La Luna de Zhou

La Luna de Zhou
Por: Darío Valle Risoto

Un silencio absorto recorre
Un camino de piedras
Pulidas por la lluvia de noviembre
El crepitar de los juncos ahoga
La espuma de un viento de estrellas
Y la soledad solo se quiebra
Por la silueta inmaculada de Zhou.

Hay un puente de maderas rojas
Que la lleva lejos de las sombras
Al abrazo de un nuevo pensar
Porque la filosofía es solo otro paisaje
Cuando la vida tiene el aroma
De los yuyos silvestres.

Sus ojos aguardan en la noche
El beso tibio del firmamento
Cuando suenen los violines invisibles
De un aguardado amanecer
Y la soledad solo se quiebra
Por la inmaculada silueta de Zhou

Luciérnagas brillan en su pelo
Como sortijas de sueños felices
Adelantan la aurora anhelada
Y dejarán que las sombras se vayan
Para esperar otra noche
En que Zhou camine sin tocar el suelo
Fantasmal y deseada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s