Grandes Esperanzas

High Hopes
Pink Floyd

Beyond the horizon of the place we lived when we were young
In a world of magnets and miracles
Our thoughts strayed constantly and without boundary
The ringing of the division bell had begun

Along the Long Road and on down the Causeway
Do they still meet there by the Cut?

There was a ragged band that followed in our footsteps
Running before times took our dreams away
Leaving the myriad small creatures trying to tie us to the ground
To a life consumed by slow decay

The grass was greener
The light was brighter
When friends surrounded
The nights of wonder

Looking beyond the embers of bridges glowing behind us
To a glimpse of how green it was on the other side
Steps taken forwards but sleepwalking back again
Dragged by the force of some inner tide
At a higher altitude with flag unfurled
We reached the dizzy heights of that dreamed of world

Encumbered forever by desire and ambition
There’s a hunger still unsatisfied
Our weary eyes still stray to the horizon
Though down this road we’ve been so many times

The grass was greener
The light was brighter
The taste was sweeter
The nights of wonder
With friends surrounded
The dawn mist glowing
The water flowing
The endless river

Forever and ever

Grandes esperanzas
Pink Floyd

Más allá del horizonte donde vivíamos cuando jóvenes
En un mundo de milagros y magnetismo
Nuestros pensamientos emanaban constantemente sin fronteras
El repique de la campana de la división había comenzado

A lo largo del gran camino y por el camino de las causas
Todavía están con la Corte

Había una banda de andrajosos que siguieron nuestros pasos
Corrimos antes de la hora que se llevasen nuestros sueños
SDejando una miríada de pequeñas criaturas
tratando de atar a la tierra
Para una vida consumida por decaimiento lento

La hierba era más verde
Las luces eran más brillantes
Con amigos cerca
Las noches de maravilla

Más allá de las brasas de los puentes brillando detrás de nosotros
Para ver un atisbo de lo verde que era el otro lado
Pasos hacia adelante, nos volvimos sonámbulos
Arrastrados por la fuerza de una marea interna
A mayor altura con bandera desplegada
Alcanzamos las vertiginosas alturas de ese mundo de los sueños

Encerrados para siempre por el deseo y la ambición
Hay un hambre todavía insatisfecha
Nuestros ojos cansados todavía miran al horizonte
A pesar de que pasamos por este camino tantas veces

La hierba era más verde
Las luces eran más brillantes
Con amigos cerca
Las noches de maravilla
Con amigos cerca
La niebla del amanecer brillante
Agua corriente
El río sin fin

Por siempre

Encuentro New Age

Mi encuentro con la música New Age
Dedicado a Julia
Por: Darío Valle Risoto

No hay ninguna contradicción en que un amante del heavy metal como yo también escuche música New Age, ya que esta como una vertiente musical que abreva en diferentes aguas tiene con el metal todo en común por tratarse de estilos generalmente complejos en variaciones y con una gran búsqueda de matices dentro de cada aspecto.
Sin embargo aún más allá del heavy las vertientes de lo que se denomina corriente New Age son tan diferentes y acaso muchas de ellas no son más que el canto gregoriano antiguo, estilos folklóricos y/o canciones de contenidos étnicos que se pueden presentar puras o aderezadas con los nuevos ingenios de la electrónica.

Probablemente sea una idea mía y aunque personal creo que podré compartir con ustedes que todas las corrientes dentro del new age son contenedoras de enormes y abarcadoras energías positivas que traspasan la mera escucha de tal o cual tema. Voy a tratar de ser claro: Si le debo de muchas maneras la vida al Heavy Metal también gracias a intérpretes como Enya, Enigma, Era, Loreena Mc Kennitt, Kitaro, Vangelis, Deep Forest, y tantos otros mi salud mental.

Desde luego que abordar un viaje escuchando música siempre es un acto personal donde cada uno encontrará el “tono” en el que su alma pueda vibrar o no, de cada persona será la elección de su búsqueda espiritual si es que la emprende.
No todos prenden algunas velas e inciensos una buena tarde y en la semi oscuridad de su casa tratan de hacer un viaje interior mientras los acordes de algún violín o tal vez esos maravillosos coros se encarguen de sostener nuestro espíritu en un viaje a través de la imaginación y los sueños.

Hace algunos años una amiga me decía que a ella escuchar Enya le parecía que era un bajón y que le resultaba inmensamente aburrida a lo que solo pude encogerme de hombros ya que si no le llegaba no le llegaba y punto, es como pretender que diez personas que observan una pintura compartan la misma impresión. El ejemplo más claro lo vivo a diario con esas infames invasiones del reguetón y la cumbia que mientras alegran a muchos de mis “Semejantes” a mi me producen una inmensa sensación de tristeza y una especie de malestar estomacal.

Cierta vez hace muchos años Susana Gimenez entrevistaba a Charly García y este decía algo que nunca pude olvidar y era que cada persona vibra en determinada nota musical y que le atrae generalmente la música que es compatible con dicha vibración. Claro que Charly es un genio y también un loco pero siempre recuerdo esa forma de tratar de explicarnos que cada uno solo puede comprender aquello para lo que sensibilidad está capacitada.

Algunas personas si y otras no, ni más ni menos.

Mis cinco recomendados en Wikipedia:

1-Enya

2-Era

3-Enigma

4-Loreena McKennitt

5-Deep Forest