Voy Recorriendo un Tango

Voy Recorriendo un Tango
Por: Darío Valle Risoto

Una luz difusa, un encuentro urbano
Una calle húmeda, un aire de tango
Su vestido negro y sus calientes labios
La sonrisa rosa y sus delgadas manos.

Un comienzo incierto, donde hubo llanto
Es la nueva estampa de mi yo prestado
Ahora vivo en otros este sueño largo
De vivir muriendo y morir soñando.

La conquista enorme del espejo plano
Donde los colores me van dibujando
Los cuadros intensos de pinceles largos
Que acomodan piernas que se van bailando.

Y miré en tristezas aquellos viejos cuadros
De zaguanes, flores y Ángeles dorados
Jubilosas huellas del tiempo acompasado
Que flota en las notas de un violín lejano.

Vi el carro, las botellas brillando en el barrio
Al grito pregonero del que va olvidando
Las pedregosas calles del lluvioso antaño
Y aquellas amantes que ya nos olvidaron.

Un comienzo incierto, donde hubo llanto
Es la nueva estampa de mi yo prestado
Ahora vivo en otros este sueño largo
De vivir muriendo y morir soñando.