Suburgatory: Buena serie

Suburgatory
Por: Darío Valle Risoto


Lamentablemente la vida en las ciudades se hace muchas veces insoportable y los que tienen la posibilidad de irse se mudan a barrios privados, en Estados Unidos tal vez esta costumbre sea la precursora de algo que se extiende por todo el planeta.
La creación de un micro mundo al mejor estilo de “The Truman Show” no deja de tener el patetismo de hacernos encontrar con nuestras contradicciones como seres humanos que parecemos ser sociales pero sin embargo por la tan manida seguridad preferimos recluirnos en feudos donde más o menos nuestra vida está vigilada en su confortable sentido de la libertad.

Suburgatory es una nueva serie que nos muestra desde la ironía las vivencias de una chica de Manhattan que se muda con su padre a Chastwick un barrio privado en las afueras de Nueva York. Pero no todo es tan bello como parece cuando la libertad de pensamientos es coartada por un sinnúmero de personajes tan peculiares como exagerados pero sin embargo guardan dentro de cada personalidad los arquetipos de esos vecinos que conoceríamos si nos mudamos a esas nuevas cárceles de la libertad.

Las señoras que luchan por parecer jóvenes así como sus maridos que apenas las tocan, los hijos alienados, las particulares formas de internalizar la paranoia existente en la búsqueda de un concepto de la libertad tan acotado como pérfido, nos obliga a solidarizarnos con la protagonista: Tessa. Quién es tan hija como amiga de un padre tan ingenuo, esto les lleva a un sinnúmero de situaciones bien narradas en primera persona por esta encantadora pelirroja de dieciséis años. Buena serie que es de aconsejar si os gustan las comedias no tan livianas porque a primera vista puede parecerlo pero si rascamos la cáscara comprobaremos que es una radiografía fiel de la perversa vida en los barrios pitucos de los Estados Unidos y también de los nuestros. ¿Por qué no?
 

Las Riquezas del Vaticano

El Vaticano es el “mayor poseedor de inmuebles”
Gracias a Marcelo por este interesante material

    En relación a la inmensa cantidad de propiedades del Vaticano, ya no se puede hablar de inmuebles en forma individual, sino mas bien de ciudades o barrios.
    Roma por ejemplo, ¼  de la ciudad está en manos del Vaticano, así investigó Paolo Ojetti en la revista L´ Europeo el 7.1.1977. Su artículo se leía como una guía telefónica. Página por página registró miles de palacios, que en parte les pertenecen a las 325 congregaciones de monjas católicas y órdenes de monjes. 5)
    El periodista Ojetti también investigó en la ciudad italiana de Verona. Él imprimió un plano de la ciudad, en el cual más o menos la mitad estaban marcados con negro = propiedades de la iglesia católica. El señalizó que las relaciones de propiedad en otras ciudades deben ser similares. 5)
    Esto fué intolerable para el Vaticano. Ellos calificaron al artículo como confuso, irresponsable, escandaloso, anticlerical, inculto y tonto. El director de la revista fué despedido de forma inmediata.
    Pasaron 21 años hasta que un periodista valiente, nuevamente se atrevió a hablar sobre este tema.
    Nuevamente Max Parisi investigó para el periódico La Padania las circunstancias de propiedades en Roma, y en su artículo del 21.6.1998, llegó a la conclusión de que un 1/3 de todos los inmuebles de Roma están en poder del Vaticano. 6)

    Estos inmuebles de un “valor inconmensurable” se encuentran según sus investigaciones, en los mejores lugares: “Toda la zona del Campo dei Fiori hasta el Tiber frente al palacio D´Angelo, junto a la piazza Navona y las calles adyacentes, están prácticamente en poder del Vaticano.
    Se trata de algo menos de la mitad del centro histórico. “Sólo en esta zona son más de 2.500 palacios. La totalidad de los inmuebles no aparecen en el registro de propiedades, porque son considerados territorio extranjero. 6)
    El autor Guarino 33) cita ejemplos de cómo personas fueron forzosamente desalojadas y puestos en la calle, aunque el Banco Vaticano de forma beata, había prometido otra cosa. Parisi se pregunta al final: “¿Qué tienen que ver juntos, fe y 160.000 millones en propiedades inmuebles? ¿Qué tiene que ver Jesús con … las viviendas más caras de Roma?” 6)
    Ahora se comprenden las antiguas profecías según las cuales a los romanos, algún día les estallarán los cuellos y los prelados tendrán que tirar sus sotanas al Tiber, para no ser reconocidos.

