Denis Leary: Un actor de caracter

 Denis Leary
Por Wikipedia

Denis Colin Leary (Worcester, Massachusetts, 18 de agosto de 1957) es un comediante, escritor, productor y actor estadounidense nominado al Emmy y Globo de oro. Estudió en el Emerson College de Boston. Ha trabajado en comedia en vivo, varias series de televisión y películas desde 1987, año en que hizo su debut en la película Long Walk to Forever, incluyendo Small Soldiers y Ice Age (donde hace la voz de Diego). En 2006 rechazó el papel del sgto. Dignam (que finalmente le dieron a Mark Wahlberg) para la película The Departed. También ha salido en los Simpsons en el capítulo Lost Verizon, personificándose a sí mismo. 

Protagonizó la serie Rescue Me. También es fundador de la fundación Leary Firefighter Foundation LFF (por sus siglas en ingés) cuyo proposito es proveer fondos para los departamentos de bombero a lo largo y ancho de Estados Unidos

Leary nace en Worcester, Massachusetts, hijo de irlandeses católicos inmigrantes. Su madre, Nora, era una criada. Su padre John Leary era un mecánico. Sus dos padres son de Killarney, condado de Kerry, Irlanda; de modo que Leary tiene doble nacionalidad. Se graduó en Saint Peter-Marian High School, en Worcester. Leary es una especie de primo político lejano de Conan O’Brien, el conductor de televisión.

Rescue Me my God

Rescue Me my God
Por: Darío Valle Risoto

Ni todos los musulmanes tienen una mochila con un kit explosivo encima ni tampoco todos los cristianos son abusadores de niños pero desafortunadamente la opinión pública es dirigida en estos sentidos debido a una visión muy estrecha de la realidad y todos hasta quién escribe esto entramos en generalidades perversas que no ayudan en nada para irla llevando por la vida.

Por lo tanto si bien me desagradan cada vez más las series usamericanas donde generalmente nos muestran a los representantes del estado policial como absolutos protagonistas en el caso de la serie “Rescue me” hay sobradas razones para echarle un ojo (mejor los dos).

Que la carga de haber sobrevivido al 11 S sea el disparador de la serie podría poner en peligro la misma con el hecho de caer en fáciles conceptos sobre la heroica actuación de los bomberos y a través de ellos, hacernos ingenuos espectadores que se emocionan con el flamear de las barras y estrellas sería cosa de esperarse sin embargo las historias se centran en lo cotidiano y por ende las miserias de un grupo de hombres no demasiado heroicos y mucho menos inteligentes para afrontar los amores y desamores de la vida. Otro tema preocupante que encuentro en innumerables series yanquis es la religión porque esta a menudo es abordada con una moralina que ronda la idiotez pero aquí tampoco sucede esto.

Tomemos en cuenta que los bomberos de Nueva York como la policía tienen su origen en inmigrantes irlandeses donde su impronta violenta y exacerbada se instala rápidamente en estas instituciones pero también una visión muy ácida de la vida. Es así que el catolicismo está presente más que el perfil protestante del resto de la sociedad y esto ofrece una riqueza icónica que se manifiesta en la aparición de Jesús al protagonista hasta manejando un auto deportivo o María Magdalena confesándole que hace más de dos mil años que anda soportando al flaco. Realmente me parece  brillante.

Es así que al final de la segunda temporada durante el velatorio del hijo del protagonista se suscita el siguiente diálogo entre su hija de unos diez años, tal ves menos con dos de sus colegas que intentan consolarla.
– Hola.
– ¿Cómo estás?
– Echo de menos a mi hermano.
– Sí. Claro. Natural.¿Pero sabes qué, Katy? Tú… Tienes que recordar…
…que algún día volverás a verlo, ya sabes, arriba en el cielo.
– ¿Me quieres ayudar aquí? Di algo.
– No sé.
– Di algo.
– Verás…
…Katy……en donde está él ahora,no existe el dolor.
Está contento.
Y no recuerda nada del accidente.
Dios hace que eso desaparezca.
– ¿Eso es verdad?
– Es lo que me han contado.
– Oye, Katy, tú… Debes saber que Connor está bien.
Que cuidan de él y volverás a verlo otra vez.
– No lo volveré a ver.
– Sí, lo verás, cariño. Lo prometo.
– No lo volveré a ver.
– Porque el cielo no existe.
– Claro que existe el cielo, cariño.
– Demuéstralo.
– Tú…
– Estaba pensando…
Verás, tú…
Tienes que creer.
– Yo creo.
Creo que no existe el cielo. Igual que no existe Dios.
Los seres humanos inventamos esas cosas para sentirnos especiales.
Más especiales que los animales o los bichos…
…porque tenemos miedo.Necesitamos pensar que alguien está protegiéndonos.

Migrante de los Sueños

Migrante de los sueños
Por: Darío Valle Risoto

No es fácil verme
Escapándole a la sombras
Cuando el miedo me atrapa
Y la tormenta es magistral
Ya nadie llama a mi puerta
Ni me separa una soga
Perderlo todo es el comienzo
El comienzo del final.

Lejana tierra mía
Cuanto sufrimiento tengo
La nostalgia es una balsa
Suspendida en el recuerdo
De tiempos de pobreza
Que ahora parecen dorados
Y aunque regresemos
Ese tampoco será mi hogar.

Los mapas calcinados
De una memoria de soles
Hasta las lunas de la miseria
Parecían mejores que esto
Sin embargo España sueña
Con un pasado tan mentiroso
Como el de Sudamérica.

La explotación no tiene fronteras
Políticas de mercado
Atacan mi sentido más común
El de soñar con solidaridad
Y perderme en este mar
De consumidores pomposos.

Tal vez me compre un rosario
Y rece mis últimas monedas
Jugándome hasta el cuerpo
En una revolución de tortugas
Que lagartean bajo el sol
De políticos enmascarados.