Música: Dime que escuchas y te diré lo que NO eres.

b6823f3b2f0fd9fb54da4c6e8cfd06ec

Música: Dime que escuchas y te diré que NO eres.

Por: Darío Valle Risoto

Si enumeráramos las discusiones absurdas en que nos enfrascamos los humanos cuando no tenemos problemas reales o no sabemos como entretenernos sin molestar a los demás, luego de las que versan sobre fútbol tenemos pegaditas a las contiendas musicales.
Todos indefectiblemente incurrimos en el error de que aquellas bandas o solistas que nos agradan tienden a ser “mejores” que los que no y por lo tanto adherimos a esas filas virtuales de seguidores y/o defensores de aquellos.

Olvidamos que la música es una expresión artística a diferencia del fútbol que no nos vamos a gastar a discutir en este momento. Por lo tanto como expresiones artísticas hay muchas y sería absurdo determinar que por ejemplo: un banco pintado de rojo y azul a rallas es mejor y una obra maestra por ejemplo comparándolo con otro pintado de amarillo y negro a lunares.

Pero nada más mágico en este mundo infame que la música y no creo que hayan muchos seres humanos que puedan salir airosos de su influjo, sin embargo por suerte es tal la gama que cubre esa forma de producir sonidos rítmicos, que sería inabarcable un artículo y deberíamos escribir un ensayo por lo menos.

De todas maneras siempre me quedará en la memoria lo que me dijo un profesor de guitarra: “Hay música simple y música compleja por un lado y a veces  esto no tiene nada que ver con la música que te gusta y la que no”. Así que rápidamente podremos concluir que en una infinita gama de opciones melódicas siempre sabremos que una obra de Beethoven es un tantito más compleja que el mejor tema de Pimpinela, solo por darles un ejemplo sin querer ofender a estos hermanos incestuosos.

Pero indudablemente la música nos identifica así como nuestra forma de vestir, hablar, ir al baño, masturbarnos, etc. De esto inferimos que al tratarse de una expresión artística: La música, no masturbarnos, aunque para algunos sea un verdadero arte. Por tratarse de una expresión artística nuestras elecciones en ese rubro dicen mucho sobre nuestra clase social, nivel cultural y hasta sobre nuestra forma de vida. Si bien es cierto que hay excepciones, de alguna manera nuestra discoteca nos identifica.

Así que podremos encontrar desde aquellos que tienen un gusto digamos: “Ecléctico” que les da lo mismo escuchar a Joe Satriani que a Rodrigo en una evidente sintomatología de electrocución mental a otros que solo escuchan a un artista o género en exclusiva en otra evidente muestra de lo mismo.

Ahora bien: ¿Existe un estilo musical por sobre los demás?
Desde un punto de vista técnico y objetivo por supuesto que sí, vamos a entendernos: Para grabar un disco de Pimpinela con unos meses de estudios musicales mientras masticamos chicle y nos rascamos el tujes podremos sacar algo parecido y hasta un poquitillo mejor, mientras que para escribir una ópera creo que nos puede llevar algo más que meses y hacer globitos rosados con la boca.
Esto no tiene nada que ver con lo que te gusta o no y es probable que si caminas por Montevideo escuches mucho más a estos dichosos hermanos incestuosos que al Barbero de Sevilla.

Por último les cuento que es para mí una inagotable fuente de conocimiento llegar a tomar un café con una chica y que esta me cuente lo que escucha y frases como: ¿Te gusta la salsa?, ¿Vamos al Interbailable? O… ¿Viste que Juan Luís Guerra sacó un Grammy?. Logran inmediatamente el efecto “Flash” en mí, es decir que rompo la barrera del sonido tomando distancia antes que se ponga a “perrear” entre las piernas del mozo que nos trae la consumición.

Así que cuando alguien les caliente la cabeza compartiendo con ustedes su nefasto gusto por aquellas bandas que les producen cólicos y una suerte de salpullido, agradézcanle a la vida que por alguna mágica razón los sentó frente a diversos artistas y les dio la capacidad de elegir porque hay gente que no, solamente escucha lo mismo que las mayorías y… ¿A que no saben?: La mayoría de la gente tiene un gusto de mierda, ni más ni menos.

14 respuestas a “Música: Dime que escuchas y te diré lo que NO eres.

  1. Me encanta!. He descubierto este blog por casualidad y ya está en favoritos ;). Me ha gustado mucho el artículo, espero que no em guardes demasiado rencor por citarte en alguna de mis interminables charlas sobre música 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Creo que simplemente ahora los jóvenes no se preocupan en definir su gusto musical, no sienten pasión por nada en especial, entonces escuchan lo que les llega. Lo que me hace pensar en por que el metal despierta tanta pasión, porque hasta el momento no conozco a nadie de mi generación -20 y pico- con un sentimiento semejante. ¿Por que solo hay metaleros (obviando la existencia de los cumb… y regg..), y no tambien “Jazzeros”, “Blueseros”, etc?

