La Planchificación de la Sociedad Uruguaya

La Planchificación Social

Por: Darío Valle Risoto

Como militantes de extraños valores, ellos recorren mi ciudad dando miedo y/o asco a la gente, estrafalarios en el vestir y con un caminar simiesco los llamados “planchas”, parecen vivir en un planeta paralelo donde solo existen el reguetón, la cumbia, las malas palabras y la apología del crimen.

Aparecieron en algún momento alrededor de los años noventa y sin embargo antes podríamos rastrearlos en los llamados “cumbieros” y “terrajas” que la mayoría de la sociedad deploraba y marginaba y hoy sin embargo, no solo acepta sino que absorbe como parte de una nueva estética y forma de vida que la ciudad toda parece contener.

No me contradigo cuando comienzo diciendo que por un lado dan miedo o asco y por otro son absorbidos por la sociedad en tanto, lo que la mayoría les copia es una estética visual que así como tantas otras cosas proviene del norte.

La moda del rap y del hip hop de los negros principalmente de New York que luchaban contra su marginación improvisando sus batallas verbales a través de un estilo basado específicamente en una impronta contestataria y combativa, fue absorbida por el establishment de las compañías discográficas. Batido, mezclado con el pop y luego con los ritmos caribeños comenzó a morir ideológicamente para transformarse en una suerte de panfleto violatorio de todo lo que signifique dignidad en tanto la mujer es continuamente tratada como un objeto de la más baja categoría.

No era raro que desde las calles de Nueva York saltara esta moda y principalmente vía Puerto Rico al resto de Latinoamérica fusionándose con diversos ritmos latino-tropicales y transformándose en un nuevo y patético modo de cultura que de reivindicar injusticias comenzó poco a poco a solidarizarse con una vida delictiva.Acaso la carencia de propuestas sea la nota discursiva propia de elementos musicales cada vez más simples, donde el reiterativo y machacante ritmo de base sea la excusa para repetir idioteces hasta el hartazgo y sin embargo funciona de maravillas entre un público para nada exigente, porque no tiene los elementos cognoscitivos para compararlo con otras formas de arte.

La estética visual abusa de los gorros de béisbol, los colores chillones y las malas combinaciones, los calzados deportivos con resortes, las camperas de nylon extragrandes y últimamente los suéteres con rayas horizontales anchas y principalmente violetas sobre blanco. No faltan los “rosarios” de plástico en torno al cuello ni tampoco los “Kanguros” con las capuchas levantadas sobre las ya citadas gorras para esconder casi completamente el rostro.

Un lenguaje gutural que cambia rápidamente de términos extraños donde uno si no pertenece a la tribu o la turba se pierde, un forma extraña de modular las palabras que se pegan y hacen del ejercicio siempre apasionante de la comunicación algo muy parecido a una tortura.
El último auge es tener el celular con esta oprobiosa música al volumen más alto en cualquier ámbito social haciendo gala de una impunidad ganada a fuerza de insultos y el atropello de quienes es imposible de hacer razonar más no sea con un golpe.

Modernización del Neanderthal que se resiste al conocimiento o atraso del cromañón que se rindió a la caída de la civilización occidental y cristiana y opta por la animalidad carente de propuestas y embriagada a pasta base (Paco en Argentina). No sabremos aún como podremos terminar entre una maza absorta de Planchas que parecen aquellos seres sin conciencia que desfilaban en la película The Wall para ser tragados por una gran picadora de carne.

Por allí hay gente que les cree graciosos a mi me producen un montón de sensaciones encontradas y muy pocas de ellas gratificantes. Lo siento.

