Cuentos de Robots I Parte: 1

Cuentos de Robots
Parte 1: Entrega Urgente
Por: Darío Valle Risoto

    Me quedé mirando el contenedor y reprochándome varias veces esa decisión que solo le puede competir a un demente absoluto, sin embargo el pedido se me había cumplido y allí habían dejado la enorme caja frente a la puerta de mi departamento.
    Dos metros de alto, cuarenta por cuarenta centímetros de un material plástico plateado altamente resistente, allí como un enorme monolito…bue, no tan enorme.
    Reparé en que sostenía la factura en mi mano izquierda y aún mantenía congelada en mi rostro la sonrisa con que había despedido a los dos despachantes de la Japan Electronic Matsushita Incorporada.
    Allí estaba y yo, me había gastado 30.914 créditos en ella, lo que era más o menos la mitad del costo de mi vivienda y el sueldo de dos años de trabajo en la empresa, pero dicen que un gusto es un gusto.
    Era raramente cálido el rugoso material que resguardaba mi pedido, aún podía recordar a Evaristo y Horacio cuando les dije aquella tarde que me iba a comprar “una compañera”, lo menos que me dijeron fue: pervertido, así que no hablé más del tema y me dediqué a ahorrar y solicitar algunos préstamos, ahora no habría vuelta atrás.
    Así que me senté con una botella de cerveza en la mano libre a mirar con miedo el enorme contenedor y aún sosteniendo la bendita factura que dejé en la mesa ratona, con cierto desasosiego metí la caja más adentro y cerré la puerta antes que alguno de mis vecinos la vea y comience a preguntar guarangadas. No había sido difícil entrarla, tenía unas minúsculas rueditas por debajo.

Item: 30__Puede utilizar el contenedor para guardar al modelo Fem 18184 si pretende viajar o inactivarla por un tiempo.

    La cerveza bajó por mi garganta y me dije que tarde o temprano tenía que abrirla aunque sabía bien lo que venía adentro, no en balde había pasado varias madrugadas armándome en la computadora a la mujer ideal antes de hacerle el pedido a esta empresa.

Item: 04__La modelo se activa con la clave adjudicada por única vez, luego tendrá que reprogramar los períodos de inactividad digital o verbalmente.

__ ¿La activo antes de sacarla o primero abro el container?
    Revisé frenéticamente el formulario y las instrucciones, razoné que debería abrir primero la caja y al hacerlo tuve un sobresalto cuando me encontré frente a frente con la mujer androide de mis sueños. Aunque cubierta de polietileno era ella sin duda.
    Sentí vergüenza al comprobar que las enviaban desnudas, felizmente a su costado había un bolso obsequio de la empresa con ropa perfumada. __ ¡Estos japoneses piensan en todo! __Me dije con el control remoto en la mano.
    Me volví a sentar, enfrente de mí estaba la caja abierta, ella parada desnuda con el nylon a sus pies y mi  cerveza tibia.
    El timbre de la entrada me hizo pegar un salto que casi me hace escupir el corazón.

__ ¿Daniel, no le dejaron mis revistas a usted?
__No señora Eva, esta vez no.
__ ¿Cómo me dijeron que habían subido a traer algo?, ¿Y esa caja?
__Nada…, nada, es un nuevo televisor plasma porque se me rompió el otro.
__ ¡Vieja de mierda! __Cerré la puerta frente a su rostro de zarigüeya con lentes y volví a rodear la caja que se encontraba de espaldas a la puerta, por suerte la anciana no volvió a insistir con sus malditas revistas de bricolaje.
    Saqué mis lentes de cerca, del bolsillo de mi camisa, noté que estaba transpirando copiosamente como aquella vez en que le declaré mi amor a Elvira en el 2014, lástima que como tantas otras me mandó a cagar.
    Tenía los ojos cerrados, aún no me animaba a activarla. ¿Qué le iba a decir?
__ ¡Bienvenida!
__ ¿Vamos a encamarnos?
__Hola
__No me limpias la cocina, me sacas el perro y luego te desnudas de nuevo.
    Ya lo sé, soy un imbécil, me volví a sentar presa del desasosiego, me había gastado mucha más plata de la posible en una compañera cibernética y tenía un inconfundible terror por ponerla en marcha.
Continuará.

Maléfica: Fotografías

Maleficient
Por: Darío Valle Risoto

Marca el retorno de Angelina Jolie a la gran pantalla luego de algunos problemas de salud y un auspicioso retorno de esa bella y también talentosa actriz Elle Fanning. Aún no vimos esta película de corriente estreno en los cines de todo el mundo, un nuevo giro de los estudios Disney quizás de aquella infantil ingenuidad de viejos clásicos para agiornarse a estos oscuros tiempos.