Toxi Taxi (Cuento)

Toxi Taxi 

Por: Darío Valle Risoto

__ ¿Cómo se llama?
__ ¿Quién?
__ Esta piba, está desde anoche y ya pasó como dos veces caminando desnuda entre nosotros tarareando esa espantosa canción de la torta esa…
__ Julieta Venegas
__ Julieta Revergas, esa.
__ Se llama Magendra, creo que es la minita de Luís.
Rolando tomó la lapicera sin corazón y aspiró el último vestigio de cocaína que desparramado ansioso esperaba sobre la foto de comunión de dos hermanas gemelas en el setenta y seis. Miró al techo impregnado de humedad y sonrió, Pepe se rascó la cabeza casi rapada y miró por la ventana, abajo, en la calle comenzaban a armar la feria, la noche se había pasado de largo como un tren perseguido.
__ Esta todo sucio, ¿No vino la señora?
__ Su hijo tuvo un accidente.
__ ¿El negrito?
__ Pablo.
__ ¿Qué le pasó?
__ Se chocó con la moto, se partió una pierna y creo que perdió la cédula.
__ Jua jua jua.
__ Para colmo cuando estaba en el hospital lo reconocieron de un chorreo y quedó preso, entonces la vieja anda como loca tratando de conseguirle un abogado.
__ Mala pata, ahora no tenemos quien venga a hacer la limpieza, ¿Y tu novia?
__ No sabe ni calentar agua la pelotuda.
__ ¿Y para que la tenés?
__ Coje bien…bueno, bastante bien si no anda loca.
__ A veces pienso que es mejor ser puto.
__ Nunca es tarde para empezar pero no conmigo. ¿Eh?
__ Jua jua jua.
__ Mala droga, rebajada mal, tengo un dolor de cabeza que siento que se me está inflando.
__ No te preocupes que siempre fuiste cabezón Pepito. Mirá, ahí viene, se ve que se bañó.
Magendra pasó de nuevo dejando en el aire un perfume a lavanda hermoso, sus largos cabellos casi ensortijados le llegaban justo casi cerca del comienzo de sus nalguitas flacas pero perfectas, tenía el pubis afeitadito formando un corazón.
__ Buen día pimpollo.
No les contestó y se metió al cuarto de Luís. A poco comenzaron a escuchar una canción espantosa.
__ ¿Che?
__ ¿Qué te pasa?, en el cajón de arriba hay unas tripas si querés seguir curtiendo.
__ Gracias pero ya es bastante, la piba esta, no te parece…
__ No, no creo que quiera que se la pongas.
Rolando miró a la puerta del cuarto con ojos vidriosos y la boca seca como un mini desierto, destapó la cerveza y tomó un trago largo, estaba caliente y sin espuma.
__ ¿Qué dia es hoy?
__ Creo que Lunes pero bien podría ser Agosto.
__ Falte de nuevo al trabajo, a cuento de que ya estoy podrido de trabajar para ese judío de mierda.
__ También sos antisemita.
__ No, no es que odie a los judíos en general, es a este judío en particular, individualizado y detectado a fondo como un hijo de puta magnífico, decí que dos por tres me acuesto con la hija.
__ Ahh, No me contaste.
__ Rebeca, tiene como treinta años y es fea como la misma mierda pero muy degeneradita y le gusta mucho que le…
En ese momento entró Luís que llegaba de trabajar en el metro, los miró a los dos tirados sobre la alfombra del living mientras que por el hueco de la ventana abierta se colaba el ruido de la feria en la calle.
__ ¿Siguen desde ayer?, Ustedes deberían estar internados en un psiquiátrico.
__ Dejate de pavadas y entrá a tu cuarto que está tu novia.
Luís dejó la mochila sobre el sofá y abriendo la puerta del cuarto constató que estaba vacío, volvió con los amigos y tomó un poco de coca que apenas dibujaba una bruma sobre la fotos de sus hermanas gemelas.
__ Mala droga muchachos, no tengo novia y en el cuarto no hay nadie.
Rolando y Pepe se miraron.
__ ¡Qué lástima, estaba buena la piba! __ Exclamó Rolando

FIN

Facebook: el No me gusta, un fraude

Facebook: el No me gusta, un fraude
lanacion.comlanacion.com – lun, 16 may 2011


Ariel Torres LA NACION

Primero, lo importante: no existe un botón No me gusta en Facebook . La oferta que aparece en estos días en la versión en español del sitio, y que ya vimos en la versión en inglés el año pasado, es una estafa. No un virus, sino un engaño con fines de lucro.

Hace unas semanas la trampa pasaba una aplicación que nos daría la lista de las personas que nos habían bloqueado. ¿Quién no sentiría curiosidad por saber algo así? Pero antes de darnos la supuesta lista se nos pedía acceso a los datos de nuestro perfil de Facebook y una dirección de correo electrónico personal para enviarnos un mensaje cada vez que se detectara que alguien nos había bloqueado. Luego nos conducía a una encuesta, es decir, a un sitio externo. Una vez que caíamos en la trampa, nuestro perfil empezaba a enviar a nuestros amigos la misma invitación malintencionada, en nuestro nombre, pero de forma subrepticia.

