65: The Ultimate Sin: Ozzy Osbourne

65: The Ultimate Sin: 
Ozzy Osbourne
Por: Darío Valle Risoto
Con este disco me pasa algo parecido que con el “Fly on the wall” de Ac/Dc, es uno de mis discos preferidos pero los músicos no ejecutan ninguna de sus canciones actualmente en sus giras. Cuarto disco de Ozzy Osbourne con un claro mensaje anti bélico y a por el desarme que estremece y contando con un super hit como: “Shot in the dark” que asombrosamente escaló en las listas hasta de la música pop. Aunque usted no lo crea metalero amigo.
Para mi es uno de mis 100 esenciales porque llegó a mi vida justo cuando comenzaba a darme cuenta que Ozzy es un megasupercrack del metal que se merece el sitial que tardíamente ostenta hoy día. Entre sus temas que son todos buenos destaco: “Secret Loser” pero ya les digo, todo este disco casi conceptual es una verdadera joya que quizás lo único que tiene en contra es que está mezclado un poco blando y le haría falta más volumen y unos bajos más incendiarios pero eso hoy día lo ecualizamos y listo.
Ozzy en esos tiempos andaba muy mal con el alcohol y más loco que de costumbre, le venía creciendo el pelo luego de raparse completamente antes de ir a una clínica de reabilitación y andaba teñido de rubio onda glam y parecía una vieja mala de las películas de Disney pero se le perdona.
Es de destacar que en la batería debuta Randy Castillo un grande que lamentablemente ha muerto pero siempre nos quedan las grabaciones y videos para seguirlo admirando. Lightinig strikes y Killer of giants son muy buenos también y “Gracias a dios por la bomba” un temaso…bueno es todo bueno, que se le va a hacer, espero que alguna vez aparezca una edición remezclada como se debe.

No, no es Sharon, es Ozzy

Muerte de Christopher Hitchens

Murió Christopher Hitchens, el polémico escritor que hizo del ateísmo su militancia
Gracias a Omar Bocazzi por enviarnos este material

Agitador e incendiario, viró de la izquierda a la derecha tras los ataques a las Torres Gemelas. “Tragándome el vómito” escribió sobre su saludo a Videla, en 1977, cuando visitó la Argentina. Tenía 62 años y padecía un cáncer de esófago.

Christopher Hitchens, que ha fallecido hoy en EEUU a los 62 años. (EFE)

Hitchens hizo del ateismo una forma de vida con libros como “Dios no existe” y fue famoso por obras tan polémicas como “El juicio a Kissinger”. (EFE)

Periodista, escritor, filósofo, el británico Christopher Hitchens murió el pasado jueves por la noche a los 62 años en Houston, Estados Unidos. Si con sus libros “Dios no existe” y “Dios no es bueno” hizo del ateísmo una forma de vida, fue con sus críticas a la Madre Teresa y a Henry Kissinger que ganó su merecida fama de polemista, sostenida desde diversas trincheras ideológicas e intelectuales. Un espacio que nunca abandonó.

“Una gran voz cae al silencio. Un gran corazón se detiene”, escribió Salman Rushdie en su Twitter, a modo de un escueto obituario dedicado a su amigo Hitchens. El biólogo inglés, Richard Dawkins —un ateo militante como Hitchens— dijo que el ensayista y periodista inglés fue “uno de los mejores oradores de todos los tiempos” y lo celebró como un luchador contra los tiranos. Hasta sus contrincantes como Tony Blair salieron a celebrar su “pasión, su compromiso y su brillantez.”

 Una gran parte de su celebridad se debe a su ruidosa protesta contra las creencias religiosas. Hasta último momento les rogaba a los que decían estar orando por él que “no malgastasen sus llantos a un cielo sordo.”

Leer el artículo completo en su página de origen