The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader

The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader

Por: Darío Valle Risoto

Interesante tercera entrega de las crónicas de Narnia que si bien sigue con las aventuras de los hermanos Prevensie ahora reducidos a los dos más pequeños y la compañía de su desagradable primo Eustace, tiene la bienvenida idea de ofrecer un cambio muy grande en todo el sentido de la historia tratándose ahora de una travesía marítima al mejor estilo de esos queridos clásicos como la aventuras de Simbad el marino o Jason y los Argonautas.

Excelentes efectos y un guión suficientemente original, la narración no decae en ningún instante y es un verdadero placer hacer este afortunado viaje al país de Narnia donde la magistral pluma de C.S.Lewis tiene la magia de superar en ciertos aspectos al propio Tolkien, me refiero a que se nota que no pretende más que entretener y por lo tanto se aparta voluntariamente de ciertos vericuetos que no siempre son bien llevados al papel y mucho menos a la pantalla cuando se trata del creador del Señor de los Anillos, sé que este tiene innumerables seguidores en todo el mundo pero a mi me parece un escritor sobrevalorado, no así Lewis que tiene su justo lugar en la literatura juvenil.

Una muy buena película que es digna de estar en la videoteca de todos los que aman este tipo de aventuras, tal vez esta trilogía comparta con la mencionada de Tolkien en el cine, el rarísimo privilegio de que cada nueva entrega supera a las anteriores y eso no es poco en el alicaído cine actual.
PD: Una de las mejores escenas es la del combate entre una serpiente marina y un dragón en medio de un mar embravecido, sencillamente magistra


Al centro la gran protagonista de esta entrega, los chicos crecen

Arquitecturas

Arquitecturas
Por: Darío Valle Risoto

Esa sobra del destino
Esa fría madrugada
Esos dedos delicados
Esa prisa en la mirada,
Ese calor que agobia
Esa saliva endemoniada
Es la ventana que se ilumina
Y la noche que nos aguarda.

Tu sonrisa en el frontispicio
De la arquitectura desnudada
El art déco de tus hombros
Y la luna gótica de tu espalda.

Frontera de labios calientes
Comisuras que saben a fragancias
Sedas y satenes que se destiñen
Nadando en la oscuridad
De nuestras manos aferradas,
Manantiales de espuma y sexo
Dunas calientes de una playa
Y el mar helado del olvido
Que siempre nos aguarda.

Tu sonrisa en el frontispicio
De la arquitectura desnudada
El art déco de tus hombros
Y la luna gótica de tu espalda.

Lágrimas de Blues (Cuento)