Para el ojo entrenado, las maniobras fraudulentas son obvias: acceder a nuestros datos de perfil, sacarnos una dirección de mail, llevarnos a un sitio externo (ésta es la parte que le paga dinero al pirata) donde, eventualmente, nos harán instalar un jueguito que, a no dudarlo, contiene alguna clase de virus.

Como los temas de seguridad no suelen ser los más populares e Internet es todavía joven -muchas personas se conectan desde hace poco y sin demasiada experiencia informática previa- estas tácticas de estafa burda hacen caer a una gran cantidad de usuarios incautos.

El botón No me gusta actúa de una manera semejante, y forma parte de una larga lista de engaños que han llegado a Facebook y cuya función es hacer spam o publicidad no deseada. Los controles de esta red social sobre sus aplicaciones, es evidente, no están dando resultado.

La trampa del botón No me gusta empieza cuando un amigo publica en nuestro Muro (sic): “Que bien, Facebook ha puesto por fin el boton NO ME GUSTA, si quieres tenerlo tu tambien pulsa en el boton que sale aqui abajo, que dice Instalar NO ME GUSTA”.

El planteo es muy sospechoso por tres motivos. Primero, porque cuando Facebook activa una nueva función no nos avisa por medio de nuestros amigos. O la instala directamente, como fue el caso del botón Me gusta , o nos lo informa sin intermediarios, como hizo con Mensajes de Facebook . Segundo, y quizá más importante, si el botón Me gusta original no tiene -ni necesita- una aplicación aparte, ¿por qué sí la requiere éste? Tercero, ¿desde cuándo ese amigo que jamás publicaba en nuestro Muro, mucho menos para contarnos sobre una nueva función de Facebook , ahora se ha puesto tan solícito?

Pese a los síntomas de que hay gato encerrado, la historia recién empieza. Aceptadas las condiciones leoninas de la aplicación, se nos instruye (y esto es increíble) a copiar y pegar la dirección fraudulenta que nos conducirá a la página externa de spam . También puede solicitársenos instalar un software.

Las variaciones de esta técnica son muchas y cada una sufre modificaciones a medida que Facebook las detecta y elimina, normalmente cuando ya se han infectado miles de cuentas. Si ya se instaló el botón No me gusta , es hora de quitarlo por medio de Cuenta > Configuración de la privacidad > Aplicaciones y sitios web > Aplicaciones que utilizas > Eliminar .

CLAVES

Spam, no un virus: el botón No me gusta no es un virus, sino una maniobra para hacer spam (publicidad no solicitada).
Riesgo: en algunos casos puede llevar al usuario a una página web que intentará instalar un virus en la PC.
Recomendación: para evitar la trampa, no debe instalarse la aplicación Botón NO ME GUSTA.
Diversidad: hay variaciones de esta estafa. En la nota se refleja la que estaba activa ayer.
Desinstalación: si ya se lo instaló, se lo puede quitar por medio de Cuenta> Configuración de la privacidad> Aplicaciones y sitios web> Aplicaciones que utilizas> Eliminar

In Bruges

In Bruges
Por: Darío Valle Risoto

Excelente comedia negra con ribetes de drama policial que se las trae, hacía tiempo que no veía una película en este estilo y realmente me sentí complacido porque Colin Farrell actúa cada día mejor quitándose cada vez más aquellos gestos tan característicos y transformándose en un tipo tan versátil que en esta película no sabremos nunca cuando está bromeando o habla en serio.

Se que hay muchas en este estilo donde las cosas más fuertes como el crimen y los asesinos a sueldo son tomados en clave comedia mientras se siguen desarrollando tramas muy intensas pero será talvez por el humor Irlandés que va a mucho más allá del ya de por si humor Inglés para facilitarnos una historia donde dos asesinos deben refugiarse como “Turistas” en la hermosa ciudad medieval de Brujas en Bélgica.

Pero no seré yo el que les revele los detalles de la historia ni de la venganza si es que la hay o el derrotero de culpas que llevarán a un desenlace algo inesperado aunque lo que realmente vale de este drama en estilo comedia negra es que los diálogos son magníficos y los personajes exquisitos. No pueden perdérsela si es que les gustan las buenas películas de verdad, ya se que últimamente les he recomendado varias con la misma consigna pero al momento nadie me ha comentado que me equivoco.

Para finalizar no esta demás agregar que esta hermosa ciudad es el marco perfecto a la acción donde no faltan algunas escaramuzas laterales muy buenas como la de cierto enano, el tipo que queda tuerto o los turistas en el bar, todo eso regado con varios chistes antiyanquis que nunca sobrarán en el cine.

Brendan Gleeson y Colin Farrell una gran pareja protagónica