Miley Cirus esta como quiere

Miley Cyrus
Por: Darío Valle Risoto
La vi en un capítulo de Two and a Half men y no me di cuenta que se trataba de esta niña Disney que parece que también canta, felizmente que yo sepa no la escuché nunca pero no sabemos si alguna canción anda por las radios y uno como tiende a juntar todo en la misma bolsa ni reparó en ello.

Este look medio punkie le viene como anillo al dedo a la chica y no es mala actríz pero será cuestión de tiempo saber más de ella.
 
 
 
 

Amodio Perez: El regreso del traidor

Un Traidor siempre será un traidor
Por: Darío Valle Risoto

Cuarenta años después aparece aquel fantasma que escuchábamos mencionar con odio desde niños, aquel Amodio que tranzó con los militares quizás para evitar la tortura, la muerte tal vez o simplemente porque era un cagón de primera que mandó a la picota quién sabe a cuantos compañeros y luego desapareció.
Desapareció pero no como los otros, los verdaderos desaparecidos, los que aún estamos tratando de completar juntando retazos de pequeñas historias todas circunscriptas dentro de aquel terrorismo de estado que no comenzó con la entrada al parlamento de los milicos en 1973 sino unos cuantos años antes. También estaban los que pretendían hacernos creer que la dictadura uruguaya fue producto o consecuencia directa de las acciones del Movimiento de Liberación Nacional (ML.N. Tupamaros) una gran mentira alimentada sobretodo desde el seno del Partido Colorado porque le conviene.
Y aparece quién no debería haber reaparecido jamás, debió diluirse, apagarse como una vela soplada por el tiempo de los años pero ahora aparece: vivo y tratando quien sabe si de justificarse o de aclarar lo inaclarable. Ya sabemos que pasa cuando revolvemos la mierda.
Pero la verdad es verdad aunque los que si tenemos conciencia la sepamos dolorosa y cruel como siempre suele ser la verdad. La dictadura estaba dentro del plan de los Estados Unidos para latino América para evitar que se multipliquen las Cubas y por ende la intrusión del comunismo Soviético en su mismo patio del fondo, esto comenzó con la dictadura Brasileña y se extendió directa o indirectamente a toda la América hispana.
Y Amodio era un dirigente Tupataro que de pronto aparece uniformado de milico señalando gentes y direcciones y después fue visto en Europa, se dice que vino con nombre falso algunas veces al Uruguay, que tuvo imprenta en España, etc. Etc. Y yo me pregunto si es cierto que algunos exiliados lo vieron hace tantos años porque no le patearon el culo o al menos le escupieron la cara que seguramente debe ser de piedra y no resguardar un ápice de vergüenza.
Un traidor es siempre un traidor, lo sabemos los que alguna vez hemos militado sindicalmente y tuvimos que enfrentar a los de nuestra propia clase que son genuflexos ante el eterno enemigo de la oligarquía. ¡Que paradójico es que los militares que provienen mayoritariamente de las clases más bajas hayan preservado el status quo de los pitucos!
Para eso fueron inventados, claro.
Y Amodio no es el otro, el chico este de Edward Snowden, en este caso un traidor para los servicios secretos de los Estados Unidos y solamente por revelar lo que cualquier ser humano con medio dedo de frente podía preveer: Si se tiene la tecnología en comunicaciones más avanzada del mundo sería casi estúpido no utilizar esta para espiar a gentes, países y continentes enteros con la escusa de la libertad y la lucha antiterrorista global.
Todos los países utilizan el espionaje de una u otra manera, desde la fuga de información hasta la intromisión en nuestros mismos ordenadores, ya lo sabemos los que estamos en Internet: cada byte que metemos aquí es propenso a ser analizado desde cualquier parte del mundo.
Un traidor siempre es un traidor pero resulta que Snowden como el otro tipo de Wikileaks me resultan la mar de sospechosos porque de alguna manera sirven para darnos la idea de que hay alguna forma de justicia en este mundo pero todo sigue más o menos igual.
Amodio y Edward: dos tipos repudiados de diferentes formas por los buenos y los malos pero en definitiva: Un traidor siempre es un traidor y sería de muy tontos confiar por segunda vez en ellos.