Lágrimas de Blues
Por: Darío Valle Risoto

Corría por sus venas el agua ardiente del Missisipi, sus arterias deberían ser la cuerdas de acero de una Les Paul de luxe y cuando hablaba eran los vientos que refrescaban el aire de los veranos del viejo sur lo que se escuchaba. Nunca se supo como había venido a parar al sur del sur.
Milito lo conoció en el setenta y dos, un vagabundo de piel negra y barba blanca, esquina Montevideana y un pibe de catorce años que vuelve de aprender guitarra con muy mal humor, el buenas tardes acostumbrado y el tipo negro, alto como un gigante que se calienta las manos en el fuego de la pequeña leña.
__ ¿Cómo andás ché guitarrista? ___Acento yanqui y la mirada profunda y acuosa de un viejo hombre triste detuvieron a Milito que no debería hablar con extraños pero no podía ser malo el linyera del barrio Maroñas, muy cerca de la curva que siempre estaba allí solo, tarareando cosas melódicamente extrañas. Como si estuviera loco.
Y sin saberlo pero con la voz de su temerosa madre martilleándole la cabeza, sacó la guitarra acústica para mostrársela a su pedido.
__ ¡Que linda!, ¿Qué sabés tocar?
__ Pocas cosas, hago algunos acordes, una milonga que no me gusta, la guitarra, me obligan a aprender una vez por semana.
Sus uñas sucias recorrieron la silueta femenina del instrumento como aquel amante que sale de la prisión y se reencuentra con su viejo amor en la puerta del destino.
Y entonces se acomodó sobre la vieja silla y en medio del campito abandonado tocó algo que Milito nunca antes había escuchado pero cual flauta de Hammelin lo embriagó para siempre.
__ ¿Qué es eso?, ¿Flamenco?
__ Se le parece, ¿No?, estoy duro, hace mucho, allá en mi país yo tocaba para las putas negras y sus clientes blancos en un Bar cerca de la gasolinera de Smith.
Sus dedos no se movían tanto en el diapasón y sin embargo todo era música, el vaivén de su cabeza, sus ojos cerrados, la cadencia de su pié derecho marcando el ritmo y los ojos del chico que de pronto redescubrió el instrumento que hasta ese preciso instante había odiado con toda el alma.
Le devolvió la guitarra que lejos de ser profanada volvió al estuche de pantasote ya no siendo la misma, ahora era una mujer que había conocido el amor.
__ ¿Me enseña?
__ Me llamo Roger, Roger King, pero aquí me dicen Theo, ¿Tus padres te dejarían?
__ No lo creo, no puedo hablar con extraños.
__ Buena enseñanza pero a veces los amigos comienzan siendo los más extraños. __ Le guiñó un ojo.
Milito pasó toda esa tarde tratando de repetir aquel primer Blues, su madre llamó a su marido para mostrarle que su hijo a diferencia de lo que sucedía habitualmente seguía practicando por horas.
__ ¿Qué toca?
__ ¿Será una milonga?
__ Me parece que es rock.
__ ¿Rock?
Dos días después su padre volvía del trabajo y vio a su hijo en el terreno abandonado, al costado del chaperío y casi debajo de un árbol enfermo., el vagabundo un habitual vecino, le enseñaba a tocar sonriendo mientras Milito miraba con ojos absortos.
__ Buenas tardes.
__ ¡Papá!
__ Señor, su hijo tiene mucho talento, permítame el atrevimiento. ___Se puso de pie, inmenso, casi dos metros de delgada figura negra y alma de Blues.
Horacio Rodrigues sonrió y le devolvió el saludo, acarició la cabeza de su nervioso hijo.
__ Me gustaría que le siga enseñando en casa, vivimos allá en la casa del portón blanco, ¿Los miércoles le parece bien?
__ Yes, Si, gracias.
__ ¿Cuánto cobra?
El hombre agachó la cabeza y le devolvió la guitarra al chico.
__ No señor, yo debería pagar por el honor.
Horacio comprendió, desde ese día y por casi tres años todos los miércoles esperaban a Roger King con el mate caliente y torta o pastel de manzanas, al principio su madre le aceptó con reticencia, luego había que invitarla a salir del living porque se venía otra lección de blues.
Roger King murió en el invierno del ochenta y dos, nunca quiso que le paguen, Milito gravó su primer disco con doce temas de auténtico blues en el año noventa y uno, se llamó “Lágrimas de Blues” y en la tapa solo había un silencioso terreno vacío con un árbol casi seco y una casucha de chapas al fondo.

