Uruguay: El periodismo del circo mediático

El periodismo del circo mediático.
Por: Darío Valle Risoto
Técnico en Comunicación social

Cuando comencé a estudiar comunicación social algunos temas que para mí tenían la misma profundidad que cualquiera otro comenzaron a moverse en mi cabeza generando el espíritu hipercrítico que tengo hoy en cuanto a los medios masivos de comunicación y sus ejecutores máximos: Los periodistas. Tuve la gran fortuna de tener excelentes profesores, no todos tenían ese galardón pero por tratarse de un curso donde todas las materias giraban en torno a lo mismo muchas de ellas compensaban la falta de conocimientos de otras.
 
Tuve un profesor de Publicidad bastante mediocre que fue subsanado por uno de Relaciones Públicas con una óptica muy educativa del tema de la publicidad, también en Técnicas de comunicación, sociología de la comunicación, etc. Pude así terminar trabajando en una radio comunitaria de la forma más profesional posible dadas las características del medio y hoy creo que más o menos voy manteniendo este blog con la mayor prolijidad posible amén de alguna publicación por aquí y allá.
 
¿A que viene todo esto?: A que desde hace algunos años en el Uruguay y seguramente en el resto del planeta una nueva raza de periodistas emerge con gran fuerza para incrementar la confusión generada por la sobre información de Internet y otros medios masivos con un estilo festivo, cómico, exagerado y de show bisness que atenta frontalmente con lo que yo entiendo como rigor profesional y periodismo mayor.  Acaso en vez de combatir el bombardeo de noticias falsas, retorcidas y exageradas de la Web la mayoría de los medios intenta hacer lo mismo pensando que va a mantener un público más o menos cautivo.
 
Nadie me puede discutir que el idiotismo está de moda y podremos comprobar que muchas veces se confunden los roles de una noticia de hondo contenido humano con un juego de marionetas donde lo que debería estremecer levanta una sonrisa o es motivo de los chistes más crueles olvidando que todo hecho no sucede aisladamente y quedan secuelas humanas que no es inteligente seguir atacando.
 
Y si bien estoy en total desacuerdo con las leyes de prensa represivas de muchos gobiernos, incluso aquellos que nos quieren hacer creer que son de izquierdas, si hago mío aquello que me dijo un gran profesor y es que el periodista es un intermediario que debe buscar lo inalcanzable: la objetividad. Nadie podrá lograrlo pero no es para nada de un profesional retorcer hechos y situaciones al gusto del chiste diario o de la consigna de moda. Hay programas de humor para ello.
 
Tenemos en Uruguay a Ignacio Álvarez que frente a la noticia de que se aumentaron las penas para los menores infractores pone aplausos de fondo y grita ¡¡¡Aleluyahh!!! Cual pastor evangélico y por otro a Joel Rosemberg que apenas da la noticia y más tarde o más temprano invita a una sicóloga para conversar sobre la tendencia entre los adolescentes uruguayos al intento de suicidio. Son dos formas de periodismo: una entra en el show mediático y manipula al gusto de las viejas chotas del día ese sentimiento real o no de la inseguridad y por otro a un profesional que investiga y nos da la oportunidad de escuchar técnicos entendidos en los temas para que saquemos nuestras conclusiones. Seguramente el primero tenga más audiencia que el segundo.
 
Cuando estudiamos el concepto de opinión pública nos enseñaron que esta para nada es la suma de las individualidades sino una especie de entelequia que tiene una mente propia más aproximada a un niño de diez años que a la suma de una población mayoritariamente adulta. La gente pide que…
 
Los políticos y lamentablemente también los periodistas se erigen en portavoces de las mayorías y generalmente son el eco de esa entelequia antes dicha de niños de diez años y no de la necesaria búsqueda de soluciones lógicas a problemas reales en vez de pedir a gritos una represión siempre funesta para situaciones en su mayoría ficticias.
 
Un periodista es un intermediario entre la noticia y el ciudadano, otra cosa son los payasos de circo que bien podrían trabajar en radio junto a Ignacio Álvarez, bueno, en realidad ya lo hacen.

 

Anuncios

5 thoughts on “Uruguay: El periodismo del circo mediático

  1. uff!! Tremendo tema xD!
    Esta todo metido en la misma bolsa y eso no va a cambiar, peor aun pienso que va a empeorar porque copiamos las cosas de otros lados, lamentable.
    La seriedad ya no rinde y menos el profesionalismo, el chismorroteo va primero.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Como decía Bogart en Deadline , cuando le hacia escuchar el ruido de las rotativas por teléfono :

    ” ¡Es la prensa querido y tu no puedes hacer nada!”

    “¡That s the power of the press ,baby , the power of the press.
    And there s nothing you can do about it! “

    Hoy en día la prensa es algo mas que un cuarto poder , aquel que sea condenado por la prensa, persona o país esta liquidado mucho antes de poder defenderse.

    Aunque es algo muy antiguo , cuando la guerra hispano-usa en Cuba,1898, el magnate hearst dueño de todos los periódicos estaba fomentando la guerra imperialista a cualquier precio (justo lo que España no quería)

    El periodista le escribe :
    ” Aquí todo en calma-ninguna agitación-quiero regresar, no habrá guerra”

    “Siga allí-mande fotografías- yo haré la guerra”

    elio cesar

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s