Daddy Yanqui: Otro Patético símbolo de la decadencia musical de occidente

10 respuestas a “La Planchificación de la Sociedad Uruguaya

  1. A mí me despiertan ciertos bajos instintos morbo-asesinos que uno normalmente tiene bien ocultos, pero a veces…

    Me imagino accionando la picadora de The Wall o un lanzallamas, ahora que hace frío… 🙂 🙂 🙂

    Beso,
    Eliza

    Me gusta

  2. No es así, hay cosas intolerantes como:

    1-los militantes de la ignorancia
    2-los fascistas
    3-los que opinan con frases hechas
    4-los que obligan a otros a soportarlos porque sino son intolerantes
    5-los que solo escuchan lo que les conviene
    6-los inspectores del colectivo
    7-los impuestos
    8-los hipócritas

    y la lista sigue…

    Me gusta

  3. bueno a mi mas que instinto morboasesinos , me provocan instinstos morbo sexy adicto , que ya me comi como a 4 planchas y tienen la carne tiernita .
    toda esa onda chico malo que llevan despierta los ratones , no les entiendo nada pero como no los quiero para charlar , jaja

    lo que decis de la tolerancia es asi , yo paso de la tolerancia , tolerancia es soportar, y yo quiero que me respeten asi de facil

    , y no me interesa cambiarle el cerebro a nadie , con lo del matrimonio gay paso parecido en la argentina, un bando salio atacando al otro tratando de” cambiarle la cabeza “, es un error colosal , hay que legislar para uno y punto con eso y el respeto alcanza .
    para que querriamos la aceptacion de gente como cotugno ? para que aparezca en la tele diciendo que tiene amigos gays? pues yo no tengo amigos como cotugno , puedo respetar ,pero que no traten de refregarnos no se que supuesta “tolerancia”.

    Me gusta

  4. Cuando se trata el tema de la “tolerancia” siempre se camina por terreno escabroso porque nada es mas intolerante que los tolerantes y valga el juego de palabras, creo que la única poción contra estas cosas como dice La Polla record en un tema es: El Cerebro. Hay que detenerse y pensar hasta donde van nuestros límites. El tema del matrimonio gay es tan sencillo como entrar en el sistema para que una parte de la pareja no quede desamparada en caso de muerte por citar solo un ejemplo, el amor transita por un camino diferente a los papeles firmados. Cotungo cree en dios y está todo dicho, la deidad más intolerante de todo el parnaso de la civilización humana. Por último ten cuidado con tus relaciones con estos homo erectus porque te pueden causar más de un problema.

    Un abrazo.

    Me gusta

  5. cierto bueno yo me cuido mucho , con el sexo y nunca me regalo ademas ni loco salgo con 2 de estos tipos, solo de a uno .
    yo conoci a una loca que tenia un novio plancha y ella enfiestaba “extranjeros” y se los llevaba por alguna calle oscura , se los entregaba al novio y el loco los robaba . y yo le pregunte si no le preocupaba y me dijo que no le daba lastima .
    y yo le aclare que el tipo un dia podia tener un arma , estudiaba conmigo esta chica .

    igual por politica yo trato de no comerme todos los estereotipos plancha, porque cada ser humano es unico y trato de no prejusgar para no terminar mal yo despues

    Me gusta

  6. El estereotipo se basa en tomar el todo por la aprte, de todas formas cada ser humano a traves de su imagen proyecta cosas, me refiero a la forma de vestir, su aseo,etc, luego viene como habla y por último habrá que conocerlo mejor pero no siempre tenemos tiempo y por lo tanto debemos guiarnos por las imagenes que si bien a veces son engañosas te puedo asegurar que la frase “Las apariencias engañan” es verdad pero no por ser una constante sino que A VECES pasa pero no siempre, yo te digo que cuando tengo que ir a algun lugar porque necesito algo me visto de camisa, corbata, saco y la gente me trata como a un ser superior, es triste pero el mundo funciona de esa manera y hay que saber manejarlo así, la reivindicación de la vulgaridad solo ensancha esta maldita frontera entre los que mandan y los que obedecen. Buena anécdota la de tu amiga pero si tiene un novio plancha no es muy exigente la chica ¿?.

    Me gusta

  7. Me gustó mucho lo que escribiste. No tirás mierda y chau, expresás una idea con fundamentos bastante objetivos, sin el insulto barato y con muy buen lenguaje, algo no fácil de ver en estos días. Interesante descubrimiento tu blog.
    Daniela

    Me gusta

  8. Muchas gracias Daniela, con todos los temas y sobretodo con los que pueden herir suceptibilidades trato de mantener un máximo de respeto por más que marque mi posición, te agradezco tu comentario porque no siempre quienes leen se detienen en el contenido y solo se quedan con sus primeras impresiones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s