¿Que es ser Metaleros?

Algunas consideraciones sobre el Heavy Metal
Por: Darío Valle Risoto

Conversaba con una fanática de Led Zeppelin que sostenía que esta banda fue la que más influenció a las bandas modernas de rock pesado de todas las de sus tiempos y tenía razón más le agregué que fue en cambio Black Sabbath la que tuvo puntual importancia en las bandas de Heavy Metal aún más que estos y Deep Purple que completa lo que lo llamó la gran trilogía del rock de los años setenta. Luego me dijo que Zepp es anterior a Sabbath y si bien en Wikipedia se anota que ambas comenzaron en 1968 es cierto que el primer disco de Led Zeppelin es de 1969 y de los Sabbath de 1970 mientras que los Deep Purple comienzan también en el 68 y es en ese mismo año que sacan su primer trabajo.
Esto es puramente anecdótico porque realmente las fechas de la formación de estas tres bandas están circunscriptas a razones solo de calendario y poco tendrían que ver sobre su puntual importancia en el futuro de toda la música que tenga o no que ver con el Hard Rock de aquí en más.
Y si bien no es fácil definir lo que significa ser metalero es bien sencillo darse cuenta que los amantes del Heavy Metal tenemos algunas cosas en común, pero por sobre todas ellas está un incondicional amor y pasión por este estilo de música que no admite por ejemplo que un metalero tenga un gusto similar por estilos tan apestosos como la música tropical o el melódico, no quiero decir que en alguna humorada escuche otros estilos pero nunca un metalero podrá compararse con los abundantes seguidores de estas porquerías.
Que desde luego existe gente que escucha “de todo” y todo le viene bien, de acuerdo a las circunstancias en que se encuentre me parece muy bueno pero los metaleros no somos así y solo he encontrado como muchos otros un gran respeto por la música clásica que es comprensible porque si analizamos el Heavy Metal parafraseando las palabras de mi recordado amigo Juan Torradefló (Eximio guitarrista): “El metal es música clásica tocada con guitarra eléctrica”

Una fidelidad a prueba de balas define a los metaleros, pocos han dejado de serlo más será porque nunca lo fueron realmente que se pasan a la pachanga, por daño cerebral agudo o porque siempre fueron unos imbéciles y no lo sabían.

Poco más de cuarenta años tiene el Heavy Metal y sobrevivió al Hipismo, el Punk y lo hará con el Rap y el Funk porque a diferencia de estos estilos y dentro de su permanencia absoluta encontramos que tiene diferentes sub. estilos que van desde por ejemplo un melódico Bon Jovi al extremismo de Cannival Corpse por solo citar dos ejemplos que me vienen ahora a la memoria. El metal tampoco tiene una ideología más allá de la de mantener una estética asociada a las películas de terror, el satanismo o la mitología nórdica pero lejos estaremos de asociarlo a un pensamiento filosófico o político determinado. Esto no quiere decir que no haya bandas comprometidas pero también las hay que cantan la vieja consigna del rock de “motos, chicas y licor” y bienvenidas sean todas.
Fusionado a principios de los 90 con el Punk encontramos el Trash Metal y luego hay muchas otras vertientes que han provocado más de una discusión sobre tal o cual en determinado momento así como el intercambio de casilleros de aquellas bandas que han comenzado con un estilo y pasaron a otro como por ejemplo Pantera que nace casi como Glam Metal y termina siendo luego uno de los poderosos baluartes del llamado New Metal.
Indudablemente tres figuras se han desprendido de innumerables músicos que a lo largo de estos años nos dieron miles de buenos temas, ellos son: Dio, Ozzy Osbourne y Lemmy Kilminster, desde Inglaterra expandieron un estilo que hoy se sigue tocando en todo el mundo y cuenta entre sus seguidores a verdaderos defensores de algo que nunca terminaremos de explicar pero que sin lugar a dudas es una verdadera pasión por la música y por el conocimiento que adquirimos a partir de muchas composiciones que lejos de decir tonterías nos ayudan a pensar, razonar y también a divertirnos.
Nunca encontré en otros estilos la variedad de canciones que tiene el metal ni tampoco esa capacidad para expandirse en diversas vertientes, sin perder esa pasión por ver a un gran guitarrista acompañado de excelentes voces con una contundente base detrás que nos invita a sacudir la cabeza y sentir que por suerte somos metaleros.
“Cuando se acabe el mundo en la tierra solo quedarán las cucarachas y los metaleros”
El metalero tiene no el fácil fanatismo de la mayoría de la gente por las bandas del momento sino su propio universo de estrellas, admira, sigue y es devoto a innumerables grupos y cada uno sigue o diferentes tendencias o como yo a todas ellas pero siempre sabrá de lo que habla porque ante todas las cosas es un curioso insaciable sobre la música, los músicos, instrumentos, toques, etc. A lo largo de los años nunca encontré a un auténtico metalero que de alguna forma no sea un intelectual aunque no lo parezca.
 

Born to be wild: Primera canción en mencionar la palabra Heavy Metal de la historia

One response to “¿Que es ser Metaleros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s