Invierno del 11

Invierno del 11
Por: Darío Valle Risoto

Se ciernen las nubes como una amenaza
Sobre mi solitaria figura desalojada
Viento gris de momentos que se fugan
Del cerebro a los ojos y bajan al cuerpo.

Las manos frías que se abrazan buscando
Aquella codicia por la piel más tibia
Y el roce infrecuente de una espalda
Donde terminarían todas las fronteras.

No habrá posibilidad de burlar al tiempo
Porque irremediablemente estará la soledad
Esa prisión con barrotes de invierno
Sobre una celda helada de recuerdos.

Ningún hada en el bosque petrificado
Ni un sortilegio de labios calientes
Solo una taza de chocolate y un tango
Para engalanar el tiempo de quedarme solo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s