Ray Bradbury: El Hombre Ilustrado

Ray Bradbury
Por Wikipedia
Ray Douglas Bradbury (Waukegan, Illinois, 22 de agosto de 1920 – Los Ángeles, California, 5 de junio de 2012 ) fue un escritor estadounidense de misterio del género fantástico, terror y ciencia ficción. Principalmente conocido por su obra Crónicas marcianas (1950) y la novela distópica Fahrenheit 451 (1953).
Ray Bradbury nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois, hijo de Leonard Spaulding Bradbury y de Esther Moberg, inmigrante sueca. Su familia se mudó varias veces desde su lugar de origen hasta establecerse finalmente en Los Ángeles en 1934. Bradbury fue un ávido lector en su juventud además de un escritor aficionado. No pudo asistir a la universidad por razones económicas. Para ganarse la vida, comenzó a vender periódicos. Posteriormente, se propuso formarse de manera autodidacta a través de libros, comenzando a realizar sus primeros cuentos. Sus trabajos iniciales los vendió a revistas, a comienzos del año 1940. Finalmente, se estableció en California, donde continuó su producción hasta su deceso.
También trabajó como argumentista y guionista en numerosas películas y series de televisión, entre las que cabe destacar su colaboración con John Huston en la adaptación de Moby Dick para la película homónima que éste dirigió en 1956.
Existe un asteroide llamado (9766) Bradbury en su honor.
En 1947, se casó con Marguerite McClure (1922–2003), con quien tuvo cuatro hijos. Como dato curioso, nunca obtuvo una licencia de automovilista.
Murió el 5 de junio de 2012 a la edad de 91 años en Los Ángeles, California. A petición suya, su lápida funeraria, en el Cementerio Westwood Village Memorial Park, lleva el epitafio: «Autor de Fahrenheit 451».
Características de su obra
Se consideraba a sí mismo «un narrador de cuentos con propósitos morales». Sus obras a menudo producen en el lector una angustia metafísica, desconcertante, dado que reflejan la convicción de Bradbury de que el destino de la humanidad es «recorrer espacios infinitos y padecer sufrimientos agobiadores para concluir vencido, contemplando el fin de la eternidad».
Un clima poético y un cierto romanticismo son otros rasgos persistentes en la obra de Ray Bradbury, si bien sus temas están inspirados en la vida diaria de las personas. Por sus peculiares características y temáticas, su obra puede considerarse como exponente del realismo épico, aunque nunca la haya definido de este modo.
Si bien a Bradbury se le conoce como escritor de ciencia ficción, él mismo declaró que no era escritor de ciencia ficción sino de fantasía y que su única novela de ciencia ficción es Fahrenheit 451.
    “En mis obras no he tratado de hacer predicciones acerca del futuro, sino avisos. Es curioso, en mi país cada vez que surgía un problema de censura salía a relucir como paradigma de la libertad Farenheit 451. Los intelectuales, ya sean de derechas o de izquierdas, siempre tienen miedo a lo fantástico porque les parece tan real ese mundo que creen que estás intentando engañar y, evidentemente, así es. (…) Vivimos en un mundo que nos absorbe con sus normas, con sus reglas y la burocracia, que no sirve para nada. Hay que tener mucho cuidado con los intelectuales y los psicólogos, que te intentan decir lo que tienes que leer y lo que no».
Novelas
    Fahrenheit 451 (1953)
    El vino del estío (1957). Dandelion Wine
    La feria de las tinieblas (1962). Something Wicked this Way Comes
    El árbol de las brujas (1972). The Halloween Tree
    La muerte es un asunto solitario (1985). Death is a Lonely Business
    Cementerio para lunáticos (1990). A Graveyard for lunatics
    El ruido de un trueno (1990)
    Sombras verdes, ballena blanca (1992). Green Shadows, White Whale
    Matemos todos a Constance (2004). Let´s All Kill Constance
    El verano de la despedida (2006)
    Ahora y siempre (2009). Now and Forever

Blancanieves se puso Oscura

Blanca Nieves remodelada
Por: Darío Valle Risoto
 
Las nuevas tecnologías cinematográficas le han dado al cine la posibilidad de mostrarnos todo tipo de mundos  con detalles antes inimaginados y por lo tanto aquellos clásicos que antes veíamos con decorados en cartón piedra y a lo mejor con algún monstruo o ser extraño recreado en Stop Motion o con un nefasto títere ahora vive y respira frente a nuestros ojos afiebrados por en entretenimiento.
 
Disney vive y lucha y como tantas compañías tratan de hacerle frente a nuevos conceptos estéticos que no siempre funcionan porque los guiones por suerte siguen siendo la diferencia entre una buena película y una colección absurda de efectos varios. No he visto esta nueva versión de Blanca Nieves pero espero que este buena, al menos que salve el día como la película de Alicia en el País de las Maravillas de Burton. La protagonista es la triste Bela de “Gaypúsculo” y allí tiemblo un poquito porque le vi en la biopic sobre The Runaways y la verdad que a la fecha me parece una actriz mediocre. Pero habrá oportunidad de apreciar a “Thor” en el papel del leñador y por sobretodas las cosas a la siempre bellísima Charlize Therion.
 
Destacamos una leve tendencia a tratar de llevar al cine todo lo que de alguna manera remita a esa perfecta trilogía sobre “El Señor de los Anillos” de Jackson y por lo tanto estos personajes (Enanos Incluidos) se prestan para una película que se anuncia más épica que candorosa aunque la versión de Blancanieves animada de Disney seguirá siendo un súper clásico imperecedero para la historia del séptimo arte. 
 Thor cambió el martillo por un Hacha, cosas de la crisis
Kristen Stewart de Gaypúsculo a Blancanieves