Paro General Mañana Jueves 7 de Octubre – Uruguay

Paro General jueves 7 de octubre

Por: Darío Valle Risoto

Desde que el frente amplio es gobierno hay grandes sectores de la población y de los trabajadores agremiados en la central única: CNT que se resisten a diferentes medidas de lucha especialmente a los paros generales por considerar que al gobierno de izquierda no hay que ponerle impedimentos y que entre otras razones, debemos darle tiempo para los cambios que presuntamente se van a ir haciendo en el país con esta nueva orientación.

Por otro lado los erróneamente denominados “Radicales” desde diferentes ámbitos de los gremios tanto estudiantiles como obreros siguen manteniendo entre otras consignas como la de la “Lucha de Clases” y reivindicando cambios y reformulaciones que desde sus inicios el propio Frente Amplio defendió y que hoy ya en el gobierno parece suspender o postergar indefinidamente.
¿Qué Sucede?
Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, desde luego que en la cancha se ven los pingos y ahora con saco y corbata y al frente de ministerios, oficinas, departamentos y sobretodo dándole la cara a los que ostentan la propiedad de los medios de producción los otrora izquierdistas ya no se salen de la vaina por la revolución y juegan a hacer cintura mientras los problemas sociales de fondo en el país continúan igual o peor que de costumbre.

Por más que se maquillen los datos siguen viviendo niños en la calle, los asentamientos (Cantegriles) crecen y la delincuencia, muchas veces resultado inmediato de la pauperización económica, eclosiona día a día. Debemos también reconocer que se han recomenzado los consejos de salarios desde que el Frente es Gobierno ofreciendo una muy buena posibilidad de que los gremios negocien sus reclamos frente a las patronales. Tal la cosa cuando se sigue viviendo en una economía capitalista.
Pero como decía una recordada profesora de Filosofía en secundaria: “se cambia un poco para que todo siga igual” y por lo tanto volvemos a encontrar a frenteamplistas que aún creen que hay que tener paciencia frente a otros que ya a seis años de este proyecto tienen sus dudas o se sienten defraudados.

Por otro lado estamos aquellos que votamos al frente como la solución menos mala pero como anarquistas conocíamos la verdad de la milanesa y que tarde o temprano el país iba a seguir su natural y sufridora estirpe de explotación pero ahora sí con la bandera de Otorgués como adorno.

¿Y el paro de mañana?

Por lo pronto yo lo respeto porque reivindico el derecho al pataleo y me gusta que algunos viejos de mierda que fueron revolucionarios y ahora se mean cuando ven piqueteros o asambleistas se retuerzan en sus viejas consignas ya perimidas no porque no sirvan, sino porque les estropean las chequeras.

Y les digo que para mi no es fácil porque tengo unos patrones buena gente pero patrones, patrones que respetan mis derechos y mantienen una fluida relación casi de compañerismo conmigo y por lo tanto le pido a este país por lo menos que todos los trabajadores tengan este privilegio que hoy solo por efecto de la suerte tengo y que la mayoría de la clase trabajadora desconoce.

Por eso mañana paren que por un día de trabajo menos no se muere nadie y se gana un buen día de satisfacción y de unión entre los más jodidos del sistema.