Watashi no kokoro o ushinatta

Watashi no kokoro o ushinatta
Por: Darío Valle Risoto

Un cielo de ramas secas y una alfombra de hojarascas
los pasos de un ente perdido en la niebla
y las manos atrapando sueños en la distancia.

El grito ahogado de los pájaros eternos
errabundas sombras de las malezas tempranas
cae el rocío helado sobre sus labios enrojecidos
y vuelve a tañer el silencio despabilado.

Miré al cielo una vez más y me encontré solo
ondulando el invierno vino por mi garganta
enroscándose en cotidianos desentierros
donde los espíritus habitan en las frías sombras.

Mi corazón perdido añoró las lejanas tierras
de los guerreros olvidados y sus negras siluetas
chocando sus espadas a la luz de la luna
implorando que sus almas perduren…
para fundirse en el recuerdo de sus amantes
de rostros blancos y kimonos florecidos.

Y esa noche escuché susurrar…
Watashi no kokoro o ushinatta
Watashi no kokoro o ushinatta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s