It’s Complicated

It’s Complicated
Por: Darío Valle Risoto

No se por que cuando le cambian el título a las películas siempre terminan en un nombre peor que el original cuando se trata de traducirlas del inglés al español, en este caso debería llamarse: “Es Complicado” y le pusieron: “No es tan fácil”, bueno han pasado traslaciones mucho peores.

A lo nuestro, aquí nos encontramos con una excelente comedia donde una pareja divorciada tras muchos años de una separación bastante complicada (Bueno lo son casi todas), de pronto parece que vuelven a encenderse viejas chispas y entonces la dama interpretada por Meryl Streep que por suerte me hizo olvidar aquel bodrio de: “Mama Mía”, está a sus anchas y desde luego que Alec Baldwin se desempeña magníficamente, todo esto por si fuera poco con el siempre perfecto como comediante: Steve Martin aunque se que a muchos no les gusta.
Buen repaso a esos momentos en la vida en que los hijos crecen y la mujer debe afrontar la casa a solas sin una cita y además con el terrible flagelo de que su ex marido esté casado con una chica joven y atractiva. De aquí en más no voy a relatarles esta comedia porque en su historia radica lo bueno de un perfecto guión y una dirección envidiables que sin lugar a dudas hará pasar un buen rato a cualquiera pero especialmente a los mayores de… digamos unos cuarenta.
Hay un par de gags que me hicieron matar de risa pero en mis comentarios trato de no quemarles las historias y cuando la vean seguramente se darán cuenta de que les hablo, encomiable también la labor muy acertada de los personajes secundarios como cierto yerno que se da cuenta que…
Si les gustan las comedias al estilo del viejo Holywood esta es una de ellas.

Ayúdame Superman

Ayúdame Superman
Por: Antonio Rico
Tomado de: la Opinión de La Coruña

 Oh, Bartolomew, me siento como San Agustín de Hipona tras ser convertido por Ambrosio de Milán”, contesta Homer Simpson a su hijo Bart cuando éste le pregunta cómo se siente tras ser bautizado. ¿Quiere eso decir que efectivamente tiene razón el padre jesuita Franchesco Occhetta cuando defiende en L’osservatore romano que la familia Simpson es católica? Ni de coña delirante. Repasemos el capítulo. Debido a un equívoco los servicios sociales retiran la custodia de sus hijos a Homer y Marge, que son asignados al cuidado de los Flanders. Bart y Lisa no pueden soportar la religiosidad de sus vecinos. Un día, Ned Flanders descubre horrorizado que los niños no están bautizados y escandalizado se dirige con ellos a un río cercano para bautizarlos él mismo. En ese momento Marge y Homer recuperan la custodia de sus hijos, descubren que Ned se los ha llevado para bautizar y conducen a toda velocidad para evitar que sus hijos ingresen en el cristianismo. Justo llegan cuando Flanders está dejando caer el agua bendita sobre la cabeza de Bart y Homer salta gritando “¡noooooo!” en una parodia del final de El guardaespaldas. Empuja al niño pero no puede evitar que el agua caiga sobre su propia cabeza, tras lo que comienza a retorcerse desesperado como el T-1000 de Terminator 2 cuando muere fundido.

De verdad, ¿tan terminal está el catolicismo romano como para alabar una serie de televisión por sus ocasionales referencias a la religiosidad y al cristianismo,
sin importarle que tales referencias suelan ser en su mayoría abiertamente sarcásticas y dejen a los sacerdotes y brujos con sus vergüenzas al aire? ¿Homer Simpson, católico, asistiendo semanalmente a oficios protestantes en los que se dedica fundamentalmente a dormir? En la cabecera del Pravda vaticano se puede leer el lema “Unicuique suum”, – “a cada uno lo suyo”-, que no cumplen ni siquiera hablando de dibujos animados. No es de extrañar; llevan milenios mintiendo, sería difícil que cambiasen ahora. “Normalmente no suelo rezar, pero si estás allá arriba, ayúdame, Supermán” (Homer, de nuevo).