Sobre la violencia de genero

Sobre la violencia de género
Por: Darío Valle Risoto

El jueves me bajé del colectivo un par de paradas antes para hacer algunos mandados y resulta que de regreso escucho a una pareja discutiendo delante de mí lo que me dejó bastante nervioso, resulta que la discusión era en torno a que el muchacho le decía a su pareja que estaba “mirando machos” y ella le contestaba que no miraba a nadie.

Realmente me pusieron muy nervioso porque en determinado momento el tipo se detuvo y le dijo apretando los dientes que se estaba calentando y ella le pidió que no siguiera haciendo un escándalo, de verdad pensé que en ese momento la iba a tomar con un golpe de puño pero felizmente no fue así.  El tema era que si eso pasaba yo me iba a sentir obligado a darle una buena piña al tipo y probablemente ahora yo estaría preso o en un hospital. Los pasé de largo y continué bastante preocupado, una cuadra más cerca de casa aún pude escuchar que ella le seguía diciendo: __ No estaba mirando, no estaba mirando.

Y ahora escribo esto porque inmediatamente sumido como espectador de una discusión absolutamente absurda donde un idiota se preocupa de si su mujer mira a otros hombres me viene a la cabeza un programa que escuché hace ya algunos días sobre el tema de la violencia de género en radio El Espectador. Allí estaba invitada una de las integrantes del grupo: “Mujeres de negro” y se conversó sobre este tema de la violencia dirigido especialmente a las mujeres más no es el único tipo de violencia que presenciamos a diario, claro.

También uno se sume en algunos pensamientos contradictorios y tiende malignamente a culpar a la víctima por su ausencia de rebelión ante algo totalmente absurdo como la discusión de un tipo evidentemente celoso y por ende con muy pocos sesos que es su marido o novio. Y recuerdo algo que dijo esta invitada sobre esa violencia cotidiana y es que si uno se involucra no siempre sale bien parado, no es raro que uno se meta en medio de una pelea y sea atacado por el victimario y también por la víctima pero de todas maneras, decía ella: al menos evitamos ese momento de violencia.

Yo que asistí a varios momentos de violencia familiar durante chico desde luego que he aprendido que a nada conducen los gritos y mucho menos los insultos o los golpes para llevar adelante una familia, sin embargo no todos los humanos poseen el autocontrol para modificar sus instintos, contar hasta diez o mil y sentarse a hablar ordenadamente sobre los problemas. No se realmente si es una cuestión de cultura o de progreso espiritual pero algunos lo podemos hacer.

Hace algún tiempo conversaba con mi ex pareja y ella tenía algunos problemas con su marido que le gritaba, discutía sobre todo pero por suerte según creo no había llegado a pegarle y en ese momento le dije que era raro que pelearan entre ellos porque cuando ella vivía conmigo nunca lo habíamos hecho y me contestó que era porque yo no le daba oportunidad.
Es cierto que la mayoría de las veces para una pelea se necesitan dos pero también hay situaciones enfermizas que configuran que se desarrollen durante largos períodos de tiempo relaciones que solo parecen funcionar dentro de la beligerancia, es triste pero esta situación que les narré al principio es cosa de todos los días en nuestras sociedades “modernas” y siempre será bueno hacer algo antes de solo ser testigos mudos de las injusticias.

El Mago de Oz 2013

Oz el grande y poderoso
Por: Darío Valle Risoto
 
La vieja y clásica película de El Mago de Oz es uno de los tantos baluartes de la cultura usamericana sin embargo en otras partes del mundo no creo que haya tenido similar éxito pero la suma de esa realidad fantástica con muchos personajes entrañables desde luego que es atractiva. Por lo tanto a través de los años hemos asistido a infinidad de intentos de volver a ese mundo de Oz por intermedio de películas, cómics, novelas, etc.
 
Sam Raimi dirige esta buena recreación de Oz ahora con el apoyo de los modernos efectos y un elenco excepcional sin embargo la historia es buena, casi perfecta pero le falta algo. Probablemente al ser una producción de los estudios Disney se haya intentado darle un valor digamos que “familiar” lo que le quitó algo dureza al argumento. De todas maneras es una muy buena película con personajes bien recreados y es una suerte de precuela de la clásica si la entendí bien. Desde luego que resalta Milla Kunis en su papel de bruja buena-mala y la siempre atractiva Rachel Weiz. James Franco es uno de esos actores que promete mucho en un futuro inmediato porque aparece muy seguido en las pantallas y siempre da con el lugar perfecto a su papel, en este caso como mago medio farsantes está de maravillas.
 
Mucho color, buena fotografía, la película reitero que me gustó pero esperaba mucho más del excelente director de una de las mejores trilogías en Spiderman y de un elenco inigualable la recomiendo absolutamente con la salvedad de que al estar dirigida a todos los públicos hay cierta vieja impronta de Disney que todavía me suena prehistórica.