autopista estaba con su acostumbrado tráfico de seis carriles y unos vehículos del ayuntamiento se dedicaban a recoger los restos de un accidente junto a uno de los desvíos. Detrás nuestro la imponente figura del Shopping más grande de la ciudad se levantaba luminoso y pletórico de carteles, mientras la figura de mi chica parecía inmensamente triste sentada y mirando a la lejanía. Por un momento recordé que era un ser artificial y que tal vez se había desconectado por una falla dada su actitud inmóvil, pero al acercarme encontré que sostenía su bolso y miraba al camión municipal que en ese momento se iba.
__ ¿Hola Tomiko?, ¿Estas bien?
    Le dije con cierto temor a que no me conteste, pero se levantó efusivamente y posando sus brazos en mis hombros me besó en la boca, su rostro triste cambió a una alegría melancólica cuando me dijo que habían atropellado a un robot en la vía pública.
    No supe que decirle, hasta hacía pocas horas nunca me habían preocupado esos detalles diarios de una urbe habitada por miles de humanos que solo es superada por varios miles de autómatas que pretenden hacer sus vidas más confortables. Miré a unos robots que limpiaban vidrios en el edificio del frente a decenas de metros de altura y pensé en que antes eran hombres los que se arriesgaban.
    Estaban colgados con cables de la azotea y cargaban en sus espaldas huecas los implementos de limpieza, mientras que sus cuatro brazos enjabonaban y le daban brillo a los cristales del edificio de oficinas.

Item: 05: Usted acaba de adquirir un organismo neo cibernético símil biológico de alta tecnología y si bien puede utilizarse para tareas domésticas y de servicio, es mucho más práctico dedicar tales funciones a los robots humanoides producidos para tal fin a mucho menor coste.

__Atropellaron a un robot… el hombre no se disculpó, solo insultó y quiso que yo le saliera de testigo para que le paguen los rayones de su automóvil.__ Me dijo señalándome un enorme manchón de aceite donde se había producido el accidente.
__ ¿Y que le dijiste?
__No, le contesté: No
__ ¿Te molestó que lastimen a uno de…?
__Yo soy diferente, el hombre creyó que era humana, pero cuando se apagó su luz.
__ ¿Luz?
__Tenía un solo visor frontal, se arrastró para alcanzar su pierna desprendida pero cuando me acerqué su luz se apagó…, se murió.
    Antes de regresar a casa entramos al Shopping, era curioso y algo grotesco ver a las empleadas de las tiendas atender a Tomiko como si se tratara de otra humana, mientras que veíamos a varios autómatas humanoides con sus clásicos cuerpos esqueléticos de metal dorado o plateado pasar limpiando o simplemente repartiendo folletos entre el gentío variopinto de los enormes pabellones.
    Compramos toda la ropa que quiso, creí notarla triste y a la vez yo también lo estaba, cuando fuimos a MC Donals comimos casi en silencio, una robot nos dejó las salsas para las hamburguesas y Tomiko le dio las gracias tomándola de su mano, ella la miró y creí encontrar una sonrisa en su boca rectangular con el sistema de comunicación, pero era solo mi imaginación.
    Luego fuimos al cine, después de todo con llamar al trabajo y decirles que me iba a las afueras de Ciudad Central a ver unos nuevos hoteles había alcanzado, vimos una vieja película de vaqueros que Tomiko no dejó de observar en todos sus detalles, sobretodo noté que parecían afectarle las escenas de violencia y cuando al final ahorcaron al malo de la historia me pidió que saliéramos.
    Caminamos por la zona de jardines interiores, unos niños se reían a carcajadas de un mimo que simulaba estar luchando con una espada invisible contra una figura de cartón de un dinosaurio violeta frente a una tienda de juguetes.
__ ¿Cómo eras de niño? __Me preguntó.
__Bueno, creo que bastante normal, no me gustaba ir a al parroquia o templo metodista de mis padres, pero me lo bancaba, por suerte cuando crecí ya no tuve que ir a rezar.
__ ¿Y tu religión?

