Tips para la Seducción . Muriendo solos o…

Tips para la Seducción: Muriendo solos o vivir en malas compañías.
Por: Darío Valle Risoto

Montevideo es una ciudad pequeña muy poco latina, bastante europea y pletórica de grises vidas que deambulan buscando espejos donde reflejar su soledad.
Montevideo se arrastra de espaldas a un mar que no es mar y de un río que tampoco es un río, decepcionados habitantes intentan convivir sin conocerse inmersos en una tecnología que en vez de acercarlos les aleja.

¿Cuánta gente sola? ¿Cuánta gente que busca pareja?
No se sabrá nunca la cifra exacta pero alcanza con salir, ver, conversar y saber que la gente está cada vez más sola.

Una existencia en soledad con una mascota y un montón de sueños incumplidos o convivir con alguien que odiamos resignados a un matrimonio parecen ser algunas de las alternativas a esta sociedad que fabrica televidentes y comentaristas de futbol.
Las mujeres toman vino en caja, dicen “Boludo y boluda” cada tres segundos, usan los pantalones bajos para que se les vea la raya del culo y juegan a una sensualidad de televisión porteña. Un verdadero asco, al menos mucha vergüenza ajena y un buen sopapo para la vieja moralina de tías frígidas.
Los hombres son casi todos idiotas, la genitalidad se sobrepone a la sensualidad y probablemente se sientan mucho más atraídos por un transvertí que por una mujer, les sea más fácil mamarse que leer un libro o pensar dos segundos en tomar sus propias decisiones y no seguir jugando a que la vida es eterna.
Chatean ambos, chicas y chicos durante horas a tres mil puteadas por segundo se cagan de risa de chistes simples, ofensas directas y un ejercicio estéril de maldad contra todo agente virtual que se ponga en pantalla.

Ya No quedan hombres
Mujeres solas, divorciadas, abandonadas, decepcionadas, con hijos a cuestas y la mochila de ya no soportar más a tipos malolientes y soretes que las tratan como la mierda.
Después de los treinta se complica, cuando se pasan los cuarenta ya no quedan esperanzas para las pocas mujeres inteligentes que buscan un caballero, un simple tipo que sea honesto y que no se olvide de llamarlas ni de ser una grata compañía aún cuando todo se va al carajo.

¿Dónde están los hombres de verdad?
Alcoholizados referenciales metafísicos imbéciles que se la pasan discutiendo si fue penal o no, que se calientan con la vedette argentina y no se preocupan de nada más que de llegar al domingo a ver a Peñarol. ¿Ganaremos la liguilla?
El sexo es solo meterla y sacarse las ganas, ellas son solo una excusa para no masturbarse, cuando se acaba el deseo sobrevienen las ganas de salir corriendo de esa loca que pretende dormir acurrucada y conversar haciendo “cucharita”.

En esta sociedad un ignoto líder fascista decretó que ser romántico es ser un idiota y que no hay que ser sincero o llamarla quizás para pedirle perdón porque debieron ser rojas las flores del aniversario como la otra vez. Los ositos de peluche son una bobada pero a veces significan una buena cuerda para sostener una sonrisa de mujer. ¿Habrá más tesoro que eso?
Soledad y frío, descubro que por eso inventamos el tango que Montevideo acuna fortalezas defensivas para el deseo de no morir solos disfrazando la incapacidad de sus habitantes para tener una buena cita, conversar y sentir que del otro lado de la mesa todo es posible.

Podríamos comenzar por ser un poco más considerados con los sentimientos ajenos.

Monica Bellucci

Mónica Bellucci
Por Wikipedia

Mónica Anna María Bellucci nació el 30 de septiembre de 1964
Sus primeros pasos profesionales se encaminaron a ejercer la abogacía, aunque decidió trabajar como modelo para poder pagarse los estudios en la Universidad de Perugia. El glamour de la vida de modelo la llevó a abandonar su carrera de Derecho.

En 1988, se trasladó a uno de los puntos neurálgicos de la moda europea, Milán, firmando para la prestigiosa firma Elite Model Management. En 1989 ya era una modelo aclamada en París e incluso al otro lado del Atlántico, Nueva York. Posó para Dolce & Gabbana y para la marca francesa Elle entre otras. Ese mismo año, Mónica Bellucci se ve atraída por el cine, toma clases de interpretación, para convertirse en actriz, como van haciendo modelos como Laetitia Casta o Estella Warren.

 
Entre sus películas se pueden destacar actuaciones como en
Drácula de Bram Stoker (1992), El apartamento (1996), Malèna (2000), Astérix y Obélix: Misión Cleopatra (2001), Irreversible (2002), Lágrimas del sol (2003), Matrix Reloaded (2003), Matrix Revolutions (2003), Los Hermanos Grimm (2005), donde interpreta a “la reina más hermosa de todas”. Cabe destacar que la belleza sensual de Bellucci ha sido su mejor arma para abrirse paso en el cine europeo.

Bellucci ha participado fundamentalmente en varios films del cine negro como es el caso del controvertido film Irreversible donde se expone una violación explícita y violenta y En el punto de mira. También ha incursionado en ciencia ficción como Matrix Revolutions y de acción como es el caso de Lágrimas del sol en que interpreta junto a Bruce Willis destacando fundamentalmente por su particular sensualidad.


Mónica Bellucci habla tres idiomas: el italiano, que es su lengua materna, el francés y el inglés aunque en el programa de Craig Kilborn confesó saber algo de español. Esto le ha servido para poder actuar en diversos países sin dificultad.

Está casada con el también conocido actor Vincent Cassel, con quien ha coincidido en numerosas películas. Tienen dos hijas: Deva, nacida en 2004, y Leonie, nacida el 21 de mayo de 2010.

Madeline Zima

Madeline Zima
Por Wikipedia

Madeline Rose Zima (New Haven, Connecticut, 16 de septiembre de 1985) es una actriz estadounidense. Es conocida principalmente por su papel como Grace Sheffield durante seis años en la serie de televisión The Nanny, o más recientemente como Mia Gross en la comedia dramática de Showtime Californication y como Gretchen en Héroes.

Zima nació en New Haven, hija de Marie y Dennis Zima. Tiene dos hermanas menores, Vanessa e Yvonne, las cuales también son actrices. Su apellido significa “invierno” en polaco y proviene de su abuelo paterno que era de Polonia.
Carrera
Zima comenzó su carrera a los 24 meses de edad, cuando fue seleccionada para aparecer en un comercial de televisión del suavizante Downy. Desempeñó el papel de Grace Sheffield en la serie de televisión The Nanny durante seis años.
En 2007, Zima personificó a Mia Gross, una mujer sexualmente precoz y mundana de 16 años de edad en la serie de televisión Californication.