Falling Up – The Golden Door

Falling Up

Por. Darío Valle Risoto

Una comedia mínima pero no por eso es una mala película, es más, algunos de nosotros que alguna vez tuvimos que bajar en la escala del status laboral, sabemos lo que se sufre tener que comenzar desde más abajo que antes.
El padre se muere dejando a su familia sin seguro de vida, por lo tanto su hijo deberá comenzar a trabajar de portero en un edificio lujoso suspendiendo sus estudios como enfermero, la madre y su hermana tendrán que hacer lo propio en empleos no menos “humillantes”.
Interesante y eterna remake del cuento de “La Cenicienta” pero esto es al revés, el es el pobre y ella la nena bien lo que también se ha ensayado mil veces en el cine y siempre funciona. ¿Por qué?: Porque a todos nos gusta creer que ascenderemos alguna vez socialmente más no sea porque se enamoren de nosotros algunos que están por encime de nuestros bolsillos.
Buena la actuación de “Mamá Kent” (Si ven Smallville sabrán porque se los digo sino…)
En lo personal, no hace mucho tiempo luego de ser despedido de una imprenta tuve que trabajar unos cuatro meses como agente de una empresa de seguridad, no se imaginan lo difícil que es para un anarco pasar a ser lo más bajo de la pirámide del poder tratando de hacer que cuidaba el capital de un conocido periódico uruguayo, mientras para colmo me tuve que cruzar con ex jefes y “compañeros” que en otra parte me odiaron por anarquista y desde luego que quedaron chochos de mi caída. Esto viene a que en este nefasto sistema capitalista el “Estatus” funciona de formas perversas llevando a la gente a grandes depresiones y hasta el suicidio solo porque no consigue llegar a donde se supone que sea.
En esta comedia será interesante para aquellos que trabajamos de noche saber que también en el primer mundos e establecen determinados códigos inamovibles que hacen que uno revalorice temas tan profundos como el compañerismo y la solidaridad.
Ya les digo, es una comedia barata con un lindo romance pero habrá que saber decodificar este sistema donde a veces todo el valor y la posición de una familia deben medirse por su unión ante las adversidades y no por el dinero que tienen o ganen.

Semos Locos

Semos Locos
Por: Darío Valle Risoto

Una traca turulata de matracas supernatas
Una vieja fiera vieja que conserva la chistera
Un estado supernabo de señores sindicados
Una esclusa tan ilusa que me vende la papusa

Un enfermo del termo que se vende al eterno
Una bruja tan coruja que se manda la Maruja
Y ese efebo tan sediento que me hace aspavientos
Ya no tengo poco rancho porque suena zafarrancho.

Y la mora polidora que me cuenta de la aurora
Esa mina tan divina que se inyecta cocaína
Y su nene que se viene tan meado que sostiene
Esa rusa de merluza que me cierra las exclusas.

Bota rotas las gaviotas que ya no calzan las botas
Y el milico tan tísico que desafina en el himno
Y desfila Corominas la melaza que desafina
Una sarta de pavadas de poemas y bobadas.

Muertos en la Carcel de Rocha-Uruguay

Recibo y Publico:

Esta madrugada Rocha amaneció con la noticia que doce presos murieron a causa de un incendio que consumió todo lo que encontró en el bloque N° 2 del centro penitenciario, donde se encontraban 20 personas.

Nada nuevo, no es nuevo que estas cosas sucedan, ni nuevo ni sorprendente. Esto se le suma a los cinco muertos en el Comcar el año pasado y a los dos que murieron en la cárcel de Maldonado y la lista podría seguir. Que todos fueron asesinados, porque una muerte adentro de la cárcel, es un asesinato del estado..
Por lo que dicen, el incendio se originó a las tres y media de esta madrugada, dicen que no fue un motín y que nada tuvo nada que ver con los presos, sino que fue simplemente un cortocircuito. Sí, por lo que dicen, porque que andá a saber, ya que las noticias de lo que pasa adentro de las cárceles son muy dudosas; la mayoría de lo que se sabe viene de los mismos milicos, y entre ellos es más que claro que van a encubrir lo que consideren necesario, que van a ocultar lo que quieran, que van callar -y hacer callar- y que van a amenazar para que no salga lo que no quieren que salga.
Además de los muertos, ocho presos terminaron con importantes quemaduras y debieron ser trasladados a diferentes centros asistenciales. Tres que están en estado grave son atendidos en el Centro de Quemados de Montevideo, otros dos en el hospital de Maldonado y tres en el hospital de Rocha.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que la cárcel se iba a cerrar, ¿y?, si los presos van a seguir estando presos, a algunos los trasladarán para otras cárceles y mientras tanto construirán otra cárcel al lado, atrás o andá a saber dónde.
¿Para qué la quiere cerrar? ¿Para que no se la pueda señalar así no podemos quejarnos? ¿Para que nos olvidemos? Nosotros no nos olvidamos. Tampoco señalamos esta cárcel, señalamos todas.
No nos quejamos de esa cárcel, no nos quejamos del hacinamiento, ni pretendemos mejoras en el sistema carcelario. La cárcel es la herramienta que tiene el sistema para castigar a todo aquel que transgrede la ley; para perpetuar los privilegios de los poderosos y de los ricos, manteniendo el orden y las leyes que mantienen este orden social de explotación y miseria.
A eso también nos enfrentamos, a la totalidad de este sistema de opresiones que hace que todo esté como está. El problema no se queda en las cárceles, ni tampoco comienza por ahí. El problema está en lo que lo origina y en lo que hace que todo siga así, esto es, desde los patrones, hasta los ricos, los policías, los políticos, sus leyes y su sistema de explotación y miseria y toda la mentalidad autoritaria y alcahueta.

En la medida en que nosotros no nos sepamos defender, estas cosas seguirán pasando. En la medida en que no defendamos nuestros códigos de solidaridad, de apoyo mutuo, de decir la verdad aunque les duela, ellos nos impondrán los suyos, su violencia, su desprecio.
Salgamos a la calle, mirémonos a las caras, ayudémonos entre nosotros y que nadie más amanezca sin vida en una celda del estado.

http://revueltaverde.entodaspartes.net