    Hubiera querido decirle que mi única religión era ella y que la amaba más que a cualquier cosa en mi vida, pero sentí una profunda desazón que provenía de la idea de que era un artículo que había solicitado por correo electrónico, previo llenado de múltiples planillas con mis directivas y gustos para que sea programada, pero de todas formas muchas de sus actitudes escapaban a mis pedidos. Eso me daba un poco de temor.
__Soy ateo. __Le contesté y tratando de cambiar el tema le pregunté por qué no le había gustado la película de Clint Eastwood.
__Me gustó, es una fantasía sobre la violencia y la justicia de los hombres, creo que el director quiso darnos la idea de que siempre los más violentos e injustos pagan por sus malas acciones.
__ ¿Y te parece que no es así?
__No lo creo, el señor que destruyó al autómata se fue sin pagar por su acción, los municipales le pidieron disculpas por su auto rayado y cargaron los restos del robot al camión delante de mi vista.
   
    El mimo se tiró al piso y comenzó a girar como un trompo, los niños reían sin parar, Tomiko se puso de pie y caminó hacia una de las fuentes donde observó su reflejo en el agua cristalina. Me acerqué y le pasé la mano por la cintura sin evitar sentirme excitado.
__ ¿Sabes como le dicen algunas personas a mi creador?
__ ¿A Ozamu Matsushita?
__ “El Dr. Frankenstein Japonés”
__Bueno, tengo entendido que revolucionó la ciencia con su cerebro positrónico y sus nuevos modelos como…
__Como yo.
    Si no fuera porque estábamos en el shopping, dentro de los jardines interiores, hubiera sentido un viento helado que me abrazaba, pero era solo el escalofrío de mi cobardía al abordar por primera vez frente a frente con ella su condición, a Tomiko parecía no importarle, pero a mi si y mucho.
   
    Llegamos a casa a eso de las ocho de la noche, no quise revisar los mensajes y nos bañamos juntos, luego puse un disco de Pink Floyd y ella me modeló toda la ropa interior que había comprado, por supuesto que hicimos el amor en el baño, en el living y creo que también en el dormitorio, pero eso no era novedad a estas alturas.


Continuará.

Trust Me

Trust Me
Por: Darío Valle Risoto

Clark Gregg había tenido cierta trayectoria en alguna comedia para televisión y poco recuerdo de su paso en el cine hasta su aparición de The Avengers tanto como en varias de las películas de Marvel interpretando al personaje de la agencia Shield que luego repite en la serie: “Agents of Shield”, me refiero al agente Coulson.

Por lo tanto se merece una película como protagonista y esta “Trust Me” es por cierto que buena más trata un tema que realmente me importa un reverendo pito y solo la vi porque actúa Gregg, un actor de bajo perfil pero realmente muy bueno cuando se trata de interpretar a tipos comprometidos con los afectos.

Trust Me trata de la lucha por la supervivencia y por ende mantenerse en la palestra de un agente de artistas jóvenes de Los Ángeles y por eso de que el tema no me interesa más que para volverme a calentar la sangre con la persistente cultura usamericana de la competencia por el dinero y/o la fama. Es triste ver a personas inteligentes y grandes sacarse la carne a mordiscos por obtener lo que ellos entienden por éxito, liderazgo y toda esa mierda capitalista.

Aún así este agente trata de ser suficientemente ético en un medio perverso y aparece una brillante chica que es una artista innata además de ser una nena de catorce años sumamente apetecible si se me permite el peligroso acercamiento a la pedofilia. Por lo tanto la película se va tornando bastante oscura y se precipita muy cerca de algunos abismos interesantes de ver sobretodo porque hay interpretes que provienen de otros programas de TV o son viejos conocidos del cine aquí tratando de mostrarnos los entretelones de una película y los castings para el rol principal.

Lo primero que me vino a la mente viendo “Trust Me” fue que cuando vea una película de ahora en adelante trataré de olvidarme de toda la gente que hubo de ser aplastada por un sistema hostil hasta dejarnos ver a los sobrevivientes elaborar el producto final. Nunca una industria dio tanto trabajo como el cine en usamerica pero como la industria de guerra también tiene sus efectos devastadores en las personas sino véanla y después me cuentan.
¿Me trajiste a la nena?
Una salvaje lucha por el dinero