Misaki Nito: Extraños atuendos

Misaki Nito
Por: Darío Valle Risoto

Vaya uno a saber que extraños mecanismos hacen que una chica ataviada con tales artilugios nos resulte mucho más sensual que si aparece absolutamente desnuda. Nunca lo sabremos amén de que algún estudioso de la mente humana tenga sus propias teorías. Por lo pronto Misaki Nito luce muy “Hot” al decir de los usamericanos y estamos de acuerdo conque a pesar de tener algo de poca ropa sentimos que sabe muy bien elegir lo que se pone.
 
 
 
 

Objetos Perdidos 10

 

Objetos Perdidos 10
Por: Darío Valle Risoto

Mientras desde la planta baja hace como dos horas que escucho las óperas de Wagner estoy llegando al punto de tirarme por la ventana por lo que no bien cuelgue esto bajo y pongo otra cosa en el equipo porque ya me estoy poniendo rubio y con un dejo de nazi sureño.
Fuera de tonterías les dejo algunas fotos a cada una más digna de importantes reflecciones sobre la vida y sus circunstancia, vamos a dar un ciclo de conferencias sobre cada una de ellas no bien consigamos la financiación adecuada y un lugar para más de cinco mil espectadores.
 
 
 
 
 

Los hombres se dan la mano

Los hombres se dan la mano
Por: Darío Valle Risoto

La forma de relacionarse entre los humanos y especialmente el saludo es un producto de la cultura y esta se manifiesta de forma dinámica al menos en nuestro occidente en continuo movimiento, a diferencia de otras culturas como la musulmana donde se perpetúan las mismas costumbres desde hace cientos de años.
Pertenezco a una generación signada por el machismo aún más que hoy día y por lo tanto las mujeres se saludaban dándose un beso pero los hombres nos dábamos la mano, amén de que a las mujeres se les daba un beso o la mano de acuerdo al grado de confianza o el escalafón que una de las partes sustentara. Todo era bastante confuso pero funcionaba así, en cambio: hoy prácticamente todos se saludan con un beso tras tener un mínimo de confianza inicial. En mis tiempos (Como dicen los viejos) los hombres nos dábamos la mano aún siendo amigos de muchos años.
Y yendo a lo absolutamente personal debo confesares que tengo una condición casi oriental con el tema del contacto físico ya que no me gusta besar a la gente y tampoco tocarlos, saludo con la palabra y nada más, la gente que de verdad me conoce por suerte lo acepta así. Probablemente se deba al alto grado de “formalidad”  que tengo en mi forma de ser para con los demás o simplemente porque soy un demente que no se fuma mucho al resto de la humanidad. Creo que optaría por lo segundo.
Cierta vez al llegar al instituto donde estudiaba comunicación saludé con un: “Buenas noches” a todos y les dije que de allí en adelante prefería dejar de besarlos uno por uno al llegar porque realmente me parecía absurdo si nos íbamos a ver el resto del año. Hoy día en el Uruguay ya hace un tiempo considerable que los hombres tienen la desagradable costumbre de saludarse con un beso lo que sencillamente me molesta muchísimo porque como escribí antes me desagrada el contacto físico. Felizmente cuando veo al personaje de Sheldon Cooper en The Big Bang Theory no me siento tan solitario en esta forma particular de ser.
El saludo es desde luego el primer acercamiento social entre las personas por lo que me parece que cuando planteo esta extraña, más no tan grave forma de ser con otros, lo que hago precisamente es mantenerme a una terapéutica distancia de la gente. He llegado al punto de darle la mano a una chica lo que ha dejado bastante confusas a las señoritas pero realmente es una condición que me nace sin tratar de parecer raro y hoy día en que le gente le llama “Amigos” a personas virtuales de Internet y viven mandándose mensajes en toda clase de formatos, yo sigo apostando a un acercamiento realmente físico con aquellas personas que realmente me importan y no han sido muchas lamentablemente.
 
 

Deep Space 9: Finalmente

Deep Space 9: Finalmente
Por: Darío Valle Risoto

Me confieso trekker pero la verdad que la única serie que vi completamente fue “Enterprise” y aún sigo con la original y viendo Voyager más solo tengo las dos primeras temporadas de TNG así que creo que no completaría el más básico examen para entrar en este excelso grupo de fanáticos del universo de Star Trek. También tengo la temporada en dibujos animados.

