Cosita poca llamada amor 7: crímenes pasionales

Cosita poca llamada amor 7
Crímenes Pasionales
Por: Darío Valle Risoto

Sigue resultando al menos para mi motivo de profundos análisis y preguntas en tropel el descubrir el extraño hecho o la suma de circunstancias que llevan a un hombre y una mujer (No dejando de lado las parejas del mismo sexo claro) a que en determinado momento se crucen y terminen conviviendo juntos, a eso se le llama: pareja, matrimonio, noviazgo o como quiera que ustedes prefieran llamarles.
Por producto de las feromonas, las urgencias sexuales, económicas o esa química que calienta el corazón y nos infecta de mariposas el estómago de pronto nos encontramos pensando las veinticuatro horas del día en una persona hasta que terminamos unidos en un pacto afectivo, si es que somos más o menos correspondidos, claro.
Raro, muy raro resulta que un Pedro silvestre un día se encuentre con una María como cualquier otra y de pronto ambos terminen siendo nada menos que familia y en el mejor de los casos reproduciendo sus adeenes en esas revoltosas cosas llamadas niños y hasta puedan llegar a tener mascota, casa, cuentas y sobretodo mezclar sus respectivas familias personales.
Tela enmarañada de cruces sociales de pronto ponen la bandera de la propiedad en una relación que la mayoría de las culturas del mundo presuponen que debería ser para siempre cuando todos sabemos que los seres humanos somos tan cambiantes como el clima y lo que hoy necesitamos como el aire de cada día mañana se puede transformar en una nube de cianuro.
Las estadísticas marcan en mi país que cada día hay más divorcios sin contar aquellos que se separan luego de convivir en el pecado de no haber firmado ningún tipo de documentos. Y sin embargo los religiosos siguen jodiendo con que la familia es el soporte de la sociedad justo cuando el concepto de esta es pura y justamente producto de un pacto reñido con la naturaleza humana tan maleable como la plastilina.
Hay parejas que envejecen juntas y en el mejor de los casos será porque ese amor del principio los llevó a conocerse y tolerarse tanto que entre una mezcla de resignación, costumbre y verdaderos sentimientos siguen hasta que la chalaca los separa. Cada vez menos pero sigue pasando lo que no es ni mejor ni peor.
Por otro lado algunos maduran hacia un lado y otros en otro sentido y una buena mañana podemos darnos cuenta que el amorcito de nuestra juventud es una mujer u hombre absolutamente insufrible que duerme con nosotros y entonces vienen los problemas. Siempre he pensado que como nada dura para siempre la vida en pareja tampoco y a veces es bueno poner buena distancia antes de terminar durmiendo con el enemigo.
Por otro lado hay una ola terrible de crímenes pasionales que la verdad me ponen la piel de gallina cuando por ejemplo me entero que un tipo le prendió fuego a su pareja porque lo engañaba o lo dejó de querer que es más o menos lo mismo. ¿Tanto nos ha enfermado la sociedad de consumo que creemos tener propiedad sobre una pareja al punto de matarla antes de dejarla ir?
Si el ser humano es un salvaje violento e irracional tal como aquel que habitaba las cuevas Neandertales poco hemos avanzado en el tema de los afectos y me temo que la mayoría de los pactos “de amor” están sostenidos por uno o dos enfermos que no pueden admitir que los sentimientos se transforman y también mueren como todas las cosas y es así que creo firmemente que nuestras sociedades deberían enseñarnos mucho más sobre la libertad de nuestros semejantes, especialmente de aquellos que amamos que sobre esa inmunda teoría de que la familia es la base de la sociedad. ¿Una sociedad de piromaniacos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s