¿Pero, cómo llegó el Vaticano a tener este inmenso patrimonio?
Leer artículo completo en su página de origen

Agenda 2012

Agenda 2012
Por: Darío Valle Risoto

Con los años el fin de año es otro trámite que se hace en tiempo fijo y más o menos en lugar preestablecido, es de destacar que Julia en Barcelona lo festejó tres horas antes que en Montevideo y supongo que en Chile sería más tarde, quién sabe en Japón. Así que es una fiesta que más o menos durante horas llena de petardos y gente que abre nuevas agendas a lo largo del globo.

Pero uno se hace grande y ya no hace planes para cambiar el mal carácter o tratar de ahorrar más el año entrante porque ya sabe que con los días y los meses seguirá siendo el mismo tipo con sus claros y oscuros y por lo tanto ya no tiene demasiadas expectativas. De todas formas se hacen revisiones y en lo personal este como el anterior han sido años pacíficos donde disfruté de mi vida como nunca antes pero dentro de las sencillas apetencias de una persona que ama su soledad por sobre todas las cosas.

Solo me gustaría volver a la docencia que solo ejercí durante tres años en una Biblioteca Municipal y por falta de todo tipo de apoyos debí dejar, también por ahí aunque lo veo más distante me interesaría volver a hacer radio pero la única posibilidad que le veo es a través de Internet porque volver a una radio comunitaria no está ni en el más descabellado de mis proyectos. En cuanto a las radios “De verdad” estoy seguro de que me sobran condiciones para hacerlo más no tengo contactos y soy muy mal comerciante como para andar buscando sponsors en la jungla capitalista.

Y mientras el tiempo me lo permita pienso seguir con los Blog aunque a veces tengo ganas de cerrarlos y dedicarme a tener más tiempo para escribir ya que me tiene medio cansado todo el tema de andar registrando mes a mes montones de cosas que seguramente terminarán perdidas en algún recóndito rincón de la Biblioteca Nacional.
Desde luego que cerrar los blogs sería quitarme la única posibilidad de compartir mis cuentos con ustedes pero tampoco he encontrado demasiada adhesión a ellos y es lógico que los usuarios de Internet se interesen mucho más por entretenimientos de otros estilos.

Primero de Enero y me acabo de levantar al mediodía y no es por haberme emborrachado, nada de eso sino porque al acostarme me tomé un relajante muscular de esos que me dejan frito porque no podía dormir entre tanto petardo. Eso si, debo ser justo al advertir que año a año disminuye esta curiosa costumbre de hacer ruido de los seres humanos y cada vez más se circunscribe a las doce de la noche y sus alrededores.

En cuanto al año próximo, los conocidos, no los amigos, me siguen preguntando: ¿Para cuando te vas a casar? Siempre les contesto alguna barbaridad tipo: ¿Hace falta una mujer?, Todavía soy muy chico o Cuando el Cholo se opere nos casamos.
Todo un tema el de la pareja, tal vez en el fondo de mi más recóndito agujero del alma anarquista esté deseando una pareja como cualquier bicho que camina pero de verdad que a medida que me pongo viejo y me veo más y más desagradable al espejo, me resulta difícil pensar en una ninfa que me caliente el catre y me sostenga las tristezas.

Este viernes para no ir muy lejos llegaba a casa cansado del trabajo y sube una joven bastante gordita pero con el rostro más bello que vi en mucho tiempo. Cabello largo castaño oscuro y rasgos anglosajones y me pasó eso que uno ve en las películas, me la quedé mirando y ella a mi. Lo más raro es que se sentó a mi lado, cargaba el mate y algunos bolsos.
Les cuento que pasé todo el viaje a punto de decirle que no se asuste pero que tiene el rostro más hermoso que vi en mucho tiempo. Desde luego que no le dije una palabra aunque todo el viaje juntos parecía que queríamos hablarnos.

Un consejo para el dos mil doce: No se guarden las cosas como pelotudos y adelante que la vida es corta.