Todo esto es el preámbulo de que a pesar de ingresar en este gran basural-babilonia que es Internet, nunca había podido acceder a ver siquiera un capítulo de Deep Space 9 y solo tenía las buenas referencias del amigo Zardoz y alguna cosa suelta vista por allí pero recién la semana pasada la encontré, vi el excelente capítulo piloto y ando por el octavo amén de todo lo que tengo por ver mencionado antes, así que si mañana me quedo sin Internet para siempre (Ozzy no quiera), tengo para rato, encima de esto algunas veces vuelvo a ver de nuevo Enterprise. ¿Me estaré volviendo Trekker de verdad?

Yendo a la serie desde luego que lo primero que es original es que se desarrolle en una estación espacial además de estar entrelazada con TNG por tener a O’Brien entre sus filas, actor que ya conocía de alguna película y que me llamaba mucho la atención de que actuara tan brevemente en la Enterprise de Picard y compañía.

Y tal como me anotaba Zardoz en algún momento el personaje de “Dax”  es súper atractivo no solo por la belleza de la chica también lo es por su singular condición de tener dos digamos: “Personas” en un mismo cuerpo y de ambos sexos, lo que dará para mucho me imagino más adelante en la serie. Por lo pronto en estos pocos capítulos que vi hay uno titulado precisamente: “Dax” donde se desarrolla un singular juicio sobre un asesinato perpetrado por su antiguo “cuerpo”.
Quark el Ferengi y su relación con el metamorfo “Odo” también es interesantísima y no puedo dejar de volver a señalar lo que tantas veces antes esgrimo para sostener que Star Trek es la mejor saga de ciencia ficción de la televisión de la historia que es: el perfecto desarrollo de sus personajes apenas rascado de lejos por Babylon 5 o Star Gate por solo dar dos nombres.

La originalidad de esta serie nace en que se desarrolla en una estación espacial y revisando Wikipedia veo que junto a Babylon 5 ambas comienzan en el año 1993 así que no sabemos si es una coincidencia o se coló alguna especie de espionaje y compitieron estas series ya que ambas tienen bastantes puntos de coincidencia. Admito que cuando recién me pusieron el cable vi algunos programas de Babylon pero me aburrían y algunos personajes como el propio actor que personificaba al capitán me parecieron realmente desagradables y poco compatibles con sus roles. No sucede esto con ninguna de las sagas Trekk.

No es cuestión de que trate de plantear un duelo entre series pero debemos reconocer que desde la primera TOS, la serie original el universo de Star Trek tuvo el beneplácito de los amantes de la ciencia ficción y es harto difícil que aparezca alguna saga que le pueda hacer siquiera un mínimo de sombra aunque hubo intentos honorables.
Es así que ahora tengo para ver DS9 que la encontré en español latino con una buena traducción y una calidad muy superior a la que tengo en Voyager que viene muy pixelada, lamentablemente en esta parte del mundo es muy difícil comprar las series en sus formatos originales, sin duda que lo haría pero al no tener tarjeta internacional tampoco puedo recurrir a Amazon o algo por el estilo y si la encargo en alguna casa de música y películas literalmente me arrancan la cabeza con los precios.

Casi una diosa

Casi una diosa
Por: Darío Valle Risoto

Se me pierde la tarde
En la codicia de tus orgasmos breves
No estamos para permanecer
Pero colgaría este segundo en la eternidad.

Entonces egoísta me expando
En toda la gratitud de haber llegado
A este punto en que mi vida
Parece tener el mejor de los sentidos
Y sin embargo…
Me vuelves loco.

No tendría más penas ni olvido
Porque bailamos aquel tango
Con el mejor vino bebido
Entre sábanas con aroma de mujer.

Desnuda tenías en la silueta
Algo de magnífica pintura al óleo
Copiada de quien sabe que mitos
Y en leyenda te quedaste
Para siempre…
En mi memoria.

¿Que es ser Metaleros?

