Horrible Bosses & Change Up

Horrible Bosses and Change Up
Por: Darío Valle Risoto

Estas dos comedias usamericanas las acabo de ver casi seguidas y la verdad que si bien me sirven para confirmar una vez más la ausencia de ideas frescas en los guionistas de Hollywood debo reconocer que son suficientemente buenas y entretenidas.

Ambas tratan por su lado los temas sociales más interesantes para este tipo de películas, el poder y la amistad, la primera es buena desnudando la relación de tres amigos y sus respectivos jefes y la segunda vuelve una vez más al gastado tema del cambio de roles ya mostrado hasta el verdadero hartazgo y casi una vez por año en este tipo de cine.

Tienen en común a Jason Bateman que a estas alturas es un actor bueno y que rinde su rol a la perfección y creo que su mayor logro es que no sobreactúa como muchos comediantes de su país y puede así mismo llegar incluso a pequeños atisbos de drama pero claro, dentro de este tipo de películas livianas que solo pretenden entretenernos.

Por otro lado a veces creo que con las sitcoms de la televisión se lucen más que suficientemente los guionistas usamericanos y por lo tanto el excesivo largor (¿Se dice así?) del formato cinematográfico actúa en contra de algunas ideas.  Para estos e suele recurrir a ciertos gags de relleno a al uso de algunos actores secundarios famosos.

En la primera encontraremos a un conocido actor de los Fantastic Fours y en la segunda podemos decir que la inclusión de la bella Olivia Wilde se destaca sobretodo al final de la historia.
De todas formas sigo siendo fan de las comedias usamericanas pero en el segundo caso me parece que el tema del cambio de cuerpos podría haber tenido un giro final más original o al menos diferente al resto de este tipo de historias que como ya dije ya se hizo de todas las formas posibles. Aún así Ryan Reynolds (Green Lantern) es un gran comediante y me hubiera gustado en el rol de Flash si me dejan el atrevimiento de buscarle un héroe más a su medida.

En Horrible Bosses se destaca desde luego Kevin Spacey sobretodo porque me recuerda al personaje de American Beauty al estar del otro lado de la barra y vuelvo a confirmar que es un actor que como malo realmente la gasta. Jenifer Aniston y un cambiadísimo Colin Farrel completan la trilogía de jefes malos, la primera sigue sin conseguir un papel interesante luego de Friends y el personaje de Farrell está magnífico aunque poco explotado, se merecía mucho más.
Un buen par de comedias regulares que no llegarán a clásicos pero se dejan ver y hasta nos pueden llevar a alguna reflección sobre nuestras vidas, lo que no es poca cosa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s