Uruguay: ochenta y cinco, movimiento popular y frente amplio

Uruguay: ochenta y cinco, movimiento popular y frente amplio
Por: Darío Valle Risoto
Corría el año 1985 y en Uruguay había acabado luego de once años la dictadura cívico-militar instaurada desde 1973 gracias al benemérito Juan Bordaberry, los militares y sus padrinos de la CIA.
Yo desde hacía dos años trabajaba en los talleres Barreiro donde felizmente había conocido a Eduardo Romero un anarquista con unos conocimientos de política formidables, gracias a él comencé a conocer la historia reciente de mi país de forma profunda ya que en mi hogar no se hablaba mucho de política y tampoco entre mis familiares que eran muy pocos.

Como suele suceder luego de largos períodos donde las libertades son maniatadas, las sociedades se desperezan del oscurantismo y explotan miles de nuevas cosas, propuestas e inquietudes entre las generaciones que vivieron la represión, esto hace que se de un fenómeno muchas veces enloquecido y desmedido por quizás recapturar el tiempo robado y talvez recuperar la libertad a grados superlativos.

En Uruguay la izquierda prácticamente circunscrita a la coalición de partidos llamada Frente Amplio fue la más combatida durante la dictadura, miles de frenteamplistas tuvieron que irse del país, exiliados por persecución política o por exclusión económica que son básicamente lo mismo. 

De todas maneras alrededor del fin de la dictadura muchos volvieron y desde luego que los artistas censurados fueron un estandarte para que comenzara una ola “popular” que en aquellos días llegó a pasarme por encima de tal forma que inmediatamente como reacción comencé a detestar todo lo que fuera “popular y frenteamplista” porque me pudrieron los cojones con el Canto Popular y muchas personas que hasta ese momento era seres humanos bastante normales se metamorfosearon en una suerte de guerrilleros de la sierra maestra uruguayos con boinas, barbas, mates, pegotines, marchas, candombailes y una jerga de “compañeros” que se torno, al menos para mí, bastante insoportable.

Hoy con muchos años por delante y viéndolo en perspectiva me siento feliz de haber dado un paso al costado y si bien militaba en mi sindicato tanto laboral como estudiantil, siempre vi con cierta desconfianza a los “revolucionarios instantáneos” que se crearon con el fin de la dictadura. ¿Dónde estaban antes? Recuerdo a jóvenes de quince años o menos queriéndome afiliar al partido comunista y las tremendas discusiones cuando yo les decía que era Anarquista y estaba en contra de la “Dictadura del proletariado”
Eso me hizo perder en el liceo la posibilidad de conquistar alguna piba porque las mejores estaban en las juventudes comunistas.

Lo que si era interesante y hoy lamentablemente ha muerto, eran los largos, constantes e incesantes debates políticos tanto en boliches como en los corredores de los institutos o donde sea. Por lo menos equivocados o no, los jóvenes buscábamos algo de que agarrarnos con miras a un futuro posible en un país que de todas formas tenía un gobierno de transición que había llegado al poder con partidos y políticos proscritos.

Los años trajeron a esa misma coalición de izquierda al poder, la misma que era el centro neurálgico de aquella gran movida de los años ochenta cuando se retornó a la democracia y la madurez nos hizo comprobar una vez más, que los hombres cambian cuando llegan a cumplir sus metas, muchas veces transformándose en los mismos enemigos contra lo que combatieron en su juventud.

3 comentarios en “Uruguay: ochenta y cinco, movimiento popular y frente amplio

  1. Madre de Lulú

    Cómo te entiendo! He tenido que soportar a los “revolucionarios de café”: insoportables, intelectualoides, que pululan hasta hoy. Y a los que cantan, pero no hacen. Y a los que predican, pero cuando les conviene, se pasan a la otra orilla. A los que cantan apretando los puños y en eso se quedan. A los que no se comprometen!! Cómo te entiendo, amigo!

    Me gusta

  2. Hola amigo desconocido….(y de alguna manera conocido) Me siento identificado con la madre de Lulú y contigo sobre todo en el pensamiento final de tu presentación que verdad has dicho ya está todo dicho y que pena para mi que ya casi se me termina el boleto en este omnibus interstelar….pero mas pena para la gente inteligente y joven y no adoctrinada que no le dan mas posibilidades para cumplir metas un abrazo y que tengas una buena vida amigo!!!!

    Me gusta

  3. Gracias a ambos, mis disculpas a la amdre de Lulú por no haber dado una respuesta antes que de alguna manera es la misma para ambos: Creo que siempre es bueno mantener un sano espíritu crítico antes que una adhesión sin incondicional como la que muchos grupos humanos mantienen en este país con el poder en curso, no es bueno ponerse una camiseta porque se pierden las perspectivas y vemos que muchas cosas que antes criticábamos ferreamente ahora porque “El frente” está en el poder se toleran, eso me parece inadmisible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s