    Le gusta a 1 persona

  3. Es cierto que los metaleros forman (O formamos) un grupo bien definido que no se repite en otras corrientes del rock a excepción de los “Rockers” pero también hay que tomar en cuenta que el Jazz y el Blues forman parte de las fuentes del metal y sus influencias se sienten tanto como hoy día sucede con lo gótico, clásico, etc.En definitiva si no se tiene un espíritu crítico y/o analítico se podrá seguir escuchando “salsa” o reguetón por siempre y así anda el mundo… Lo que lamento es que hay gente que se supone debería tener la posibilidad de escuchar otras cosas y prefiere seguir “pachangueando”, allá ellos…

    Un abrazo.

    Me gusta

  4. hablar de musica siempre se complica,ademas jeje de los puntos que comentas, tambien esta el hecho de los sentimientos que despiertan recuerdos y un largo etc.(que se puede resumir como bien dices en lo que gusta o no)sobre los que tienen la posibilidad de escuchar otra musica y la desaprovechan, hace poco me lleve una sorpresa con una chica, de gustos mas que interesantes(para mi almenos) pero que en el gusto musical casi casi se abstenia de algo nuevo, su motivo(que es lo que me sorprendio, simplemente por inesperado) era que sentia que era falso, escuchar algo que no era lo que le gustaba antes… lo explico no se digamos de forma mas profunda, habia sinceridad en ello, pero jeje me parecio ademas de extraño, un engaño… pero es cosa jeje de ella,lo que me recuerda a mi mismo ese efecto de aceleracion(no siempre para conseguir escapar) ante buen o mal gusto musical(percivido jaja)

    Me gusta

  5. Creo que has dado en el clavo. El problema no está en que te gusta tal o cual estilo o cual o tal grupo, sino que lo escuches exclusivamente por influencia del resto, y sobretodo del mercado y los medios de comunicación. El tema está no en que escuches “esto” sino que no lo escuchas realmente por gusto, y no te planteas entusiasmarte por otro estilo.

    Yo por mi parte ahora tengo 17 años y escucho sobretodo Jazz y algo de rock. Es cierto que no hay (o no he encontrado) grupos de gente definida por tener en común esa afición. Y me planteo hasta que punto es bueno o malo que no existan esos “grupos” porque por lo que observo en el resto (yo ahora mismo salgo con muchos rockeros) es que al final se tiene hasta la estandarización del gusto en todo el grupo. No sé si me explico…

    Le gusta a 1 persona

  6. Berserkwolf en cuanto a cerrarse a lo nuevo creo que es una buena forma de ser conservadores, te cito un ejemplo personal: muchos grupos y solistas que antes no me gustaban ahora si y viceversa, me pasó con Los Redondos que antes no y ahora si, por ejemplo Fito Paez en general no me gusta pero el disco: El Amor despues del amor me calló entre las manos en un momento especial y es imposible disociarlo de esto. En cuanto a lo que escuchan las mayorías siempre lo tomo con recelo ya que partamos de la base que la maza no razona y actúa por impulso cinético “Si todos comen caca yo también” por ejemplo, pero hay honrosas excepciones como AC/Dc, Sabina o los mencionados Redonditos de Ricota que tienen muchos seguidores y cada uno en lo suyo brillan.

    Me gusta

  7. Jaldir tanto tu y los demás estoy seguro que han sentido la satisfacción de tener “Aquel” tema de X banda que solo a nosotros nos gusta porque nos recuerda determinada situación, aparte de esto como dices y estoy de acuerdo que lo importante es elegir por nosotros y si esto es compartido por uno o treinta millones solo será cuestión posterior.

    Un abrazo y gracias a todos por comentar un post que puse medio a las patadas sin pensar en que iba a tener tal repercución…ya se viene la segunda parte.

    Me gusta

  8. Desde luego que existe una música gay lo que no quiere decir que no les guste a los heterosexuales, un gran ejemplo de ello es Depeche Mode y en el metal uno de los mejores vocalistas de la historia es gay: Rob Halford de Judas Priest.
    Tanbién el género gótico trasciende las barreras de las orientaciones sexuales en muchos aspectos.

    Me gusta

  9. Como todo en la vida, tenemos muchos caminos que podemos recorrer, pero en base a gustos, amigos, vivencias y demas aspectos vamos dando forma a nuestra identidad, yo paso los 30 y me he vuelto más metalero que en mi adolecencia, particularmente siento que es el estilo que más se adapta a mi vida. Pero no dejo de escuchar casi todos los estilos, felicitaciones por el blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s