Ana de Solano Lopez: Desgarradoras realidades

Ana
De Francisco y Gabriel Solano López
Por: Darío Valle Risoto

Si por casualidad tienen esta obra el prólogo excelente exime de la lectura de lo que pueda agregar este servidor, de todas maneras uno escribe lo que quiere y sobre todas las cosas “lo que puede”.

Debo confesar que los dibujos de Solano López no son de mis preferidos tal vez porque trasladan al observador una violencia cerril en sus trazos más no la ausencia de una vitalidad que trasunta algo de dolor y por lo tanto quizás eso nos inquiete desde el primero al último de sus dibujos.

Ana es la protagonista de una historia punzante entre Francia y México donde la dictadura Argentina que golpeo tan de cerca a los autores: Padre e hijo se muestra feroz como todas las dictaduras y siempre estas superadas por sus terribles secuelas. Luego de los propios Argentos somos los uruguayos quienes no estuvimos marginados de esta mordida del ejército que pegó fuerte o masticó fuerte a ambos lados del plata.

Ana sufre la violación en prisión y se torna sádica y cruel a cambio de lo que podríamos esperar, acaso no todos los humanos se iluminan luego del sufrimiento, esa es otra de las burlas del cristianismo sobre esta cosa de andar por la tierra como animales de dos patas.

Un libro enorme en su peso moral que los amantes de la buena literatura y el comic no pueden perderse pero les advierto: Los finales felices pertenecen solo a Disney.

Mileena de Mortal Kombat

Mileena
Por Wikipedia

Mileena es un personaje en la serie de Juego de lucha Mortal Kombat. Mileena es un clon de Kitana, creado por la brujería de Shang Tsung para Shao Kahn, usando la fisiología de los Tarkatan. Se caracteriza por su belleza y en especial por sus senos exuberantes y el uso de diminutas prendas que resaltan sus encantos femeninos. 
Su personaje es similar al de Kitana cuando tiene el velo puesto, pero cuando se lo quita, sus dientes largos y agudos de Tarkatan son expuestos. 
 Viciosa y malvada, ella desprecia a Kitana, y siente que tiene su propio derecho de gobernar Edenia como Princesa en su lugar. Su deseo más íntimo es matar a su “hermana” y reclamar su existencia como propia. Además de oportunista, ella aprovechará de cualquier posibilidad para tomar el poder de Edenia.

Mileena siempre ha peleado por su cuenta a pesar que un tiempo servía a Shao Kahn, y luego formo alianzas con Baraka y con Onaga, ella solo formaba alianzas ya que sabía que Kitana saldría perjudicada.

Su primera aparición fue en Mortal Kombat II, en el cual muestra una pericia muy similar a Kitana, sin embargo en el estilo de pelear se nota muy distinto, en sus fatalities incluye devorar al oponente removiendo su velo.

Sus armas son dos sais, armas de origen japonés.

Su odio hacia Kitana consume sus pensamientos; desea matarla para tomar el trono de Edenia.
 
 
Sobre Mileena
Una vez se pensó que era la hermana gemela de Kitana, pero en realidad ella es una copia creada por Shang Tsung a partir de una base Tarkatan. Shao Kahn creía que al hacerle pensar a Kitana que Mileena era su gemela, podría tenerla vigilada y controlada. 
Sirviendo como asesina al lado de su “hermana gemela” Kitana, la deslumbrante apariencia de Mileena oculta sus verdaderas intenciones. Junto con su compañero secreto, Baraka, Mileena tenía un plan secreto de conquista por encima incluso de Shao Kahn. En el torneo del Outworld, ella le revela la verdad a Kitana y combaten. Asesinada por Kitana, Mileena fue regresada a la vida por Shao Kahn. Sus conocimientos como una guerrera salvaje serán necesitados para derrotar a los guerreros escogidos de la Tierra. 
Sus habilidades para leer los pensamientos de Kitana le ayudaran a Kahn a estar un paso adelante de ellos. Cuando Mileena fue asesinada, su alma se encontró en un lugar llamado Netherrealm. Aquí ella aceptó servir a un poderoso dios conocido como Shinnok. Fue Shinnok quien le permitió a su alma revivir en Outworld. Tras la caída de shao Kahn, renace en el Netherealm y fue servidora de Shinnok desde entonces. 
Mileena se da cuenta de que es su oportunidad para escapar de Shinnok y de vengar su propia muerte. Sabiendo que Kitana lucharía para liberar Edenia, Mileena se asegura una sencilla vía de escape mientras avanza en la batalla junto a Shinnok. 
Sin embargo, fue derrotada una vez más por Kitana. Antes de que Shinnok cayera, Mileena temió represalias y escapo junto con Baraka. Tiempo después, ellos son llamados por Onaga, el renacido Dios Dragon. A Mileena le es encomendado viajar a Edenia y suplir a Kitana, quien cayo ante la Alianza Mortal. Mileena cumple su sueño de suplir y tener todo lo de Kitana. Para su mala fortuna, el castillo de Edenia es sitiado por Shao Kahn, Shang Tsung y el príncipe Goro. Ante tal combinación de poder, Mileena no tuvo más remedio que someterse y entregar el trono.