Algunas consideraciones sobre el Heavy Metal
Por: Darío Valle Risoto

Conversaba con una fanática de Led Zeppelin que sostenía que esta banda fue la que más influenció a las bandas modernas de rock pesado de todas las de sus tiempos y tenía razón más le agregué que fue en cambio Black Sabbath la que tuvo puntual importancia en las bandas de Heavy Metal aún más que estos y Deep Purple que completa lo que lo llamó la gran trilogía del rock de los años setenta. Luego me dijo que Zepp es anterior a Sabbath y si bien en Wikipedia se anota que ambas comenzaron en 1968 es cierto que el primer disco de Led Zeppelin es de 1969 y de los Sabbath de 1970 mientras que los Deep Purple comienzan también en el 68 y es en ese mismo año que sacan su primer trabajo.
Esto es puramente anecdótico porque realmente las fechas de la formación de estas tres bandas están circunscriptas a razones solo de calendario y poco tendrían que ver sobre su puntual importancia en el futuro de toda la música que tenga o no que ver con el Hard Rock de aquí en más.
Y si bien no es fácil definir lo que significa ser metalero es bien sencillo darse cuenta que los amantes del Heavy Metal tenemos algunas cosas en común, pero por sobre todas ellas está un incondicional amor y pasión por este estilo de música que no admite por ejemplo que un metalero tenga un gusto similar por estilos tan apestosos como la música tropical o el melódico, no quiero decir que en alguna humorada escuche otros estilos pero nunca un metalero podrá compararse con los abundantes seguidores de estas porquerías.
Que desde luego existe gente que escucha “de todo” y todo le viene bien, de acuerdo a las circunstancias en que se encuentre me parece muy bueno pero los metaleros no somos así y solo he encontrado como muchos otros un gran respeto por la música clásica que es comprensible porque si analizamos el Heavy Metal parafraseando las palabras de mi recordado amigo Juan Torradefló (Eximio guitarrista): “El metal es música clásica tocada con guitarra eléctrica”

Una fidelidad a prueba de balas define a los metaleros, pocos han dejado de serlo más será porque nunca lo fueron realmente que se pasan a la pachanga, por daño cerebral agudo o porque siempre fueron unos imbéciles y no lo sabían.

Poco más de cuarenta años tiene el Heavy Metal y sobrevivió al Hipismo, el Punk y lo hará con el Rap y el Funk porque a diferencia de estos estilos y dentro de su permanencia absoluta encontramos que tiene diferentes sub. estilos que van desde por ejemplo un melódico Bon Jovi al extremismo de Cannival Corpse por solo citar dos ejemplos que me vienen ahora a la memoria. El metal tampoco tiene una ideología más allá de la de mantener una estética asociada a las películas de terror, el satanismo o la mitología nórdica pero lejos estaremos de asociarlo a un pensamiento filosófico o político determinado. Esto no quiere decir que no haya bandas comprometidas pero también las hay que cantan la vieja consigna del rock de “motos, chicas y licor” y bienvenidas sean todas.
Fusionado a principios de los 90 con el Punk encontramos el Trash Metal y luego hay muchas otras vertientes que han provocado más de una discusión sobre tal o cual en determinado momento así como el intercambio de casilleros de aquellas bandas que han comenzado con un estilo y pasaron a otro como por ejemplo Pantera que nace casi como Glam Metal y termina siendo luego uno de los poderosos baluartes del llamado New Metal.
Indudablemente tres figuras se han desprendido de innumerables músicos que a lo largo de estos años nos dieron miles de buenos temas, ellos son: Dio, Ozzy Osbourne y Lemmy Kilminster, desde Inglaterra expandieron un estilo que hoy se sigue tocando en todo el mundo y cuenta entre sus seguidores a verdaderos defensores de algo que nunca terminaremos de explicar pero que sin lugar a dudas es una verdadera pasión por la música y por el conocimiento que adquirimos a partir de muchas composiciones que lejos de decir tonterías nos ayudan a pensar, razonar y también a divertirnos.
Nunca encontré en otros estilos la variedad de canciones que tiene el metal ni tampoco esa capacidad para expandirse en diversas vertientes, sin perder esa pasión por ver a un gran guitarrista acompañado de excelentes voces con una contundente base detrás que nos invita a sacudir la cabeza y sentir que por suerte somos metaleros.
“Cuando se acabe el mundo en la tierra solo quedarán las cucarachas y los metaleros”
El metalero tiene no el fácil fanatismo de la mayoría de la gente por las bandas del momento sino su propio universo de estrellas, admira, sigue y es devoto a innumerables grupos y cada uno sigue o diferentes tendencias o como yo a todas ellas pero siempre sabrá de lo que habla porque ante todas las cosas es un curioso insaciable sobre la música, los músicos, instrumentos, toques, etc. A lo largo de los años nunca encontré a un auténtico metalero que de alguna forma no sea un intelectual aunque no lo parezca.
 

Born to be wild: Primera canción en mencionar la palabra Heavy Metal de la historia