El Hobbit: la desolación de Smaug

El Hobbit la desolación de Smaug
Por: Darío Valle Risoto

Probablemente sea una película que uno deba ver en el cine dado lo rico de los escenarios tanto digitales como de las tierras maravillosas de Nueva Zelandia, más la película me aburrió horrendamente al punto de que cada una de las escenas muy bien logradas, por cierto, me resultaron excesivamente largas, larguísimas como los libros del mismo Tolkien.

Debo pedirles disculpas a las enormes cantidades de personas que se han transformado con los años en acérrimos defensores de la literatura de este escritor generadora de fanáticos y detractores por igual. Me disculpo porque solo leí el primer libro del señor de los anillos cuando tenía diecinueve años y traté de releerlo con más de treinta para así luego continuar con toda la saga pero me tropecé con la piedra de cierta madurez al advertir que ya no era literatura de mi gusto.

Aún así disfruté la trilogía en el cine de Jackson y se que cometo un grave desliz al decir que prefiero estas tres películas a fumarme más o menos unas tres mil páginas donde un Hobbit bastante idiota viaja para quemar un anillo que te vuelve drogadicto.
Y ahora una nueva trilogía que sucede antes de la anterior, y lo que le pasó a Bilbo y volvemos atrás con mucho más de lo mismo: Orcos, Elfos y los seres fantásticos de diferentes mitologías europeas que juntó Tolkien amén de sus propios Hobbits y otros mojos. Bien, pero la verdad ya me tienen podrido con esto y al ver la desolación de Smaug creo que me sentí desolado por tres horas de esos enanos de mierda tratando de recuperar un reino y yo no se que otras cosas.

Lo único interesante es ese amor entre la elfa bellísima de cabellos rojos y uno de los enanos que supongo terminará con un matrimonio interracial en el próximo capítulo. Un dragón grande que habla y parece medio tonto porque hasta que se corta la historia no pudo almorzarse a un puto enano por más que escupe fuego y les persigue. Por otro lado Gandalf que anda jodiendo tratando de descubrir la fuente de una enorme maldad que ya sabemos será Saurón.

Solo y solamente recomendable para los que son fieles e  incondicionales a esta saga. Tal vez con una hora menos la película podría ser más digerible.
 
 
 Solo para los fanáticos de Tolkien

Balada Triste de Trompeta: Obra Maestra del cine

Balada triste de Trompeta
Por: Darío Valle Risoto

Hay veces en que siento verdadero placer en comentar alguna película, les reitero que no soy crítico de cine y siempre hago estos comentarios desde mi gusto en particular por lo que no es nada raro que haya películas que a un servidor le parezcan geniales y a algunos de ustedes una verdadera bosta. Eso es hasta bueno que suceda porque por suerte hay cine para todos los gustos.

Y dada la inobjetable supremacía del cine usamericana por medio de Hollywood y su eficiente sistema de protección a veces se nos escapan obras maestras de otros lares, en este caso de España donde quizás Alex de la Iglesia sea desde hace mucho tiempo junto con un Almodóvar de lo mejor y más original del cine moderno.

Y tras ver la enormemente buena: Las Brujas de Zugarramundi llegué a enterarme de la que ahora nos convoca.
 Balada Triste de Trompeta es una inusitada cabalgata de payasos, locura, muerte y desenfreno que nace en plena guerra civil y nos muestra un caleidoscopio histórico manchado con el maquillaje desteñido de los horrores más extravagantes.
Lo más atemorizante fue que en mi niñez yo también fui subyugado por la canción Balada triste de trompeta cantada por un joven Raphael haciendo gala de una de las mejores escenas del cine hispano de la historia.

Hay que verla porque como otras películas del mismo escritor-director es una obra maestra de cine de entretenimiento cruel pero muy bien llevado, yo diría que con una pluma magistral y una paleta creativa digna de los grandes pintores de antaño. Esta película es una verdadera obra maestra del cine intemporal y fantástico.

¿La historia? La del payaso triste, el que recibe las terribles bromas del otro, del bromista, del exitoso payaso principal y que para colmo de males feo y medio idiota se enamora de la mujer imposible, una dulce equilibrista que juega con su alma atormentada. No falta nada, hasta el generalísimo hijoputa de Franco no acompañará.

Los esenciales de Facebook 13

Esenciales 13
Por: Darío Valle Risoto

No todo lo que encontramos en facebook son tonteras, más también deberíamos reconocer que no siempre aquello que cuelgan las personas son índice de su ideología real sino que se trata de aquello que pretenden (o pretendemos) divulgar como un pensamiento correcto o que puede ser de alguna forma transgresor a las normas vigentes. Hay de todo pero uno igual aprende, de lo manifiesto y por sobretodas las cosas de las verdades en el fondo de esta cueva llamada: Internet.