FIN

El Oso Yogi

Oso Yogi
Según Wikipedia

El Oso Yogi es un personaje ficticio de dibujos animados. Un oso antropomorfo y parlante, creado por los estudios de animación de Hanna-Barbera y los episodios de sus aventuras comenzaron a emitirse en 1958 por las cadenas de Televisión Estadounidenses sindicadas.
Sus aventuras se emitíeron dentro del programa infantil El Show de Huckleberry Hound conjuntamente con los episodíos de Huckleberry Hound y Pixie, Dixie y el gato Jinks. Sin embargo la popularidad de Yogi, fue tal, que abandonó El Show de Huckleberry Hound y pasó a protagonizar el suyo propio.
Su proyección fue internacional, emitiendose en casi todo el planeta y llegando más allá que el resto de sus compañeros.
Su popularidad siguió creciendo apareciendo en películas, especiales televisivos, albums de historietas y creándose nuevas series en las que como protagonista agrupapa en torno a él al resto de personajes de Hanna-Barbera. En España, llenó muchas horas de televisión, integrándose en el programa Un globo, dos globos, tres globos(1974),trás la emisión del primer Barrio Sésamo(1976),La Mansión de los Plaff (1978) y resistiendose a desaparecer tras la segunda temporada de Barrio Sésamo (1979-1980).
Desde el año 2001, los derechos de marca de dicho personaje pasaron a ser propiedad de Cartoon Network Studios.

    * Yogi: es un oso pardo, de color café, tocada su cabeza con un sombrero Stetson de color verde . Viste un cuello de camisa de color blanco y una elegante corbata del mismo color que su sombrero ceñida con menudo nudo.
      Cuando anda suenan tambores. Suele hablar en pareado, y le gusta exclamar”!Ey, Ey, Ey, Ey, Ey¡”, disfruta de un excelente humor y una confianza en sí mismo a prueba de bombas. Cuando decide algo, no hay nada que hacer, es un caso perdido de antemano.
      Otra cosa que le define es su pasión por las personas y su comida. Adora a los turistas y sus manjares. Y si en Jellystone hay turistas y no ha podido robarle la cesta a alguno, ha perdido el día.
      Tanta es su pasión, que cuando la comida escasea, le llega la nostalgía, entonces le vienen los deseos de escapar de Jellystone y viajar a la ciudad de los hombres, andar entre ellos y comer sus viandas.
      Por fortuna para Yogi,tiene un compañero fiel que siempre está a su lado, y cuando Yogi se ciega, le ayuda en todo para que no salga lastimado. Este es BuBú.

    * BuBú: Boo-Boo en inglés, es un osito que vive con Yogi en Jellystone. Es de color pardo claro, luce pajarita azul oscuro, y luce un flequillo despeinado.Bubú es tranquilo y prudente y siempre sigue de cerca a Yogi, preocupado por lo que va ha hacer advirtiéndole de que puede metersele en algún lio o problema.
      La relación de Yogi con Bubú puede ser comparada con la relación de Don Quijote y Sancho Panza, al ser dos buenos amigos, aventurescos y curiosos, además de que comparten la característica de un líder y un seguidor. Es común escuchar la frase “¡Hey BuBú!”, dicha por Yogi cuando quiere hablarle a su amigo.

    * El Guardia John Francis Smith: es el Guardía del Parque de Jellystone, y se ha convertido en la nemesis de Yogi. Es un hombre flaco y enérgico vestido con el uniforme verde oliva de los guarda bosques y con un sombrero de ala plano. Se súlfura con facilidad, y que en ocasiones queda agotado de tantas contrariedades como le trae Yogi. Y no es que a él le guste incordiar, tan sólo espera que en el Parque reine la paz y el orden, que los turistas disfruten y los animales permanezcan en su lugar.

    * Cindy: Considerada la novia de Yogi. Esta es una osita de color gris. Es coqueta y de maneras refinadas. Suele llevar una sombrilla con la que jueguetea timorata. Luce flequillo plano sobre la frente y una margarita adorna su pelo. Sus ojos coquetos con resaltan largas pestañas. Pañuelo amarillo anudado al cuello y tan solo viste una falda corta de volantes azul.
      La novia de Yogi, Cindy, apareció pocas veces en la primera serie de Yogi. Pero poco a poco fue convirtiendose en un personaje más habitual. Al principio desaprobando las acciones cometidas por el oso. Aunque en diversas de las ocasiones se puede ver a estos dos personajes en actitud cariñosa.

Nota: En Wikipedia aparece como Yogi mientras que en You Tube aparece escrito el nombre como Yogui, así también en otras publicaciones.