Paradas continuas: Así se hace una comedia juvenil

Paradas Continuas
Por Darío Valle Risoto

Hace algún tiempo que tenía esta gran comedia mexicana sin verla y anoche tuve la feliz idea de ponerla en el video y la verdad que superó mis más grandes expectativas, desde “Niñas Mal” que no veía nada de esta querida tierra en clave comedia juvenil y la verdad que las andanzas de Perico y sus amigos a bordo de una Combi que transforman en hotel de paso es realmente entretenida y con un guión sin defecto alguno.

Muy buenos personajes en clave de comedia de jóvenes pero sin las guarradas super estúpidas de las comedias usamericanas tipo American Pie que han ido de peor en más peor a través de los años y aquí mis chamacos amigos la han llevado de puta madre y se las recomiendo.

Por si fuera poco la banda sonora aderezada con temas de Orquesta Mondragón y el mismo Javier Gurruchaga en un papelillo a su estilo le dan el toque final a una serie de gags muy buenos que hacen posta en el tema de esa edad en que todos sufrimos porque siempre hubo alguna niña que no quiso hacerlo porque no “era el momento adecuado” (¡¡¡al carajo!!!) y claro que me he acordado de esas andanzas a por putas a algún burdel donde alrededor de los veinte años salíamos enamorados de la chica de turno hasta la próxima semana en que nos gustaba otra y rápidamente pasábamos a madurar para comprender que nada mejor que el sexo…bueno, están los amigos, los comics, el alcohol, los budines de pan, los flanes, los helados de chocolate, los… perdón me fui por las ramas.
Ya lo saben, traten de ver: Paradas continuas que es una muy buena película en nuestro propio idioma aunque haya algunas palabras que en Uruguay no conocemos mucho como: “No mames guey”

 
 
 Un gran elenco