Splice

Splice

Por: Darío Valle Risoto

Me bajé esta película porque soy un fan de Adrien Brody, sin embargo sin llegar a decir que es una mala peli creo firmemente que tiene un tratamiento demasiado lento y por momentos me dejó los kiwis por el piso, creo que le sobra más o menos media hora de situaciones que no tienen absolutamente nada que agregarle a la trama.

Y a ella vamos, se trata de otra película que aborda el tema gastado de la ciencia y la genética con ese cariz terrible que puede tomar todo lo que es manipulado por el hombre en contra de los designios de nuestro dios que es todo bondad y sabiduría, el viejo pelotudo.

No está mal la idea pero desde luego que nos remite a Frankenstein y a aquella gran película: “Especies” que como siempre pasa decayó en espantosas continuaciones.
Una pareja de científicos crean genéticamente unos gusanos apestosos para sacar de allí curas para enfermedades, etc. en un laboratorio que desde luego tiene fines de lucro, por otro lado se meten a crear una nueva especie humanoide que tendrá sus problemas de conducta y un serio déficit de la atención, amén de que se negó rotundamente a jurar la bandera.

Hablando en serio, no es mala película si les gustan algunas escenas chanchas, tiene cierto misterio y hasta un 50% de zoofilia que nunca viene mal sobretodo si viven en el campo, no la recomiendo más que para ver algo que tiene pequeñas originalidades pero desde todos los puntos de vista es un enorme desperdicio de un gran actor y ya les reitero que por momentos parece una película francesa de aquellas donde uno ya pensaba en cortarse las venas con un alfajor de nieve.
Por último, el papel de su esposa que en realidad es el verdadero monstruo del filme (Cito Frankenstein) hacía un papel muy bueno como una vampirita medio esquizofrénica en True Blood.

afiche alternativo

Las piernas como las de mi prima Conchita