Aquella y esta televisión cable

Aquella y esta televisión cable
Por: Darío Valle Risoto

En el Uruguay la televisión cable sigue siendo bastante cara, para colmo desde la década del noventa en que inicia esta nueva modalidad en línea de la televisión con canales mayoritariamente temáticos, se han sucedido algunos cambios. Estos en general han sido para mal y solo por citarles alguno de los casos, tomemos en cuenta que el gran atractivo de la televisión cable era que no había avisos, se apuntaba a pasar los programas sin cortes y en especial las películas. Esto no duró mucho y lo que es peor, durante la programación debemos asistir a algunas animaciones en pantalla, el recorte abrupto de los títulos finales con avisos insertados y toda suerte de “trampas” promocionales para quitarnos aquella vieja idea de ver un programa de forma perfecta, sin emparches o abolladuras como era tan habitual en la televisión abierta.
Les paso el caso que hoy puede comprobarse en la cadena Fox, durante todos los cortes publicitarios se repite insistentemente una promoción de una patética serie llamada: Cumbia Ninja donde unos idiotas cantan y/o rapean disfrazados de pandilleros sudamericanos. Es tal la repetición de este corto que es imposible olvidar la estúpida canción pero creo que ninguna persona en su sano juicio vería esa serie donde desde el título se juntan dos palabras que solo pueden traducirse en: Basura.
Hubo canales como History Chanel, Animal Planet o Discovery que proveían una interesante programación esencialmente de documentales varios, cada uno con una temática más o menos orientada a su nombre. History Chanel si bien abrumaba con documentales de la segunda guerra mundial era bastante bueno, Discovery en lo científico y Animal Planet con la cosa natural. Estos tres canales ahora en gran parte de su programación se dedican a emitir los mal llamados: “Realityes” donde gordos compran cosas, gordos compiten por cosas o gordos se arriesgan transportando, fabricando o destruyendo cosas. Más o menos son lo mismo, es decir que la fiebre de programas que supuestamente nos muestran la vida real de gente gorda, estúpida y falsamente ocurrente está de moda.
Quizás el primer caso de decadencia en el cable fue la MTV que si bien era discutible en sus videos Pop edulcorados o el apoyo incesante a ciertas bandas o solistas, era un canal para aquellos que amamos la música. Hoy día se transformó antes que los citados en una gran sucesión de realitiyes donde se destacó en su momento el de la familia de Ozzy Osbourne pero desde luego que era para ver un programa o dos y luego nunca más asistir a la decadencia de sentarse en el living de nuestra casa para mirar lo que pasa esencialmente en el living de otra con la absurda idea de que todo es real y no ensayado. Ni les voy a mencionar el fenómeno absolutamente imposible de descalificar que es “Gran Hermano”.
Así mismo los canales de veinticuatro horas de noticias se han encargado de hacer un show hasta de las masacres y matanzas más encarnizadas y no será extraño ver luego de un par de noticias abrumadoras sobre este mundo en continuas guerras, un aviso de pañales o de toallitas íntimas femeninas.
Desde luego que los que más o menos perviven en sus líneas generales son los canales infantiles aunque en los cortos asistamos a una intensa cabalgata de juguetes varios con siempre la voz excesivamente motivada de un locutor al mejor estilo pastor evangélico, tratando de que nuestros niños no puedan dormir pensando en adquirir tal o cual juguete.
 
¿Y los compre ya?: No puedo imaginarme a alguien creyendo en ofertas para adelgazar en una semana, tener músculos en tres días y hacer cuatro litros de puro jugo de una sola naranja. 
En general la televisión cable está adquiriendo el mismo estigma de difusor de basura que ha tenido la televisión abierta y sigue teniendo hoy día y esto es fácilmente comprensible en estas sociedades de consumo donde en realidad la idea es de que uno vea avisos con cortes donde rápidamente se tratará de emitir programas que creo realmente poco les interesa a los programadores de si se trata de una película de Fellini o esos infames programas de Baile por un Sueño o Cante como un idiota.
Recuerdo que alguna vez veía muy seguido HBO porque era como ir al cine, películas subtituladas completas sin otro adorno que estas tres legras de Home Box Office y nada más, Cinecanal tampoco pasaba avisos salvo entre películas y tenía cada canal su propio perfil, cosa que van perdiendo todos o casi todos hacia una forma cada vez más estandarizada de comunicación que parece dirigida a gente realmente tonta o que no tiene otra posibilidad frente a sus ojos.
Todavía se puede ver algo o he perdido un poco la ilusión y me resulta extraño que ahora que Internet es la gran competencia de la televisión cable no se vuelva a aquellos lineamientos que nos salvaron de ver una película de hora y media en casi tres horas como sucedía (Y supongo que sigue sucediendo) en el Uruguay en la televisión abierta. Recuerdo que el comienzo de mi independencia fue cuando me compré el primer reproductor VHS y entonces grababa aquella película que quería ver y la miraba al otro día adelantando la cinta a velocidad en los avisos. Cierta vez me tomé el trabajo de ver cuanto duraba una tanda y conté veintidós minutos de avisos en medio de una película “de estreno” tipo Rambo o Top Gun.
No quise hacer larga y cansadora esta nota pero la próxima vez que enciendan la TV por cable pónganse a meditar sobre la característica de la programación y sin tener mucho que rascar verán que está dirigida principalmente a personas con escaso nivel intelectual. ¿Será a propósito?
 Once de cada diez personas que ven televisión se transforman en zombies….brainssssss
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s